Según Confecámaras, hay 44.432 negocios registrados y Fenalco indicó que dos meses de cuarentena dejan pérdidas por $960.000 millones

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Con las nuevas excepciones establecidas por el Gobierno para la reactivación de la economía por sectores, se permitió abrir operaciones a las peluquerías con previa validación de los protocolos de bioseguridad por la administración local. De cara a la reapertura, los empresarios del sector buscan trabajar en un gremio para tener más visibilidad ante las autoridades y trabajar en la formalización del sector.

La importancia de esta iniciativa radica, principalmente, en el peso que tiene esta actividad en la economía. Según Confecámaras, en el país hay 44.432 establecimientos registrados, Fenalco reportó unas 70.000 peluquerías y el informe de Micronegocios del Dane (cuenta las unidades económicas con máximo nueve personas) señaló que hay 261.00. La diferencia en los datos muestra la gran informalidad del sector.

Precisamente, la pandemia ha mostrado que uno de los retos que enfrentan es la formalización. Franklin Ramos, asesor de imagen y estilista, expresó a LR que trabajan para conformar un gremio y de esta manera organizarse como industria, pues “somos unas de las más importantes del país (...) Estamos trabajando para agremiarnos y volvernos visibles ante el Gobierno. Esto se hace para que todos los estilistas que están de manera informal entiendan que somos una industria. Tenemos que organizarnos como empresas, si no lo hacemos y no nos mostramos como negocios serios, como somos muchos de nosotros, no vamos a ver cambio. Esta situación lo más importante que deja es eso”, expresó.

Según Fenalco, con base en cifras del Dane, los colombianos destinan 0,81% de su gasto total en peluquerías. Eso equivale a $6,4 billones anuales. De acuerdo con el gremio de los comerciantes, en dos meses de aislamiento preventivo, las pérdidas del sector podrían ser de $960.000 millones.

Las mediciones del sector son dispares, pero igual billonarias. Un informe de Meiko dio a conocer que las ventas de 16.262 peluquerías y tiendas de belleza analizadas en las cuatro principales ciudades del país suman al año $1,9 billones. Para el primer tipo de establecimiento, la facturación semanal puede ser de $1,9 millones. También detalló que las peluquerías más pequeñas son las que tienen peligro de cerrar y que en el peor de los casos el riesgo de ventas es de $867.000 millones.

En este sentido, Ramos indicó que incluso se vieron afectados antes de que el Gobierno decretara la cuarentena, pues los rumores del covid y sus posibles efectos empezaron a llegar al país a principios de marzo. Una vez establecida la medida, las ventajas disminuyeron 100%. Para mitigar el impacto, Ramos utilizó las plataformas digitales para vender sus productos. De esta manera, los clientes pueden comprar un kit para hacerse un tratamiento y luego, a través de una videollamada, el experto hace el debido acompañamiento para tener el mejor resultado.

“Esto ha sido lo que me ha ayudado para recuperar 30% de los ingresos. Pero sé que no todos tienen esta posibilidad. Por eso nos hemos aliado con varias empresas y otros gremios para crear posibilidades”, expresó el experto.
reactivación de los negocios.

Natalia Andrea Morales, directora de División de Productos Profesionales de L’Oréal en Colombia, expresó que el cierre de peluquerías también frenó la comercialización de productos especializados. En 2019, la industria fue golpeada por los tres puntos del IVA establecidos para estos artículos, sin embargo, veían una recuperación hasta que llegó el covid.

“Enero, febrero y parte de marzo fueron buenos meses. Al principio, la venta disminuyó más de 90%. Si bien, los peluqueros empezaron a vender por plataformas digitales en abril, no suman 30% de lo que vendíamos en un mes. Nos afectó el día de las madres que es una de las mejores temporadas”, expresó.

Por eso, la esperanza de este sector es reabrir paulatinamente y esperan volver a lo que había en los primeros meses del año. En la reapertura, de acuerdo con las medidas del Gobierno Nacional, las peluquerías y estéticas podrán funcionar bajo cita previa y deberán garantizar un máximo de aforo de 30%. Esto supone un reto, pues los locales tendrán que ser modificados para cumplir también con el distanciamiento de dos metros entre las unidades de trabajo.

En este sentido, John Navas, propietario de John Navas Studio en Bogotá, indicó que invirtieron $30 millones en la adecuación del local para cumplir con los requisitos del Gobierno y la administración distrital. “Cerramos desde el 19 marzo, las ventas se fueron al piso 95%. Empezamos a vender productos a través de redes sociales y Rappi. La inversión contempló más lavamanos con pedal para no tener contacto, una zona nueva para lava cabezas. También tenemos nuevos uniformes. Adaptamos todo a los decretos del Gobierno”, expresó.

Otro ejemplo de cómo se están adecuando la nueva normalidad es el de Norberto Peluquería informó que amplió el establecimiento 600 metros para poder garantizar la seguridad de clientes y empleados.

Todos estuvieron de acuerdo en que la demanda va a ser alta los primeros días, y esperan que desde junio se sienta la recuperación de un sector que, de acuerdo con Fenalco, genera 350.000 empleos, de los cuales se estima que 72% son informales y 28% restante, formales; y que así mismo, es uno de los sectores que más mano de obra migrante ha recibido, junto con los restaurantes y los domicilios.

MÁS DE EMPRESAS

Tecnología 10/07/2020 GSS llegará al país con planes de invertir US$33,9 millones en los próximos tres años

El CEO de la firma dijo que están trabajando en sus planes de expansión en América Latina para abrir operaciones en Chile, México y Brasil

Construcción 08/07/2020 Más del 70% de los clientes de Argos están comprando cemento de manera digital

Las compras se están haciendo a través de la plataforma Argos ONE y también la mitad del volumen de concreto que comercializa

Comercio 10/07/2020 DHL abrirá 10 puntos de venta en cinco ciudades y llegará a 48 locales en Colombia

La compañía invertirá cerca US$500.000 para ampliar sus puntos de atención y lanzará un servicio de aduanas digital para sus clientes