.
Comercio

El paro más largo


Ya se completa un mes de bloqueos, marchas y protestas por el paro nacional

Un mes de paro y bloqueos le cuesta más de $15 billones a la economía

viernes, 28 de mayo de 2021

Según algunos expertos, el PIB del segundo trimestre crecería menos de lo esperado y los bloqueos también afectarían el empleo

Carolina Salazar Sierra

Después de tres trimestres de contracciones económicas, se esperaba que 2021 fuera el año de la reactivación. Sin embargo, la tercera ola de contagios de covid-19, las manifestaciones y los bloqueos estarían poniendo en riesgo el crecimiento del PIB del segundo trimestre.

De hecho, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, reportó que los costos diarios por cuenta del paro ascienden a $484.000 millones en promedio. Así, en 31 días de paro, el costo es de más de $15 billones, es decir, aproximadamente 7,19% del PIB que se reportó en el primer trimestre de este año.

LOS CONTRASTES

  • Juan David BallénDirector de análisis y estrategia en Casa de Bolsa

    “Las manifestaciones, la dificultad para movilizarse y los cierres en las vías a nivel nacional terminan pasándole factura a las expectativas de crecimiento del PIB”.

  • Sergio OlarteEconomista principal de Scotiabank Colpatria

    “Después de la buena noticia del primer trimestre, donde el país creció 1,1%, los bloqueos y manifestaciones de alguna manera neutralizan ese repunte”.

De acuerdo con el análisis del equipo económico de Bancolombia, el terreno que se recuperó en la actividad productiva y en consumo interno durante los primeros tres meses del año, se está perdiendo en la primera mitad del segundo trimestre.

Según Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre estaría perdiendo tres puntos porcentuales, pues las estimaciones pasarían de 16% a 13%.

Varios analistas aseguraron que aunque el crecimiento seguirá siendo positivo, pues se compara con el trimestre que registró la mayor contracción el año pasado, este va a ser inferior al que se esperaba.

“En medio de todo, el crecimiento va a seguir siendo positivo en el segundo trimestre del año. El tema es que si no estuvieran sucediendo estas protestas, los problemas de orden público y el cierre de vías, el crecimiento sería superior al que se va a reportar”, aseguró Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa.

Las manifestaciones y los bloqueos también ponen en riesgo la recuperación del empleo, pues cientos de empresas han tenido que parar o disminuir sus operaciones por problemas en la movilidad o por falta de insumos.

Una encuesta de Confecámaras reportó que 90,4% de los 12.979 empresarios encuestados dijeron que, de los puestos de trabajo que generan, entre uno y cinco están en riesgo por los efectos del paro y los bloqueos. Así mismo, una encuesta de la Cámara de Comercio de Bogotá encontró que, de continuar con la situación de orden público, 21% de las compañías en la capital reduciría el personal contratado.

“Estos hechos van a generar una reducción en el empleo de manera temporal y a largo plazo va a depender de qué tanto las empresas que tuvieron que cerrar, o no pueden trabajar con normalidad, van a verse afectadas de manera permanente, lo que redunda en un aumento estructural del desempleo”, aseguró Olarte.

Otro factor que podría verse afectado es la inversión, pues en medio de un panorama de incertidumbre, es probable que las compañías de diversos sectores aplacen sus inversiones para el próximo año.

“Puede suceder que muchas empresas pospongan sus decisiones de inversión para el próximo año, lo que puede afectar el PIB para este año en tanto que esas decisiones de inversiones, que se suponían se iban a consolidar en la segunda mitad del año, se puedan posponer de manera definitiva”, anotó Olarte.

Frente a la inflación, ya varios analistas prevén que en marzo esta alcance e, inclusive, supere la meta de 3% del Banco de la República. Este resultado estaría impulsado por el alza en los precios de los alimentos, dados los bloqueos. “El Banco de la República, que ahora tiene la tasa en 1,75%, ya con una inflación que va hacia arriba, comienza a verse presionado, y esto puede generar que aumente la tasa de interés”, explicó Ballén.

Sumado al panorama de orden público, el retiro de la reforma tributaria y la baja en la calificación crediticia por parte de S&P Global Ratings, entre otros factores globales, hicieron que la tasa de cambio tuviera un comportamiento alcista durante el mes. De acuerdo con Bancolombia, el peso se depreció más de 12% y alcanzó su cotización máxima del año en mayo con un valor de $3.863,9.

Juan Pablo Espinosa, director de Investigaciones Económicas de Bancolombia, estima que en el corto plazo la tasa de cambio continúe por encima de $3.700, aunque resaltó que “ la rebaja por parte de otra calificadora podría presionar al alza de forma temporal la cotización de la tasa de cambio”.

Por otro lado, algunos analistas resaltaron que el alza en los precios de los commodities en el mercado internacional podría favorecer a la economía Colombiana.

“Como el dólar está alto y los precios de los commodities, que normalmente se cotizan en dólares, también están subiendo y recuperándose, entonces los precios de exportación que estamos teniendo ahora son de los más altos de la historia que ha tenido el país”, dijo Ballén.

Sin embargo, el experto aseguró que estos precios internacionales no se están aprovechando como deberían debido a la situación de orden público, sobre todo por los bloqueos en puertos tan importantes como el de Buenaventura, además de la imposibilidad de recibir insumos para la operación.

Con este panorama, el país está a la espera de que el Gobierno Nacional y el Comité del Paro lleguen a un acuerdo, pues de otra forma se estaría poniendo en riesgo la recuperación económica cuando más se necesita.