Industria

500 ideas para avanzar


Líderes del sector privado, académicos, abogados y representantes gremiales proponen soluciones para salir de la crisis

En el reciente informe del Índice de Percepción de Corrupción (IPC), Colombia ocupa el puesto 96 entre 180 países

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

“Falta mano dura” puede ser una de las frases que más se oye cuando las personas se refieren al sistema judicial colombiano; sin embargo, para los empresarios, más allá de penas más estrictas, la solución a la corrupción y otros males que aquejan al país podría estar en una actualización de la legislación, para que atienda de mejor manera las realidades que afronta Colombia.

Para los expertos se requiere de un sistema judicial que abarque las problemáticas actuales y que en especial ataque a la corrupción, un “fenómeno que ha retrasado nuestro crecimiento económico y nos roba día a día la oportunidad de vivir en un país más justo, equitativo y con mejores oportunidades”, explicó Antonio Gómez, manager de Serrano Martínez.

Con esta opinión coincidió Gustavo Toro, presidente de Cotelco, quien agregó que para combatir este mal también se requiere de un “acuerdo político, en el que los partidos trabajen de manera unida para sacar adelante al país, porque los mayores problemas en este momento son la corrupción y la falta de justicia”.

La transparencia es otro de los pilares para construir, y según manifestó Raúl Buriticá, gerente de Buriticá Abogados SAS, para esto es necesario una supervisión más eficiente “del manejo de los recursos, mayor participación ciudadana en veeduría e implementación de ayudas tecnológicas especialmente en municipios remotos”.

Todas estas ideas, según los empresarios, permitirían que Colombia mejore, por ejemplo, en el Índice de Percepción de Corrupción que realiza Transparencia Internacional, donde ocupamos el puesto 96 entre 180 países. Esta entidad califica cada país con puntajes entre 0 y 100, siendo 0 la corrupción más elevada y 100 una ausencia de esta.

Como indicó Transparencia por Colombia, el país obtuvo una calificación de 37 puntos sobre 100 y está por debajo de Uruguay (71), Chile (67), Argentina (45) y Ecuador (38), y por encima de Perú (36), Brasil (35), Paraguay (28) y Venezuela (16).

Otra de las ideas, según Jorge del Río, gerente general de Boehringer Ingelheim, para combatir este problema es “establecer mecanismos de denuncia ciudadana ante estos hechos o como lo hacemos en Boehringer Ingelheim, en el que cada colaborador firma un compromiso de anticorrupción y de cumplimiento de los principios de ética y transparencia. Así, los funcionarios de gobierno del país deberían firmar un compromiso en el cual busquen hacer todo eso”.

consuJaime Eduardo Forero, socio cofundador y CEO de Rino Films, puntualizó además es que un buen momento para hacer una “descontaminación”, y aprovechar que de grandes crisis se obtienen grandes resultados.

Según Forero “debemos replantearnos la importancia de ser colombianos y el respetarnos entre nosotros. Tenemos que, como empresas y líderes, volver a la educación cívica, y tenemos un compromiso con la educación como sociedad. De esa forma evitamos más corrupción dentro de nuestro gobierno, desigualdad social, injusticias en las calles, abusos de poder y nutrimos el respeto por la vida”.

Finalmente, se pide también repensar cómo se afronta el problema del narcotráfico, que para David Orozco, chef y dueño de Chorilongo, es el problema del que se desprenden problemáticas como la corrupción y la desigualdad. “Se deben evaluar penalidades mayores porque la impunidad es muy alta y debemos dar pasos y se debe salir de lo habitual para poder contrarrestar este problema”.

Cambio de pensamiento para acabar el problema

Profundizando en lo que puede hacer que la corrupción termine en el país, varios abogados manifestaron cuáles podrían serían los caminos a seguir. Ángela Amaya, socia de Amaya Propiedad Intelectual, manifestó que debe darse “una legislación que condene a perpetuidad el mal manejo de los dineros públicos y, por otra parte, se debe generar mayor cobertura en educación, emprendimiento, formación en valores y una mayor inversión en salud, urbanismo, planificación y diseño de los campos, pueblos y ciudades”.

Por su parte Juan Carlos Urazán, socio fundador de Urazán Abogados Asociados, afirmó que “al ser la corrupción un problema, hace que haya una falta de confianza en las instituciones. Si no hubiera tanta corrupción, los recursos destinados a la salud fluirían mejor. Solo por eso, hoy tendríamos mejores indicadores y se podría dar reapertura a la economía. Por esto se debe combatir la corrupción para restaurar la confianza”.

Finalmente, Jimmy Jiménez, socio fundador de Abogados Integrity Legal, dijo que el país debe tener cambios en los “criterios de aplicación de la ley, una búsqueda real de justicia y un cambio en la forma que se administra. Solo una justicia fuerte generará un cambio”.

Jorge del Río
Gerente general de Boehringer Ingelheim

“Frente a la corrupción, hay que abrir mecanismos de denuncia ciudadana. Los funcionarios deberían firmar un compromiso en el cual acuerden no ser corruptos”.

Daniel Picciotto
Presidente de Casa Domecq

“Lo primero que se debe hacer para avanzar como país es fortalecer el sistema de justicia, aislando la política. Solo así se va a controlar la corrupción”.

Felipe Ossa
Director de la Librería Nacional

“El mayor problema de Colombia es la corrupción, para solucionar este tema el país debe contar con un líder con visión de Estado y un Gobierno que lo deje trabajar”.

Néstor Bermúdez
Gerente de Salitre Mágico

“Es un buen momento para depurar un montón de entidades del Estado de tanta corrupción. Que el gasto público se recorte de una manera importante, para poder salir adelante”.