Hacienda

Contexto de la Ley de Financiamiento


Conozca cómo es la tributación actual en Colombia para las empresas y personas naturales de cara a la nueva Ley de Financiamiento que prepara el Gobierno.

El Eje de la discusión es el IVA a las materias primas nacionales

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La ley de financiamiento culminó su trámite en el Congreso. Algunos sectores salieron bien librados en comparación con el articulado original, mientras que otros resultaron inconformes, como es el caso de las zonas francas, pues en adelante las materias primas que adquieran en el país no estarán excluidas de IVA de 19%.

“Las zonas francas no salieron heridas de la reforma tributaria, simplemente se ajustó un mecanismo de IVA que se niveló con el resto del país”, explica el abogado tributarista Martín Ibarra, presidente de Araújo Ibarra Consultores Internacionales, quien comenta que solo cerca de 2% de las empresas establecidas en estos espacios, dedicadas a productos como cemento, aceites, gaseosas y cervezas.

Según explica el abogado, lo que establecía la norma que dejará de estar vigente es que “en el caso de que un producto fabricado en la Zona Franca se vendiera en el mercado doméstico, el IVA se calcularía sobre la misma base de los gravámenes arancelarios”. De acuerdo con el tributarista, si el gravamen era muy bajo, porque el producto tenía un alto contenido de origen nacional, el IVA se reducía en la primera venta de este.

El artículo 8° de la Ley elimina esta condición, “debido a que estaba generando interpretaciones equivocadas frente a la exigibilidad del IVA”. Tras conocerse esto, la Cámara de Usuarios de Zonas Francas de la Andi, mostró su inconformidad, y aseguró que, al no poder descontarse el impuesto, lo que la medida incentiva es que las empresas compren sus materias primas en el extranjero.

“El punto que estábamos discutiendo es que se está cambiando la base gravable sobre la cual se liquida el IVA para los productos que se importan en Colombia desde la Zona Franca”, comenta Édgar Martínez, director ejecutivo de la cámara sectorial de la Andi.

El dirigente expresó que son muchas las empresas que adquieren sus insumos en el mercado doméstico, y que si se continúan comprando estas materias primas el precio del producto tendría que incrementarse entre 11% y 12%. “La opción es ir al mercado internacional y reemplazar los productos que se compraban en Colombia para no transferir ese costo al consumidor”, dice Martínez.

El director de la Cámara de Usuarios de Zonas Francas de la Andi también destaca que 90% de la industria está conformado por pequeñas y medianas empresas, por lo que el impacto en costos administrativos también será importante,

“No es sabio ese cambio de reglas y panorama del Gobierno, el grave problema que tiene para las industrias de zona franca es que ese IVA que se va a pagar de más no lo pueden descontar”, asegura Martínez.

Los beneficios que no cambian con la nueva normativa
Ibarra destacó que esta medida no tendría mayores efectos sobre el régimen franco, pues se mantienen intactos los elementos esenciales que hacen atractivas a las zonas francas, como la tarifa de renta de 20%, la extraterritorialidad aduanera y el no pago de tributos aduaneros para los bienes de capital, equipos, insumos y repuestos provenientes del exterior. Así mismo, continuará la exención de IVA para los bienes de capital adquiridos en el territorio aduanero nacional. Por ley marco, las normas sobre zonas francas solo pueden ser adoptadas por el Gobierno, no el Congreso.