La Clínica Imbanaco recibió certificación de excelencia de Icontec. el centro médico tendrá dos nuevas sedes ambulatorias antes de terminar el año

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

La Junta de Acreditación en Salud y el Consejo Directivo de Icontec aprobó la certificación como ‘Institución de Salud con Excelencia’, a la Clínica Imbanaco de Cali. Rafael González, gerente general de la entidad, expresó que la acreditación los posicionó como una de las instituciones más importantes del país, también habló del rendimiento de Imbanaco en pandemia y planes de crecimiento.

¿En qué consiste la acreditación?

Llevamos acreditados desde 2008, lo importante de resaltar ahora es que hemos subido a la categoría de ‘excelencia’, categoría en la cual solo hay cinco instituciones en el país, esto refleja madurez en todos los procesos de calidad.

Esta certificación nos posiciona como una de las instituciones más importantes del país, a esto le sumamos que tenemos la acreditación Joint Commission International, la más representativa internacionalmente en salud, la dupla solo la tenemos tres instituciones en el país.

¿Cómo los afectó la pandemia?

No hemos brindado las atenciones que la población necesitaba, porque hay miedo en referencia a los servicios de salud y eso puede volver enfermedades que podían ser tratadas a tiempo, en crónicas.

En términos económicos, en abril facturamos 37% de lo normal, en mayo logramos 50% y en junio llegamos a 80%. Hemos logrado incorporarnos y en septiembre tuvimos prácticamente la misma actividad asistencial que teníamos.

¿Cuál fue la inversión que hicieron en protocolos de bioseguridad?

Tenemos una sede que tiene características muy recientes, fue construida en 2016 y cuenta con cuartos de presión negativa para mantener a los pacientes en aislamiento, nuestra infraestructura nos permitió crecer de 30 camas de UCI a 64.

Hemos hecho inversiones en equipamiento, materiales de protección personal, en educación a nuestro personal, para prevenir hechos lamentables, por fortuna ninguna de nuestras personas de atención en salud ha tenido un desenlace fatal.

¿Ampliaron su fuerza laboral?

Reforzamos los equipos de enfermería, pero realmente hemos trabajado con el grupo base, lo que hicimos fue suspender vacaciones y algunas estrategias que aseguraban tener la planta completa y contratamos algunas personas temporalmente para reforzar algunos servicios ambulatorios.

¿Qué planes de crecimiento tienen?

Seguimos con los planes de crecimiento que teníamos antes de la pandemia, de abrir dos sedes ambulatorias antes de finalizar el año para acercarnos más a los pacientes y estar donde ellos lo necesiten.

¿La virtualidad continuará?

Evidentemente, hemos hecho un balance de la descentralización de los procesos de atención y es algo que nos va a quedar después de la pandemia, hemos percibido una reducción de los servicios de urgencias de 50%, la gente está migrando a la teleconsulta como una alternativa muy útil y que le ahorra al servicio de salud un dinero.

¿Cómo están en términos de ocupación de UCI?

En Cali tuvimos un pico hacia la última semana de julio y la primera semana de agosto, todas las ciudades del país tuvieron su pico en momentos diferentes. Hemos visto un repunte que según la tendencia va a seguir subiendo, esperamos que tengamos niveles de ocupación de 70% pero tenemos la capacidad de manejarlo, además hemos aprendido a tratar la enfermedad con medicamentos y estrategias médicas, lo que nos ha permitido estar más preparados para un rebrote.