Los nombres registrados se parecen al acrónimo Clavistel, que usa WOM en Chile para referirse a los operadores móviles contra los que compite en ese país

Laura Neira Marciales / Mario Chaves Restrepo

Mañana arrancará oficialmente la oferta comercial de Novator Partners en Colombia. Una de las incógnitas es cuál marca que van a usar, ya que en Chile son muy exitosos con WOM y en Colombia tienen disponible el nombre Avantel tras la compra de la compañía, pero todo parece indicar que el nombre será Clavisgo o Clavostar, ya que son las dos marcas que la empresa solicitó recientemente a la Superintendencia de Industria y Comercio. Con la segunda, incluso, la compañía pidió el registro del logo, aunque esto todavía no ha sido concedido, de acuerdo con información de la SIC del viernes pasado.

Además, Partners Telecom Colombia S.A.S., cuyas oficinas están ubicadas en Bogotá, en la calle 67 # 7 - 35, solicitó también el registro del lema “Nosotros primero siempre” en la SIC, el cual ya fue concedido y no cuenta con oposiciones. En una entrevista con este medio, Chris Bannister, CEO de Novator Partners en Colombia, conocido como el ‘Tío WOM’ en Chile, resumió su estrategia como “llegamos a generar competencia y a bajar los precios de los planes de celulares”.

El mismo nombre del nuevo operador muestra que desde el arranque vendrán con una estrategia muy agresiva, ya que es bastante parecido al acrónimo ‘Clavistel’ que usan en Chile para referirse a Claro, Movistar y Entel y con el cual los han representado, por ejemplo, como Kiko, el personaje del Chavo del Ocho, diciendo que “tienen que dejar de ser envidiosos y compartir la torta”.

Ahora bien, el paso de Partners por el mercado colombiano no ha tenido un comienzo fácil, ya que se ha visto marcado por fuertes cruces con sus competidores y por actuaciones corporativas que no han salido del todo bien. Desde el chasco de la subasta del espectro, que dejó por fuera de la operación a Movistar, pasando por las dudas que se generaron con el proceso de compra de Avantel, hasta el más reciente procedimiento que tiene que resolver la Agencia Nacional del Espectro por un uso presuntamente irregular que hizo Avantel del espectro asignado a Partners, la empresa tiene un camino importante por recorrer para consolidarse en el mercado local, en el cual solo tienen 3,45% de las líneas telefónicas, de acuerdo con la más reciente información del MinTIC.

Adicionalmente, el nuevo operador tendrá la nada sencilla tarea de sanear las cuentas que hereda de Avantel. Entre los problemas a resolver, en primer lugar, están las reclamaciones del resto de los operadores por el uso del roaming nacional, y solo en ese proceso, las exigencias suman cerca de $150.000 millones. En este frente, además, cabe recordar que las negociaciones no han sido fáciles, y que en agosto, el mismo Bannister dejó saber que solo habían podido llegar a acuerdos con Movistar para hacer uso del roaming nacional.

Finalmente, el nuevo operador tendrá que sacar adelante el acuerdo de reorganización de Avantel, aprobado en septiembre, algo que ellos han definido como importante para “mantener precios competitivos”.

La opinión de los demás operadores
El presidente de Claro Colombia, Carlos Zenteno, celebró la llegada de un nuevo competidor y aseguró que “el mercado colombiano es altamente competitivo y único en el mundo, y quienes se benefician son los colombianos. En el país, se puede elegir entre 11 prestadores de servicios móviles para hacer llamadas y utilizar datos”. Además, agregó que “sabemos que tenemos que exigirnos día a día en procesos de innovación, cobertura y calidad de la red, que redunda en la mejor experiencia para continuar con la preferencia de nuestros clientes”.

LOS CONTRASTES

  • Carlos ZentenoPresidente de Claro Colombia

    “Bienvenida la competencia, sin embargo, es importante aclarar que cualquier nuevo operador que llegue al mercado debe hacerlo honrando las norma y leyes aplicables”.

Por su parte, el presidente de Tigo, Marcelo Cataldo, dijo que no hay un nuevo competidor, sino que es una empresa "cambiando de nombre" y afirmó que "esto, por definición, hace que el término de nuevo o entrante no aplique. Y esta definición, que vale miles de millones de pesos, es clave para el sector, porque con base en ella se establecen condiciones diferenciales para operadores entrantes".

Además, Cataldo aseguró que "la competencia es bienvenida; nos veremos en la calle, luchando con hechos, con argumentos, cliente a cliente", y aprovechó para pedir el pago de los $50.000 millones que tienen en disputa con Avantel, debido a la inyección de capital que se el está haciendo.