.
INDUSTRIA La Santé prevé que los fármacos genéricos representen 23% del mercado para este año
jueves, 4 de febrero de 2021

La pandemia aumentó las ventas de la industria, en La Santé hasta 200% en la vitamina C; a su vez, los genéricos ganaron participación

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

En el último año la salud se convirtió en el foco central de la humanidad, lo que dejó bien paradas a las farmacéuticas en materia de demanda y oportunidades; por eso hay casos como el de Pharmetique Labs, conocida por su marca La Santé, que aumentó sus ventas en más de 15%, es decir, $512.000 millones, con productos que destacaron como los genéricos.

“Los que más se han incrementado son los antibióticos, la vitamina C, que usan como preventivo; y al inicio de la pandemia los productos crónicos, porque los pacientes tuvieron compras nerviosas pensando que se iban a acabar. Los productos de bioseguridad y la vitamina C se comportaron casi igual, con 200% de crecimiento”, explicó Luis Alfonso Díaz, presidente de La Santé.

Al revisar las cifras, Díaz comentó que la participación de los productos genéricos fue significativa en la pandemia. Mientras en 2019 representaron 18%, en 2020 la cifra pasó a 21% y se espera que alcance 23% del mercado en 2021.

“Es un tema de acceso a salud, en la medida en que la economía tenga necesidades, la gente está buscando alternativas de productos más baratos. Hemos notado mucha más conciencia de los médicos, de todas las prescripciones 33% lo hacen en denominación genérica”, comentó el presidente La Santé.

LOS CONTRASTES

  • Luis Alfonso DíazPresidente La Santé

    “Los genéricos son muy importantes para el sistema porque la gente va a ahorrar dinero. Por ejemplo, para pacientes crónicos que compran medicamentos siempre”.

  • Claudia Marcela VargasDirectora de la Fundación Ifarma

    “El aumento de genéricos puede considerarse positivo ya que podría estar relacionado con un mejor acceso por parte de los pacientes a los tratamientos”.

El ejecutivo calcula que, en promedio, un paciente puede ahorrar entre 60% y 70% en su decisión de comprar un producto de marca o genérico; mientras el primero puede costar $25.000 o más, el segundo puede valer cerca de $7.000.

“Normalmente los medicamentos de marca son más caros que los genéricos y esto se puede atribuir principalmente a la inversión que hace la industria farmacéutica en campañas de marketing y publicidad que no es tan fuerte con los genéricos”, dijo Claudia Marcela Vargas, directora de la Fundación Ifarma y docente de Farmacia en la Universidad Nacional.

Esta diferencia en el costo de los productos estaría influyendo en la decisión de los pacientes a la hora de comprar, pues durante la pandemia, 40% de los consumidores buscaron el producto más económico en la farmacia y de ese porcentaje, 70% finalizó la compra.

“Por Ley, en el marco del sistema de seguridad en Salud es obligatorio que el médico prescriba por nombre genérico, esto con el fin de que no se obligue al paciente a comprar una marca específica y es importante porque el paciente sabe exactamente qué está tomando”, añadió Vargas.

Hay que resaltar que la diferencia en el precio no tiene que ver con la calidad del medicamento, que en cualquier caso sería la misma. “Los medicamentos genéricos deberían tener la misma calidad, eficacia y seguridad que un medicamento innovador o de marca. Se espera que en composición sean iguales”, dijo Héctor Iván Hoyos, director de la especialización en Gerencia de Marketing Farmacéutico, Universidad El Bosque.

Además de esta tendencia en la compra, las farmacéuticas y, en general, el sector salud vio que los pacientes optaron por migrar a las plataformas y canales digitales tanto como se pudiera para evitar el contacto con otras personas, con lo que prácticas como la telemedicina o la entrega de recetas a domicilio se popularizaron.

“El domicilio representó casi 40% de las ventas. Ahora los operadores logísticos han logrado la entrega de casi 4 millones de recetas a domicilio, antes de la pandemia se entregaban unas 200.000 recetas”, comentó el presidente de La Santé.

Esto no solo se vio en el caso de La Santé, por ejemplo, Droguerías Colsubsidio registró más de 18 millones de fórmulas entregadas a la fecha, lo que aumentó su servicio de domicilios 800% durante 2020; y se estima, según cifras de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), más de 739 entidades han habilitado servicios de telemedicina en el país.

El eje de exportaciones se mantiene positivo

Dado que la demanda de medicamentos aumentó a nivel global, el eje de exportaciones también presentó cifras positivas durante la pandemia. En el caso de Pharmetique Labs, el volumen de ventas al exterior alcanzó US$66 millones, lo que representó un aumento de 13% frente a la cifra del año anterior.

Actualmente, la compañía envía sus productos a más de 10 países de la región; y el año pasado, solo a Venezuela, logró exportar 1,2 millones de unidades comerciales. Para este año la entidad espera que la cifra internacional se mantenga sobre el mismo aumento.