La República Más

Este segmento, que no ha logrado tener ningún mes en positivo este año, tuvo peor baja en abril cuando no se registraron ventas de taxis

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

Como muchos sectores, la industria automotriz también se vio gravemente afectada por la pandemia. Factores como la cuarentena, los cierres viales, la crisis económica, entre otros, redujeron considerablemente la compra de vehículos en el país, y los taxis han sido especialmente afectados.

Antes de la llegada del covid-19, el sector automotor tuvo un buen inicio de año, como lo afirmó Ricardo Salazar, gerente general de Los Coches, durante un Inside LR, “voces optimistas ya hablaban de hasta 300.000 vehículos vendidos este año”, lo que significaría un gran incremento para este mercado que en 2019 vendió 263.000 unidades.

Enero y febrero fueron meses buenos para esta industria en términos generales. Solo hubo un segmento que presentó una variación negativa con respecto a las ventas del año pasado durante estos dos meses, el de los taxis. Según cifras de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos), este transporte presentó una caída importante durante el primer mes del año con 510 carros vendidos, un 29,8% menos que en enero del año pasado.

Los taxis no han registrado incremento en ventas durante este año en ningún mes, y con la llegada de la pandemia, la situación de ‘los amarillos’ empeoró. Sin duda, abril fue el peor mes para todo el sector, en el país se vendieron 84 carros particulares mientras que en el mismo mes de 2019 se registraron ventas de 9.679 automóviles. Mientras tanto, los taxis no registraron ni una sola matrícula en el mes.

Pese a la situación, los líderes de la industria confían en este sector. Ramiro Cornejo, gerente general de Kia para Colombia, afirmó “continuamos en la búsqueda de estrategias para que quienes lo necesitan, puedan acceder a la compra de taxis. Para el cierre del año 2020 esperamos alcanzar ventas de 1.200 unidades y la expectativa para el año 2021 es que logremos un aumento de 40%”.

En lo que va de 2020, los taxis han disminuido sus ventas en un 68% mientras que los particulares un 44%, desde mayo, el sector se reactivó con porcentajes bajos, todavía inferiores al mercado en general.

Durante julio y agosto se vendieron más de 200 taxis, sin embargo es un porcentaje pequeño con respecto a 2019. A pesar de eso, Fredy Rodríguez, gerente general de Faw Colombia y gerente comercial de Corpotaxis, ve la pandemia como una oportunidad.

“Hubo sectores donde la coyuntura económica influyó más y no hubo movimiento, a pesar de todo el sector no paró y siguió generando ingresos, eso se convierte en una oportunidad que personas que están buscando otra empleo ingresen al negocio”, dijo.