La competencia en las marcas lowcost sigue creciendo e inclusive las cadenas tradicionales han implementado planes similares

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Los formatos lowcost se adueñaron de las tendencias de consumo desde que empezaron su expansión y en el servicio de gimnasios este formato llegó respondiendo a la necesidad de brindar un servicio de calidad a un bajo precio. Y aunque no es sencillo, pues los costos operativos en un espacio de estos suelen ser altos, muchas marcan lo han logrado, gracias a la estrategia de masificar el servicio con una gran cantidad de sedes.

Por el momento, en Colombia la oferta low cost se concentra básicamente en cinco marcas que tienen precios desde $49.900.

Así Stark, Bodytech, con su nueva apuesta Athletic, Spinning Center y Smart fit suman más de 140 sedes y se planean otras 30 para el siguiente año. De esta creciente oferta, la que busca introducir su modelo más rápido es Smart fit, la cadena brasileña que hoy suma 700 sedes en 10 países de Latinoamérica. David Raya, nuevo gerente de la firma para Colombia, habló con LR sobre los planes que tienen en el país y las metas que se trazó para 2020.

LOS CONTRASTES

  • Cesar CasallasDueño de Spinning Center

    “Los gimnasios lowcost van a tener mucho auge aquí porque llegan a una población que anteriormente no tenía acceso a este tipo de gimnasios”.

  • Gigliola AycardiCofundadora de Bodytech

    “El reto es llegar a zonas que cuentan con una población importante que muchas veces por la distancia o tiempo, no pueden acceder a un servicio de calidad”.

¿Cómo encontró la operación de Smartfit en Colombia?
Interesante por el rápido crecimiento que ha tenido Colombia. Vemos que este país, de los 10 en los que tenemos presencia es en el que más rápido crecemos. Además, la capacitación de las personas es muy buena, por ejemplo, aquí existen carreras enfocadas en la parte del deporte, que no es tan común en otros países. Además, vamos a evolucionar con nuestros espacios y diseños, a esto le llamamos Smart fit 2.0 y estamos agregando una área adicional que se llama Smart spa.

¿Cómo será esta nueva área?
Es una sala de relajación, que estamos incorporando en las sedes que nos faltan por abrir este año que son siete, y en todas las nuevas que hagamos. Serán salas cerradas con sillones de masaje, camas de hidromasaje con música y luz tenue que ayude a relajar.

¿Cuáles son las metas para 2020?
Los retos son mantener la velocidad de expansión, este año lo cerramos con 21 nuevas sedes, lo que suma en total 82. Para el próximo año tenemos planeado abrir 20 más, enfocándonos más en Bogotá y vamos a seguir creciendo en otras ciudades, pero Bogotá tendrá un enfoque especial.

¿Cuánto representa Colombia para el total de la operación de la marca?
En el mundo tenemos 700 gimnasios y Colombia tiene un poco más de 70, lo que significa que Colombia tiene cerca del 10% del total de la operación. Es el tercer mercado más importante de Smartfit y tiene que ver con la población y cuándo empezamos operaciones. Llevamos solo tres años en Colombia y en el resto de países siete, lo que quiere decir que Colombia crece a un muy buen ritmo.

¿Cuántos usuarios completan este año?
Tenemos 230.000 usuarios en Colombia y un poco más de 2,5 millones en toda Latinoamérica.

¿Cree que el formato lowcost es el que debe prevalecer?
Es el modelo que crece más rápido a nivel mundial y lo que vemos es que estar enfocados en una sola cosa también ayuda a crecer; que haya gimnasios para cada cosa. Los gimnasios que ofrecen un poco de todo, creemos que no van a subsistir en el mercado. Y la competencia ha percibido que el modelo lowcost es uno de los caminos a seguir y están entrando a participar, y es algo que vemos de una manera positiva.

Las apuestas que tienen otras cadenas en aperturas para el próximo año

En el caso de Athletic, la marca este año realizó la apertura de tres sedes en este nuevo concepto de gimnasios de bajo costo que ofrece máquinas de última tecnología. Sobre 2020, la marca espera a principio de año inaugurar dos nuevas sedes en Bogotá, Restrepo y Medellín, Manila. Por el lado de Spinning center, en enero abrirá en Cajicá, en febrero Colina y para además llegará a Montería, Villavicencio y Cúcuta. Según César Casallas, por sede invierten US$800.000 y facturarán este año $40.000 millones.