Hacienda

Contexto de la Ley de Financiamiento


Conozca cómo es la tributación actual en Colombia para las empresas y personas naturales de cara a la nueva Ley de Financiamiento que prepara el Gobierno.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Las boletas a espectáculos no están exentas en la ley de financiamiento. De este modo, si al 10% de contribución parafiscal cultural, se le suma 18% la carga tributaria total podría llegar hasta 28% en 2019.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

El boom de los espectáculos musicales en vivo que ha permitido a los colombianos más melómanos presenciar en los últimos años el show de artistas de la talla de U2, Madonna, Justin Bieber o Paul McCartney podría tener las horas contadas. Este es uno de los mensajes de preocupación que han lanzado varios representantes de esta industria al conocer que la ley de financiamiento del Gobierno de Iván Duque plantea eliminar la exclusión del IVA a las boletas de los eventos culturales, incluidos los musicales y los de recreación familiar.

Desde la entrada en vigor de la Ley de Espectáculos (1493 de 2011), solo aquellas boletas o derechos de asistencia con un precio igual o superior a 3 UVT, es decir, a $99.468 para 2018, tienen un gravamen de 10%. Este recurso se considera una contribución parafiscal cultural y se utiliza posteriormente para la mejora de los escenarios en los diferentes municipios. Desde 2012 a hoy se han recaudado unos $104.451 millones por este concepto.

Sin embargo, las boletas de menor cuantía no tienen actualmente ningún tipo de impuesto. Por eso de llegar a aprobarse el articulado que busca los $14 billones faltantes del Presupuesto, la industria tendría que hacer frente a dos nuevos escenarios: de un lado, las boletas que hoy no están gravadas pasarían a tener un IVA unificado de 18% en 2019 y de 17% en 2021 y, del otro, a las que hoy ya tienen una carga de 10% se les impondría un IVA adicional de 18% por lo que la carga tributaria total ascendería a 28%.

De acuerdo con los expertos sondeados por LR, esa hipotética situación no solo disminuiría el recaudo de los espectáculos en vivo del país, sino que obligaría a reducir la oferta de los shows y a prescindir, en la mayoría de los casos, de los artistas internacionales. Además, convertiría a este tipo de espectáculos, con los que el año pasado se consiguió un recaudo total de $14.981 millones, en una entretenimiento para unos pocos.

“Se trata de un panorama preocupante para el sector. La Ley de Espectáculos generó competitividad y ayudó con el tema de la evasión para que pudiéramos traer a artistas de cierto nivel como es el caso de Madonna, U2 o el Circo del Sol. Pero cuando hay que sumar ese IVA a todo el modelo financiero, la competitividad del mercado se diluye. Será más difícil traer a artistas porque si la fuente de financiación son las boletas, y hay una barrera de entrada para que la gente las compre, se contraerá el consumo. Si se incrementa el costo, las personas puede que duden en asistir”, manifestó Luz Ángela Castro, gerente de Ocesa.

La misma opinión compartió Gabriel García, CEO de Páramo, la empresa organizadora del festival Estéreo Picnic, quien argumentó que este gravamen afectaría tanto a la oferta como a la demanda de esta industria. Además, indicó que Colombia debería seguir los pasos de países como España en donde una rebaja del IVA cultural elevó la música en directo en 20% en el último año.

“Sería una situación muy grave porque en Colombia estamos hasta ahora desarrollando un mercado de espectáculos en vivo. Perderíamos los ocho años que hemos venido avanzando con la Ley de Espectáculos. Además, impediríamos que el mercado crezca como en el último periodo. Hoy, Colombia tiene un mercado entre tres y cinco veces más pequeño que otros países de la región como Argentina, Chile, Brasil o México. Por ejemplo, un artista que en Argentina lleva 40.000 o 50.000 personas, aquí solo a unas 15.000. Debemos seguir por el camino de crear una cultura y no estancar el mercado a través del IVA en las boletas”, argumentó.

LOS CONTRASTES

  • Luz Ángela CastroGerente de Ocesa

    “Traer a artistas de talla mundial será más difícil porque si gravas las boletas, evidentemente se va a ver una contracción del consumo”.

  • Gabriel GarcíaCEO de Páramo

    “Poner impuestos de 28% a las boletas de los espectáculos en vivo reducirá la demanda y desincentivará esta industria que venía creciendo”.

