La ruta escogida por la empresa y las autoridades fue entre Bucaramanga y Cúcuta, utilizar un avión con capacidad para 48 personas

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

El negocio aeronáutico ha sido uno de los más afectados con la pandemia, pues ha tenido que detener completamente su operación. Sin embargo, ayer Easyfly realizó el primer piloto con vuelo doméstico, para la reactivación de esta industria con los protocolos de bioseguridad necesarios para evitar contagios de covid-19.

La ruta escogida fue Bucaramanga-Cúcuta-Bucaramanga. Daniel Lozano Escobar, gerente de Aeropuertos de Oriente S.A.S, afirmó que este “es un hito importante para la reactivación del sector aeronáutico y de esta manera retomar la conectividad aérea del país y aportar a la recuperación de los aspectos socioeconómicos de estos destinos”.

EasyFly operó la ruta por medio de su aeronave ATR 42, que cuanta con capacidad para 48 pasajeros, aunque el avión no fue llenado a totalidad.

Lozano Escobar detalló que “para el vuelo de la mañana salieron de Bucaramanga 31 pasajeros y llegaron 22 provenientes de Cúcuta. En cada terminal aérea, velaremos por el cumplimiento a cabalidad de todas las medidas de control y prevención definidas por el Ministerio de Salud y Protección Social”.

Asimismo, las entidades resaltaron que esta apertura necesita del compromiso de las aerolíneas, autoridades, empresas de servicios aeroportuarios y pasajeros, para que se garantice el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y haya una conciencia del autocuidado.

Antes del piloto, el 7 y 8 de julio, los aeropuertos Palonegro y Camilo Daza, que fueron los utilizadas para estos primeros vuelos, recibieron la visita de Juan Carlos Salazar, director de la Aeronáutica Civil, que iba acompañado de una comisión de inspectores para evaluar la aplicación de los protocolos establecidos por el Gobierno Nacional.