El director de Inalde afirmó que los líderes empresariales también deben adquirir una sensibilidad sobre aspectos menos técnicos, de ingeniería y matemáticos

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Los líderes no son solo los que tienen el poder, o el conocimiento técnico, sino los que saben dirigir estratégicamente a las organizaciones y sus colaboradores. Por ello, Alejandro Moreno Salamanca, director general del Inalde Business School, afirmó que “los empresarios deben tener mayor sensibilidad sobre aspectos menos técnicos, ingerieriles y matemáticos. Deben leer menos management y más novelas e ir a museos”.

De eso se encarga la escuela de negocios que cumplió 35 años de fundación, en los que han formado a más de 6.300 presidentes, vicepresidentes, y gerentes generales en temas de dirección.

LOS CONTRASTES

  • Obdulio VelásquezRector de Universidad de La Sabana

    “La alta dirección debe conjugar la apropiación tecnológica en la empresa y en el modelo de negocio, sin perder la centralidad de la persona, sus empleados y sus clientes”.

¿Cómo se han transformado con la coyuntura?

A todas las universidades y empresas nos sorprendió porque si bien hace mucho se hablaba de digitalización de la educación y sus ventajas, pocas instituciones estaban realmente preparadas.

En la Universidad de La Sabana nos ayudó la inundación de hace unos años, porque veníamos desarrollar la virtualidad. Esto permitió que más de 95% de las clases en La Sabana y el Inalde se pasaran a lo digital rápidamente.

La pandemia vino a acelerar los proceso de cambio, además de mostrar cuáles son esos cambios que llegaron para quedarse en la sociedad y que muchos de los paradigmas que teníamos quienes participamos en las instituciones de educación debían ser desechos.

¿Cómo ven el futuro de la educación?

Nosotros formamos, perfeccionamos y conectamos a líderes, empresarios y directivos; y vemos cómo la conexión se ve altamente limitada por la digitalización, porque la interacción entre pares no es la misma, por lo que creemos que es importante y necesario volver a la presencialidad.

Sin embargo, el perfeccionamiento y otros atributos de nuestra formación pueden continuar de manera virtual, porque este aspecto permanecerá en todos los ámbitos de la vida, por lo que estamos haciendo cambios en los pénsum para agregar partes digitales a nuestros programas.

¿Qué otros cambios vienen para Inalde?

Es importante seguir invirtiendo en infraestructura física, pero la coyuntura nos hizo tener otras prioridades como la inversión en tecnología, que va más allá de una plataforma, es todo un ecosistema.

¿Qué atributos deberían tener los líderes empresariales?

Los empresarios deben tener un componente de internacionalización, pero también deben desarrollar mayor sensibilidad sobre aspectos menos técnicos, ingerieriles y matemáticos.

Deben leer menos management y más novelas, además de asistir a museos y admirar el arte, para tener una sensibilidad sobre los procesos.

El empresario también está llamado a tener cada vez mayor presencia en la sociedad civil y no conformarse con otorgar empleo y pagar buenos salarios o tener un trato digno con sus empleados.

¿Cómo hacer para que los jóvenes se interesen en llegar a formarse en una escuela de negocios?

Una de las cosas que he hablado con el rector de la universidad es que deberíamos buscar tener un programa de administración de empresas tan bueno, que la gente no necesite venir al Inalde, pero eso es una metáfora porque las personas nunca dejan de aprender y crecer. La juventud hace parte de esa preocupación intelectual, espiritual, moral, sobre vivir mejor la vida.

Para venir al Inalde hay que tener dinero, y eso se traduce en éxito profesional, pero quien viene no es que necesite crecer para lograr cosas, sino porque quiere seguir creciendo.

¿Cómo se transformará la educación con las plataformas de cursos en línea?

El conocimiento técnico cada vez estará más disponible en plataformas y se puede entregar de maneras entretenidas, pero en el Inalde no solo entregamos conocimiento técnico.

El profesor magistral sí está en riesgo con las plataformas virtuales, pero no el del Inalde, porque acá no enseñamos sino que abrimos un espacio de discusión con un propósito y una lógica, y se aprende socialmente.

Queremos ser una universidad de tercera generación. La primera era la del profesor que solo leía el libro; la segunda, es en la que los profesores estaban para escribir libros y generar conocimiento. La tercera generación es una en la que los académicos estamos para ayudar socialmente a cocrear espacios para resolver problemas reales.

El Inalde tiene más de 15 programas de perfeccionamiento directivo

En las más de tres décadas de existencia de la escuela de negocios, ha graduado a más de 6.000 personas de sus más de 15 programas de perfeccionamiento directivo.

Sin embargo, por sus aulas han pasado muchas más personas en formatos como ‘Programas a la medida’, dirigido a empresas que quieran formar a sus colaboradores, pero según explicó Moreno Salamanca, “ellos no se gradúan de nuestra entidad. Al año, en total, recibimos a cerca de 4.000 personas”, y agregó que “generamos espacios de relacionamiento y cocreación para los empresarios”.