La aerolínea está lista para entrar a operar una vez se levante la cuarentena. Sin embargo, cancelará cuatro rutas y frecuencias

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

De acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata), las aerolíneas en el mundo dejarían de tener ingresos por US$314.000 millones debido a la crisis causada por el Covid-19. Este panorama ha hecho que empresas y gremios del sector tengan que pedir ayuda a los distintos gobiernos, pues de lo contrario serán muchas las compañías que terminen en quiebra.

En Inside LR, Alfonso Ávila, CEO de EasyFfly, señaló que está en negociaciones con funcionarios del Gobierno para poder acceder a una línea de crédito más alta, pues las ofrecidas actualmente no son suficientes.

¿Cómo está la situación financiera, cuánto se han reducido los ingresos y cuándo puede haber pérdidas?

La situación es bastante grave. En marzo, perdimos $10.000 millones y en abril vamos a perder otros $12.000 millones. Suspendimos los contratos de trabajo de todos los empleados, por lo que no pagamos nómina y también logramos algunos acuerdos con algunos arrendadores de aviones para suspender el pago. La situación a abril es una pérdida de $20.000 millones y, en mayo, acumularíamos unos $30.000 millones.

Si la crisis aumenta, ¿cuánto puede aguantar financieramente EasyFly?

Si no hay un apoyo por parte del Gobierno muchas de las empresas aéreas van a quebrar. Hay mucha incertidumbre porque uno no sabe cómo van a reaccionar los pasajeros. En marzo, pensábamos disminuir nuestra capacidad ofrecida en 70%, en mayo sería de 60%, es decir, operaríamos 40% de la flota que tenemos actualmente. Ya en julio aspiramos a ofrecer 70% de nuestra capacidad.

¿Por qué la recuperación será lenta?

Consideramos dos razones por las que el tráfico va a disminuir. La primera es que los pasajeros van a tener miedo de viajar en avión por el temor a enfermarse de Covid-19. La otra es que se va a presentar una recesión importante y la capacidad adquisitiva de los viajeros va a disminuir. Creemos que el tráfico nuestro se va a caer 40% durante lo que queda de 2020.

¿Está lista la aerolínea para empezar a volar una vez el Gobierno lo permita?
Totalmente lista. Sin embargo, vamos a reducir el número de vuelos y cancelar cuatro rutas donde creemos que va a ser muy difícil llegar a un punto de equilibrio. Se van a cancelar las bases Popayán, Cartagena, Barranca y Valledupar.

LOS CONTRASTES

  • Félix AnteloCEO de Viva Air

    “Lo que pedimos son tasas razonables, no cero, que tengan un periodo de gracia entre dos y tres años, y con un plazo de pago de cinco años. Son cosas razonables”.

Con la cancelación de cuatro rutas ¿cuánto aligeran los costos? 

La suma no es muy grande. Lo que se ahorra es el número de personas que operan y el arrendamiento que se le paga a los operadores de los aeropuertos o a la Aerocivil. Creo que no llega a los $50 millones mensuales de ahorro.

¿Cómo beneficiará la medida de reducir el IVA de los tiquetes de 19% a 5%?

Creo que la única medida acertada y realmente relevante del Gobierno ha sido la disminución del IVA. Puede equivaler a una reducción de $21.000 por trayecto. Es decir, en un viaje de ida y vuelta, el ahorro puede ser de $40.000. Eso lo hicieron para motivar la demanda, pero yo creo que todavía las repercusiones del virus en términos económicos van a ser muy grandes y va a afectar al sector de transporte. Los primeros gastos que disminuye un empresario son los gastos de viaje. En eso están incluidos los hoteles y transporte aéreo.

¿Han tomado alguno de los créditos del Gobierno?

El Gobierno abrió unas líneas de crédito a través de Bancoldex y destino una suma importante para el turismo. Dentro de esa línea están incluidas las aerolíneas. Pero eso tiene un máximo de $5.000 millones y realmente esas cifras son muy pequeñas para las necesidades que tienen las aerolíneas. Creo que tienen necesidades que oscilan en más de $50.000 millones. En conversaciones que he tenido con Bancoldex, la cifra que podrían prestar está limitadas según los últimos fondos que les dará el gobierno.

¿Se tendría que renovar esa línea de crédito con mayor capacidad?

Yo creo que Bancoldex no es la institución para manejar ese tipo de préstamos. Nosotros estamos acudiendo directamente con el ministerio de Hacienda y exponemos nuestra necesidad. Argumentamos lo importante que es para la Nación contar con un sistema de transporte aéreo eficiente y consolidado. Si el transporte aéreo disminuye en el país, se afectan muchos sectores. En el caso de EasyFly, nosotros volamos a las regiones más apartadas del país. Son regiones que, hemos calculados, en un 86% están por encima del índice de desempleo nacional. Desafortunadamente, si se llega a reducir la capacidad ofrecida por parte de estas aerolíneas, lo que va a ocurrir es que se van a perjudicar las regiones más vulnerables de Colombia. También conectamos lugares donde no hay un nivel  de hospitalización para atender ciertas enfermedades.

