"Han transcurrido ya 4 meses de inactividad, generando grandes efectos en nuestras finanzas", dijo el presidente Alfonso Ávila

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

El presidente de EasyFly, Alfonso Ávila Velandia, informó mediante una carta que se conoció por redes sociales que la compañía solicitó acogerse a un proceso de reestructuración "que permita fortalecer las finanzas" de la aerolínea, la cual se ha visto impactada (como la gran mayoría de las empresas en el sector) por los efectos del covid-19.

"De este proceso se espera respuesta por parte de la Superintendencia de Sociedades a finales del mes de agosto de 2020", informó mediante una carta.

Con esto ya son tres las aerolíneas en Colombia en proceso de reorganización, sumando los casos de Avianca y Latam.

El presidente de la compañía explicó en la primera parte del comunicado que el impacto del nuevo coronavirus en varias actividades económicas no tiene precedentes en la historia. "Mientras varios países experimentan el colapso de los sistemas de salud y el aumento de sus indicadores de desempleo y de los niveles de pobreza; en el sector aéreo, esta situación ya ha dejado en la quiebra varias aerolíneas en todo el mundo, planteando una gran incertidumbre sobre la subsistencia de muchas otras", dijo.

Ávila explicó que el covid-19 paralizó las operaciones de las aerolíneas dejándolas sin ingreso para cubrir los costos fijos. "Han transcurrido ya 4 meses de inactividad, generando grandes efectos en nuestras finanzas, los costos fijos se han seguido acumulando y aunque hemos realizado esfuerzos para generar ingresos (operaciones de vuelos cháter y vuelos pilotos) éstos aún son insuficientes para cubrir las deudas", advirtió.

Explicó que si no se toma esta decisión a tiempo, podrían caer en la quiebra como la mayoría de las aerolíneas.

El pasado 21 de abril, el presidente de EasyFly estuvo en Inside LR y manifestó que estaba en conversaciones con el Gobierno Nacional para poder acceder a una línea de crédito más alta.

En ese momento Ávila dijo: "La situación es bastante grave. En marzo, perdimos $10.000 millones y en abril vamos a perder otros $12.000 millones. Suspendimos los contratos de trabajo de todos los empleados, por lo que no pagamos nómina y también logramos algunos acuerdos con algunos arrendadores de aviones para suspender el pago. La situación a abril es una pérdida de $20.000 millones y, en mayo, acumularíamos unos $30.000 millones".

Al cierre de 2019, la aerolínea movió más de más de dos millones de pasajeros, (un crecimiento de 64%), operando más de 53.000 vuelos anuales, en 44 rutas conectando 30 ciudades, con una presencia en 72% del territorio colombiano.

"Todo lo anterior, era el resultado de un exitoso plan de expansión con el que se modernizó la flota, se aumentó la capacidad operativa de la compañía y se amplió la red de nuevos destinos en Colombia. Para 2020, se esperaba que la economía colombiana tuviera un crecimiento del 3,5% con una proyección destacada dentro de los países latinoamericanos (Cepal) y en este contexto, Easyfly proyectaba un crecimiento de 33%", explicaron en el comunicado.

Lea el comunicado abajo