La compañía SAS desarrolla la analítica en Colombia en sectores como el de la salud, el estatal, la banca e identifica información para tener servicios personalizados

Jorge Hernán Peláez

La era digital ya no es una noticia del futuro, y por ello los datos son fundamentales para generar desarrollo en las empresas. A través de la analítica, la empresa SAS gestiona estos datos para que las compañías se transformen. En Al Paredón, su presidente, José Mutis, habló sobre la gestión de la firma y la importancia del uso de la tecnología.

¿En qué está desarrollando la analítica SAS?
El campo de acción en el que nos movemos a través de nuestras soluciones es muy amplio. Tenemos, por ejemplo, el sector salud, en el que estamos ayudando con muchas soluciones a poder buscar la cura para esas enfermedades críticas. Esto, con base en la analítica y en el aprovechamiento de los datos que producen los pacientes, que hoy en día es la principal fuente para descubrir curas o mejoras en tratamientos. Otro sector es el de gobierno, en el que hemos hecho un trabajo para poder entender más y dar a los ciudadanos una mejor calidad de vida y unas mejoras en la calidad del medio ambiente a través de los datos que se recolectan. Gracias a esto tenemos hoy la posibilidad de tener ciudades más inteligentes para que los ciudadanos dispongan de unos mejores espacios y puedan aprovechar mejor las condiciones en las que viven. Estamos en el sector bancario, donde trabajamos en detectar soluciones de fraude. También en telecomunicaciones, en el que hemos ayudado a las compañías a mejorar las ofertas online de los clientes.

¿Cómo es que la analítica permite que se mejoren los negocios?
Es importante tener en cuenta que hoy la transformación digital está potenciada necesariamente por la analítica. La analítica se ha convertido en uno de los pilares más importantes para la innovación y el crecimiento porque todos los negocios se están transformando a partir del poder del conocimiento que brindan los datos. Las compañías lanzan nuevos modelos de negocios al mercado con base en la información que poseen, en los datos que tienen disponibles, y eso hace que la analítica sea fundamental para la toma de decisiones. En Colombia tenemos diferentes casos y ejemplos que hemos construido sólidamente. Uno de ellos está en el sector de Retail. En esta industria hemos construido modelos y hemos configurado soluciones que le permiten a las compañías aprovechar los datos para determinar mejores lugares para abrir sus nuevos locales y que realmente puedan llegar a generar un mayor retorno de inversión.

¿En qué está enfocando los recursos de investigación?
A comienzos de 2019, SAS anunció una inversión de US$1.000 millones para los próximos tres años para el desarrollo e investigación de inteligencia artificial y machine learning, de tal manera que pudiésemos impactar positivamente todas las soluciones nuestras que hoy están en el mercado.

¿Cómo se ve SAS en la Cuarta Revolución Industrial?
Realmente nosotros en la Cuarta Revolución Industrial somos un jugador de primera fuente. Creemos que tenemos un alto impacto en esta Revolución Industrial y nuestro enfoque es un enfoque humanístico. Nuestra compañía tiene un concepto que está enmarcado desde la perspectiva humana, y lo llamamos Believe in Humans. Realmente lo que significa es que somos una compañía que tiene una visión de acompañar a las personas en su transformación, generar una habilitación desde la capacitación y la formación.

¿Cuáles son las principales barreras o desafíos que existen para la implementación de soluciones analítica en las organizaciones?
Una es que desde la perspectiva de las personas hay cierto nivel de resistencia a implementar soluciones innovadoras y tempranas. Es una barrera básicamente relacionada con el cambio cultural, y que lo que hace es impedir que la tecnología impacte más rápidamente, por ejemplo, que la inteligencia artificial impacte más rápidamente a las organizaciones. Esa barrera la tenemos que trabajar ayudando a las personas, a las instituciones y a las empresas a poder determinar cómo pueden tener un mejor camino para la transformación de sus procesos. Y segundo, hay que impactar sí o sí a las personas. Parte de nuestro objetivo como corporación es ayudar a las personas a entender cómo usan la tecnología, darles las capacidades, entrenarlos, hacer un camino conjunto para que tanto el ser humano como la tecnología vayan de la mano y que las capacidades tecnológicas puedan ser bien utilizadas. Son barreras, pero también oportunidades para una organización como SAS en Colombia y en Latinoamérica porque tenemos la posibilidad de ayudar tanto desde el poder de nuestras soluciones como en el de la preparación de mejores profesionales.