¿El Gobierno debe pensar en un rescate económico para las aerolíneas?

Yo creo que sí. Lo están haciendo en todos los países. Las aerolíneas están acudiendo a los gobiernos para que los apoyen o, de lo contrario, van a cerrar.

¿Cuántos pasajeros dejaron de transportar?

Estábamos transportando 170.000 pasajeros mensuales. Para este año teníamos proyectado un crecimiento de 30%, es decir, llegar a 216.000 pasajeros al mes. En marzo, en los que operamos 24 días, no llegamos a transportar 100.000 pasajeros. En abril, como todos los aviones están en tierra, fueron cero pasajeros. En mayo esperamos transportar 45.000 pasajeros, operando a 30% de la capacidad. A pesar de que hemos hecho un esfuerzo importante, hemos solicitado el apoyo por parte de todos nuestros proveedores y empleados que han sido muy comprensivos. Hemos logrado ahorros de $21.000 millones para el segundo semestre, pero el margen que nos queda por conseguir es grande. Y el número de pasajeros que vamos a transportar este año serán 120.000 pasajeros mensuales, en vez de los 216.000 que teníamos previsto.

¿Qué medidas de seguridad y salud se plantean? 

En este momento ya van varias reuniones de la Asociación de Transportadores Aéreos Colombianos con las autoridades aeronáuticas. Eventualmente se van a reunir con el Instituto Nacional de Salud para diseñar un protocolo que permita que la operación aérea cumpla con todas las normas y que la probabilidad de cualquier contaminación disminuya. Lavados de los aviones, incluso túneles antes de abordar y otras ideas se plantean para sumar a medidas que ya se conocen como tapabocas y lavarse las manos. El Gobierno no ha tomado la decisión de abrir la operación nacional hasta que el protocolo no les de las garantías que satisfaga los requisitos que exige el INS. En este momento no sabemos si la operación se puede reactivar a partir del 27 de abril como está planeado. No tenemos ninguna información oficial de cuándo se puede retomar.

¿Han calculado cuánto tendrían que invertir en la limpieza y desinfección de aviones? ¿Qué pasó con la inversión de las aeronaves nuevas? 

Nosotros teníamos proyectado aumentar nuestra operación de 30%. Para esto necesitábamos cuatro aviones adicionales. Ese pedido lo suspendimos y la negociación de contratos con algunos arrendadores de aviones. Vamos a regresar a la capacidad instalada que tuvimos durante 2019. Aspiramos a transportar dos millones y pico de pasajeros, pero creo que no llegaremos. La operación va a tener una reducción en comparación con el año anterior. En relación con los gastos para poder cumplir con los protocolos de limpieza, estamos en una negociación con las autoridades aeroportuarias. Hay unos aeropuertos operados por la Aerocivil y otros por concesionarios. Estamos negociando de cuáles actividades debe soportar financieramente las aerolíneas y cuáles los concesionarios.

¿Cómo está la estructura de costos?

En la estructura de costos hay unos gastos que se causan directamente con la operación del avión. Cuando uno mueve el avión incurre en gastos de combustible, mantenimiento de las aeronaves, todo se ha disminuido. Una parte del gasto del seguro también. La suma de estos gastos es 40% que es lo que nos estamos ahorrando, pero hay 60% que lo seguimos asumiendo. Como fue algo que no se esperaba, no es fácil reducir los costos fijos inmediatamente. Si uno tiene la expectativa de volver a volar, tampoco los podemos reducir. Eso es lo que genera la gran pérdida, los gastos fijos de las aerolíneas, que para Easy es entre $16.000 y $18.000 millones mensuales.

¿Qué rutas priorizarán al momento de la reactivación? 

Nosotros tenemos una base de datos con nuestros pasajeros. Y les hemos preguntado cuáles son sus proyectos de viaje en el mediano plazo. Con base a esa información hemos montado nuestra red de rutas. Ese 30% de capacidad con el que operáramos está basado en lo que nos han dicho los pasajeros. Hemos incluido destinos y sacado destinos y los vamos ajustando.

¿Cuándo tendrá el transporte aéreo cifras precovid? 

Yo creo que se va a demorar por lo menos un año. Por dos razones, temor a volar y el ingreso de los colombianos va a quedar muy deteriorado.

EL PERFIL
Alfonso Ávila es administrador de empresas con un Master of Science en la Universidad de Nueva York y un MBA International Business, en la Universidad de Miami, en Coral Gables, Florida. Cuenta con una importante experiencia dentro del sector aéreo. Fundó la aerolínea Aerorepública en 1993 y, en menos de 12 años de operaciones, la convirtió en la segunda del país, con una participación superior a 35% del mercado de rutas jet. Más tarde, en 2007, emprendió su segundo proyecto aerocomercial, EasyFly, que nació como una respuesta a la ausencia de conectividad aérea de las regiones.