Respecto al caso español, el Anuario de la Música en Vivo, que presentó la Asociación de Promotores Musicales (APM) de ese país, evidenció que la rebaja de un IVA de 21% a 10% generó el año pasado 20,6% más de ingresos, lo que significó un récord en la taquilla de espectáculos musicales en vivo.

Por su parte, Hernando Sánchez, gerente de Tu Boleta, uno de los operadores de boletería en línea autorizados a nivel nacional, señaló que a pesar de que la Economía Naranja había sido una de las banderas de campaña del presidente Duque con este gravamen estaría haciendo todo lo contrario. “Si realmente le quiere apuntar a este tipo de industrias, no debería desincentivar el sector con más impuestos. Con ese IVA, estaríamos sacando del mercado los eventos internacionales. Esto va en contra de todo el sector”, manifestó.

Y es que a pesar de que el Presidente había prometido que en la ley de financiamiento incluiría un paquete de beneficios tributarios para incentivar las industrias creativas, las exenciones del impuesto de renta que se contemplan durante los próximos cinco años tendrían una serie de condiciones.

“La eliminación de la exención del IVA se da sin calcular la carga que genera el impuesto sobre la renta, porque si bien se habla de un incentivo tributario para empresas de la economía naranja, este se encuentra supeditado a unos requisitos que impiden un real impacto en el sector de los promotores de espectáculos, por ejemplo, habla de un plan de inversión pero no específica cómo ni en qué debe realizarse la inversión”, indicó Castro.

Dado el revuelo generado en los últimos días sobre este tema, sobre todo, en las redes sociales, el director del Dian, José Andrés Romero, aseguró el viernes pasado en la emisora La Fm que lo más sensato es que una persona de estrato alto, que tiene acceso a este tipo de espectáculos, no pague. “Estas personas no van a dejar de ir a estos espectáculos porque les cobramos IVA. Lo que no es sensato es no cobrárselo. A las personas que tienen gran poder adquisitivo hay que cobrarles el impuesto”, recoge la emisora radial.

No obstante, contrario a lo que pretendía Romero, estas declaraciones han generado aún más polémica en los diferentes actores de la industria pues interpretan con sus palabras que solo las personas que ganan más ingresos pueden disfrutar de este tipo de espectáculos en vivo. “Sus palabras significan que solo las personas con alto nivel adquisitivo pueden ir a este tipo de shows, que solo ellos podrían asumirlo. Es como si los pobres no tuvieran derecho a entretenerse”, declaró la gerente de Ocesa.

Evolución de la contribución parafiscal cultural
Adicionalmente, con la Ley de Espectáculos se excluyó del pago de IVA a los servicios artísticos prestados para la realización del espectáculo y se disminuyó de 33% a 8% la retención en la fuente para extranjeros no residentes que prestaran sus servicios artísticos en espectáculos públicos realizados en Colombia.

“Antes de la Ley, un espectáculo estaba gravado en más de 60%. Para traer a un artista al país teníamos que pagar 33% de la retención en la fuente, 10% a Sayco, el impuesto de los pobres... Después ganamos en competitividad”, indicó el gerente de Tu Boleta.

Igualmente, la Ley sirvió para simplificar los trámites, reducir la evasión de la industria y crear el registro de productores de espectáculos públicos de las artes escénicas y la autorización de operadores de boletería en línea.
Desde 2012 a abril de este año, los aportes parafiscales llegan $104.451 millones siendo Bogotá, Medellín y Cali los escenarios que más han contribuido con este recaudo con $52.916 millones, $13.695 y $7.542 millones, respectivamente.

En particular, el evento con la mayor contribución parafiscal en estos ocho años ha sido el Circo del Sol pues la producción canadiense que ha traído Ocesa Colombia suma cerca de $12.000 millones en parafiscales en sus cuatro ediciones. El Top 1 de recaudo fue el show del Circo del Sol SEP7IMO DÍA con canciones de Soda Stereo del año pasado.

Aparte de los shows del Circo del Sol, los conciertos han sido los segundos que más ha contribuido. Destaca el de Madonna en 2012 y el de los Rolling Stones en 2016. No es de extrañar cuando para los encuentros entre 4.000 y 15.000 aficionados las boletas están entre $150.000 y $450.000.