Según el CEO de General Electric, los proyectos energéticos pueden reactivar la economía, pero el reto es ponerlos en marcha

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Presente desde hace más de 90 años en Colombia, General Electric (GE) se ha enfocado en el desarrollo de tres industrias: aeronáutica, energía y salud. Eduardo Jaramillo, CEO de GE Colombia, habló sobre los retos que tiene cada uno de los sectores y el papel que juegan en la reactivación económica.

¿Cómo están haciendo para continuar con sus operaciones en las diferentes industrias?

Operamos en tres sectores fundamentales: energía, tanto en generación como transmisión; en aviación comercial y militar, y en el sector salud, especialmente con tecnología de imágenes diagnósticas. El sector energía y el salud han estados exceptuados en la pandemia, porque son considerados como estratégicos y esenciales.

En el sector energía hemos continuado con labores de mantenimiento, proyectos como el desarrollo de Ituango, mantenimiento en plantas de generación térmica, nuevos montajes, entre otros. En el sector salud tenemos alrededor de 40 profesionales atendiendo las necesidades de mantenimiento de los equipos de diagnóstico.

¿Cómo ha sido el impacto del freno en la aviación?

Es un sector que está parado en un alto porcentaje, cada país tiene una situación diferente, pero en Colombia es algo muy complejo, no hay vuelos comerciales, lo que les sucede a nuestros clientes instantáneamente nos afecta. Proyectos de cambiar su capacidad aérea, o el mantenimiento se reducen.

LOS CONTRASTES

  • Germán CorredorDir. de la Asociación Colombiana de Energías Renovables

    “El sector es clave. Están próximos a iniciarse entre nueve o 10 proyectos de gran tamaño que van a generar empleo, atraer inversión y reactivar economías locales”.

¿Cuánto se han reducido las operaciones en esta línea?

Podríamos decir que al 40% o 50% se ha reducido las operaciones en aviación.

¿Cómo ha impactado en la línea de energía el freno de las industrias?

Es una preocupación, tuvimos caídas importantes en demanda, pero esta ha empezado a retomarse en la medida en que hay más confianza en el consumo. Los volúmenes que teníamos los podemos recuperar en los siguientes meses y considerando que justamente el sector energía puede ser un elemento fundamental en la recuperación económica. Mucha inversión en el sector es privada, y aún hay mucho interés en invertir.

¿De cuánto fue esa reducción en el consumo de energía?

Tuvimos una caída entre 18% y 20% en la demanda de energía en las industrias pero ya estamos en niveles de 10%. Sabiendo que ese es el consumo energético de la industria y comercio, al estar operando solo 70%, vemos con buenos ojos en la medida que retome la economía, que vamos a retornar pronto a los niveles que teníamos.

¿Cómo ven el proceso de transformación energética?

Lo que hecho este gobierno y lo que se empezó en el anterior es absolutamente admirable en la transformación de la matriz energética, es necesario para un país como Colombia. Se ha logrado atraer al inversionista para que se comprometa a construir alrededor de 2GB en proyectos, el reto ahora es construirlos, los licenciamientos ambientales son probablemente el cuello de botella que podría tener represados US$5.000 millones.

¿Qué proyectos están trabajando actualmente?

Estamos en todas las formas de generación, en el país en este momento se están desarrollando proyectos de gas, hídricos y eólicos que son el principal interés nuestro. Somos los proveedores de la tecnología de generación de Hidroituano, proveedores de la tecnología de reconversión de Termoyopal, tenemos ganado el proyecto de la construcción de las subestaciones para las líneas de transmisión de La Guajira hacia el resto del país y estamos en el proceso de licitación para ganar algunos proyectos de energía eólica de La Guajira.

¿Tienen una proyección de inversión para futuras subastas?

No hay una cifra específica, se lo ganan proyectos atractivos, y que son más sostenibles en el largo plazo, son los proyectos que miramos. Depende de las oportunidades más que del capital disponible.