Hacienda

101 buenas ideas, buenas noticias para enfrentar la crisis


La crisis generada por el contagio del Covid-19 no nos puede detener, aquí le decimos el por qué

Terpel decidió implementar la Inteligencia Artificial para el abastecimiento de combustibles con el objetivo de agilizar procesos y mejorar sus prácticas de negocio

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los momentos de crisis para muchos expertos también son una oportunidad para fortalecer y consolidar buenas prácticas o buenos negocios. Esa quizás es una de las filosofías de Terpel, que más allá de promover los protocolos de salud, lavado y limpieza de manos en las estaciones de servicio por estos días, también viene trabajando en la inteligencia artificial para el abastecimiento de los combustibles en gran parte de sus estaciones en el territorio nacional.

La iniciativa busca mejorar los controles de suministro, reducir los costos operativos e implementar nuevos procesos de automatización. “Es una herramienta fundamental en este momento para poder agilizar procesos, focalizar inversiones y gastos, y ser mucho más acertado en conocer y servir a nuestros consumidores. Esto incrementa los niveles de satisfacción y, por tanto, la fidelización de clientes”, explicó Sylvia Escovar, presidente de Terpel.

La empresa le confirmó a LR que, sin duda, la automatización inteligente aplicada a los procesos de negocio continúa escalando posiciones en la agenda digital de las empresas y los países. “Según los expertos, la utilización de chatbots, el análisis inteligente descriptivo, la robótica o la interacción entre el lenguaje humano y las máquinas son algunas de las tecnologías que convierten a las empresas en organizaciones más eficientes y ayudan a crear nuevos productos”, explicaron.

Bajo esta dinámica, se confirmó que están trabajando en la definición de rutas para transformar digitalmente cada negocio. Así, ya iniciaron el proceso de uso de robots para agilizar los procesos en diferentes áreas. En el negocio de ‘Industria’, por ejemplo, “se utilizó esta tecnología para los procesos de pedidos de plantas, generación de órdenes de carga, compensación y liberación de cartera, facturación, conciliación de interfaces y mensajería digital”.

En cuanto a la línea de ‘Aviación y Marinos’, se confirmó la implementación de un robot para la lectura de modificación de itinerarios en aeropuertos. “Tenemos un proceso automatizado y que hace más eficiente el uso de los recursos”, explicaron. A esto se suma que para medir los servicios en estaciones, baños o tiendas de conveniencia se cuenta con calificaciones virtuales a través de correos y con códigos QR para que nuestros clientes evalúen su experiencia.

Toda esta transformación de la empresa es parte de un proceso de ajustes y cambios a los que se le ha apuntado. De hecho, estos avances surgen en un momento en el que hay grandes oportunidades para masificación de estas buenas prácticas y negocios en la industria. Lo anterior debido a que, de acuerdo con la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos (Fendipetróleo), actualmente en Colombia hay 5.570 estaciones de servicio en el territorio colombiano. De estas, 3.500 son afiliadas al gremio y trabajan bajo todos los estándares de calidad.

Movilidad eléctrica

A las nuevas directrices se suma el fuerte impulso que se le ha dado a la movilidad sostenible en la empresa. Con su nueva estrategia, Terpel apuesta por puntos de recarga para vehículos eléctricos, tal y como ya lo viene haciendo Celsia o EPM. No obstante, la compañía prevé cubrir la ruta Bogotá-Medellín con puntos de recarga cada 100 o 120 kilómetros. Se espera que esta troncal esté lista y en funcionamiento en el primer trimestre de 2020. Además, que este año se sumen 30 estaciones.