El fabricante de cafeteras tendrá una apertura de una nueva boutique en Medellín este año y que lanzará dos nuevas variedades de café

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Nespresso, el fabricante de cafeteras del Grupo Nestlé, lleva cinco años en Colombia, y Danielle Buzetti, gerente general para Colombia desde octubre del año pasado, será quien continúe trabajando por la consolidación de la compañía. Buzetti explicó cuáles planes tienen para este año y en qué está trabajando la compañía.

¿Qué expectativas tiene Nespresso frente a Colombia?

Creo que es un proyecto muy emocionante, porque Colombia tiene un comportamiento macroeconómico muy fuerte, tenemos muchas expectativas en el país, y por eso queremos invertir. El segundo elemento es que es un negocio que está teniendo un muy buen desempeño y con un crecimiento a doble dígito, y tercero, que es un país donde Nespresso tiene una parte emocional muy fuerte con los caficultores que trabajamos. Esos tres elementos crean un ambiente muy positivo.

¿Cómo le fue a la compañía en 2019?

En 2019 Nespresso tuvo un récord de crecimiento. Hemos logrado nuestro objetivo interno de crecimiento y ganancias, a doble dígito, como resultado de una consciencia más fuerte de los consumidores colombianos de la marca y una apreciación que sigue creciendo por una reconocida calidad superior del café.

Nespresso lleva cinco años en Colombia, ¿cuál ha sido el balance de estos años?

Los primeros cinco años fueron un poco la parte de descubrir el mercado, comprender el consumidor y compartir la propuesta de valor de Nespresso como marca y producto. Ahora comenzamos una segunda fase de aceleración, de reforzar aún más en negocio y nuestra presencia.

¿Cuáles son los planes para el negocio en 2020?

Tenemos un año muy emocionante. En principio vamos a tener una nueva boutique en Medellín, en el centro comercial de Viva Envigado. Tenemos un plan de innovación muy novedoso, vamos a lanzar en un mes una nueva máquina, se llama gran “Gran Lattissima”, una máquina muy cautivante desde su diseño y que permite trabajar muchas recetas a partir de leche como un latte macchiato, hasta un flat white, simplemente usando un botón, es como tener un coffee shop en casa.

También tenemos novedades en nuestra gama de café, hemos trabajado nuevos productos en nuestra gama de inspiración italiana, con un café dedicado a Venecia y otro a Napoli.

¿Cuántos puntos de distribución propios tiene Nespresso? ¿Habrá más aperturas?

Ahora tenemos ocho boutiques, cinco en Bogotá, tres en Medellín, incluyendo la que tendremos en Viva Envigado, y una en Barranquilla.

¿Llegarán a más ciudades?

Nuestra estrategia está en enfocarnos en las ciudades en las que estamos y seguir con eso.

¿Cuánto se comercia electrónicamente?

Lo que podemos compartir sin problema es que a nivel mundial más de 50% de la venta de Nespresso se realiza por canal digital, a través del ecommerce. A nivel global tenemos más de 800 tiendas, y eso también representa una parte importante del componente de experiencia, pero es verdad que Nespresso tiene una unidad que es una marca que ofrece experiencia pero que también tiene presencia en ecommerce.

¿Cómo es esta proporción en Colombia?

En Colombia es un poco diferente porque aún el mercado está en una fase inicial y el colombiano es una persona más de interacción. Pero el ecommerce sigue creciendo a doble dígito.

¿Cuánto vendieron el año pasado?

No compartimos como tal datos puntuales de Colombia, pero estamos creciendo a doble dígito.

¿Qué relación tienen con los cultivadores colombianos?

Algo que me pone muy orgulloso de manejar Colombia es la relación que tenemos acá, porque desde 2004, por más de 15 años, estamos trabajando con 30.000 caficultores colombianos, día a día. Gracias al trabajo de nuestros agrónomos les ayudamos siempre a mejorar la calidad.

Compañía le apuesta a cápsulas de aluminio
Desde hace tres años, Nespresso cambió su sistema de cápsulas por un modelo de aluminio, más ecoamigable. “Nuestras cápsulas son en aluminio, 100% reciclables. En la categoría se encuentran muchas cápsulas de plástico”, indicó Buzetti, quien explicó que la decisión no solo se basó en un compromiso de atención al medio ambiente, por la posibilidad de reciclar el material, sino también “continuando con la filosofía de calidad absoluta, porque el aluminio permite garantizar una barrera eficaz contra el oxígeno”, evitando que pierda sus propiedades y calidad.