.
Bolsas

Crisis en Ucrania


La creciente tensión entre Rusia y los países de occidente por una posible invasión a Ucrania tiene en vilo al mercado energético, especialmente del petróleo y el gas

BANCOS

¿Quién es Elvira Nabiúllina?, la cabeza del banco central ruso que no pudo renunciar

lunes, 28 de marzo de 2022

Elvira Nabiullina, Bloomberg

Foto: Elvira Nabiullina, Bloomberg

Bajo la dirección de Nabiúllina, el banco central acumuló una de las mayores reservas de moneda extranjera en la historia de Rusia

Bloomberg

La muy respetada presidente del banco central de Rusia, Elvira Nabiúllina, intentó renunciar después de que Vladímir Putin ordenara la invasión de Ucrania, pero el Kremlin no lo vio con buenos ojos en momentos en los que la entidad es clave para soportar las sanciones.

Nominada para un nuevo mandato de cinco años la semana pasada, las opiniones actuales de Nabiúllina no se pudieron conocer. Ella debe manejar las consecuencias de una guerra que deshizo rápidamente gran parte de lo que logró en los nueve años desde que asumió el cargo.

La gente dijo que desde ahora sería visto como una traición, o así lo tomaría el presidente, con quien ha trabajado de cerca durante casi dos décadas.

Nabiúllina, de 58 años, no ha comentado públicamente sobre su reelección y no respondió a consultas de los medios. El servicio de prensa del banco central no respondió a una solicitud de comentarios. Después de su publicación, la oficina de comunicaciones dijo a Tass que “no se corresponde con la realidad”, sin dar más detalles.

Solo un alto funcionario renunció por la guerra: el reformador económico Anatoly Chubais quien se fue la semana pasada como enviado climático de Putin y abandonó el país. Nabiúllina, favorecida por los inversionistas y aclamada por publicaciones como Euromoney y The Banker, reconocida una de las mejores formuladoras de políticas monetarias del mundo, ahora enfrenta una economía en tiempos de guerra aislada por las sanciones internacionales y hambrienta de inversiones a medida que las empresas extranjeras se van.
Con el rublo hundiéndose cuando EE.UU. y sus aliados impusieron amplias sanciones, incluso al propio banco central, tras la invasión del 24 de febrero, duplicó con creces la tasa de interés clave e impuso controles de capital para contener la salida de dinero en efectivo.

El Banco de Rusia dijo que renunció a las intervenciones para defender el rublo, después de que las restricciones internacionales congelaron más de la mitad de sus US$643.000 millones en reservas. “Mientras haya una escalada, el banco central solo puede adaptarse a los shocks”, dijo Oleg Vyugin, ex alto funcionario del Banco de Rusia que conoce a Nabiúllina desde hace más de 20 años.

Las discrepancias
Algunos funcionarios del banco central describen un estado de desesperanza en las semanas posteriores a la invasión, sintiéndose atrapados en una institución que temen que tendrá poca utilidad para sus habilidades y experiencia orientadas al mercado, ya que Rusia está aislada del mundo.

En un momento, el ritmo de las salidas fue lo suficientemente intenso como para que el departamento de tecnología se quedara sin manos para cancelar cuentas. La carga laboral de la que se hablaba a lo largo de los pasillos guiaron a los empleados a través de la burocracia final a su salida.

Otros departamentos se atrincheraron bajo una carga de trabajo más pesada de lo habitual e incluso vieron llegar un aluvión de currículos de los bancos objeto de las sanciones. Antes de la invasión, los funcionarios modelaron escenarios que incluían un posible corte del servicio de mensajería financiera Swift, pero consideraron que la posibilidad de sanciones a las reservas del banco central era demasiado extrema para ser cualquier cosa menos hipotética.

Putin dijo a principios de este mes que confía en que Rusia superará las dificultades económicas actuales y emergerá más independiente. Al comparar la ola actual de restricciones con las impuestas a la URSS durante la Guerra Fría, dijo, “la Unión Soviética vivió bajo sanciones, se desarrolló y logró éxitos colosales”.

En una breve declaración el viernes pasado después de decidir mantener las tasas cerca de un máximo de dos décadas del 20%, Nabiúllina pospuso el logro de su objetivo de inflación del 4% hasta 2024 y advirtió que la economía se encamina a una contracción y agitación sin un final claro a la vista. En una ruptura con la tradición reciente, no respondió preguntas después de la reunión de tarifas.

Los economistas predicen una caída de dos dígitos en la producción este año, mientras que el colapso del rublo y la escasez de bienes pueden desencadenar una inflación de hasta 25%, un nivel no visto en Rusia desde el incumplimiento de la deuda del gobierno en 1998.

En un video corto para el personal del banco central el 2 de marzo, Nabiúllina insinuó la agitación interna, suplicando evitar “debates políticos” que “solo queman nuestra energía, que necesitamos para hacer nuestro trabajo”. Al describir una situación económica que calificó de “extrema”, la ejecutiva dijo que “todos hubiéramos querido que esto no sucediera”. Hasta ahora, la crisis se extiende para su segundo mes, y tanto Estados Unidos, como Europa prometieron muchas más sanciones.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE CRISIS EN UCRANIA

Hacienda 06/04/2022 Estados Unidos sancionará más bancos, altos funcionarios y a hijas de Vladímir Putin

Los anuncios siguen a la aparición de fotos e informes de civiles muertos en Bucha y otras áreas cercanas a la capital

Rusia 24/03/2022 Bolsa de Moscú retoma operaciones al alza cuando se completa un mes de la guerra

El índice Moex reinició el comercio acortado de cuatro horas, con alzas de poco más de 5%, luego de caer hasta 30% en febrero

Ucrania 28/02/2022 El precio del petróleo sube a medida que se incrementa el temor de crisis energética

El Brent para la liquidación de abril, que vence el lunes, avanzó un 5,2% hasta US$103 el barril a las 5:30 a.m. de Colombia