Laboral

Anuario Ripe 2018


El tema de las pensiones es el mayor desafío pensional en la región. Por eso, LR le trae este Anuario Ripe con datos como el número de cotizantes por país, los regímenes que funcionan en cada nación y cómo se realizan las asesorías.

Para jubilarse se requiere un mínimo de 1.250 semanas acumuladas, es decir, 25 años certificados de trabajo y la edad mínima de 65 años

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co

Antes de 1997, el sistema de pensiones era administrado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (Imms) para quienes trabajaban en empresas privadas y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) para quienes laboraban con el Gobierno Federal. El problema que tenía este esquema era que el ingreso de los jubilados era bastante bajo comparado al de otros en la región, por eso, se creó un esquema de capitalización individual en el que los trabajadores hacen sus aportaciones a empresas financieras privadas llamadas Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) con las que se pueden solicitar créditos. En el país azteca, muchas de las Afores pertenecen a bancos privados autorizados por el Gobierno, como es el caso de Banamex y XXI Banorte, no obstante, otros fondos como Sura, Invercap, Metlife e Inbursa también participan en el mercado. Si bien estos fondos pertenecen a la banca privada, las Afores no hacen las veces de bancos ni de aseguradoras.

Cada empleado tiene registrada una cuenta personal en una sola Afores en la que se acumulan cuotas y aportaciones que hacen el jefe, el Gobierno y el titular durante su ciclo laboral. El capital que se aporta, se calcula dependiendo del salario base de cotización de cada trabajador en la empresa y tiene un tope máximo de 23 salarios mínimos, que en el gigante norteamericano equivale a US$92 mensuales.

Las cuentas en las Afores se dividen en cuatro subcuentas. La primera es la de retiro y vejez, cuya aportación es obligatoria y la hacen el empleador, el Gobierno Federal y el trabajador. La segunda, son las aportaciones voluntarias que hace el titular a partir de dinero extra que ayuda a que su ingreso tenga mejor rendimiento a futuro y le genera exenciones tributarias. La tercera, consta de un capital que solo aporta el patrón equivalente a 5% del salario base del trabajador y se destina a Infonavit. Con este registro, el titular puede pedir un crédito para comprar casa propia. Por último, está la subcuenta de aportaciones adicionales que pueden hacer el patrón o el empleado en cualquier momento, este capital se invierte en las Sociedades de Inversión Especializadas para el Retiro (Siefores).

El último año, México dio un gran paso para aumentar los montos que perciben los pensionados al reducir las comisiones que cobran las Afores. Según el Gobierno, durante 2018 se cobraron las tarifas más bajas desde que los fondos empezaron a percibir comisiones sobre el fondo acumulado en 2008. De acuerdo a los expertos, estas medidas no son suficientes y es necesario elevar la edad de retiro.

“Es fundamental que se eleve la edad de pensiones en México porque tuvimos un desaprovechamiento demográfico en 2000 donde había personas que podían trabajar y hoy ni siquiera cotizan, lo que afecta el sustento del sistema. Hoy en día, la mejor opción que se tiene es trabajar más años”, dijo Enrique Díaz Infante, investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (Ceey).

Para jubilarse en México, se requiere un mínimo de 1.250 semanas acumuladas, es decir, 25 años certificados de trabajo y la edad mínima de 65 años para adquirir este ingreso. Según el último balance presentado por la Secretaría de Hacienda, en la nación hay 4.053.052 de jubilados, que representaron un peso en nómina anual de US$12.167 millones durante 2017.

Subsidios

México es el país donde el Gobierno aporta el mayor porcentaje de subsidio a la pensión. Esta nación se encuentra 36 puntos porcentuales por encima del promedio de la región que alcanza 44%, según el más reciente informe de pensiones en América Latina del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Al momento del retiro, un trabajador promedio recibe en subsidio cerca de US$230.000, nuevamente por encima del promedio de los 34 países analizados que reciben US$75.000.

Tasa de reemplazo

En el régimen privado, México se posiciona en el segundo lugar de la región, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), compartiendo puesto con Colombia al ofrecer 44% de tasa de reemplazo, por debajo de El Salvador que ofrece 48%. Por el lado del régimen de beneficio definido, México se lleva el primer lugar de América Latina y el Caribe, al ofrecer las pensiones más altas con 107% de tasa de reemplazo, ubicándose con 42,3 puntos porcentuales por encima del promedio que se encuentra en 64,7%.

PIB

El PIB de México retomó la senda de crecimiento en el tercer trimestre y aumentó 0,8%, entre julio y septiembre, mientras que en lo corrido del año acumula una variación de 2,5%, empujado principalmente por el aumento del sector terciario.

Desempleo

Al cierre del tercer trimestre, el desempleo en México se mantuvo en 3,5% en la población económicamente activa. Los desocupados llegaron 1,9 millones de personas y la economía informal representó 56,7% de la población ocupada.

Inflación

Para el tercer trimestre del año, la tasa de inflación de México cayó a 4,8% frente a 6% registrado al cierre de 2017. Esta cifra deja al país por debajo del promedio de los mercados emergentes, que registran una inflación de 5% según el FMI.

Exportaciones

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las exportaciones de México subieron 12,6% anual en el mes octubre y sumaron US$41.352 millones. Este resultado se vio impulsado por el sector de las manufacturas.

Tasas de interés

El Banco Central de México elevó la tasa de interés de referencia a 8%, siendo el nivel más alto alcanzado en una década. Según la entidad financiera esta alza es el resultado de las presiones inflacionarias y los riesgos políticos del gobierno entrante.