Aerolínea anunció que el año pasado logró ingresos operacionales por US$4.621 millones, 5,5% menos que los ingresos del año anterior

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Avianca Holdings entregó sus resultados financieros para el cuarto trimestre de 2019 y para el año consolidado. La compañía informó que el año pasado registró pérdidas netas por US$893,9 millones, mientras que en 2018 la compañía había registrado utilidades de US$1.143 millones.

La pérdida neta del periodo fue de US$893,9 millones, sobre lo cual la aerolínea indicó que "sobre la pérdida neta de los US$894 es importante resaltar más de US$600 son resultado de las ventas de 24 aviones, los ajustes contables resultado de los mismos y los gastos asociados a transformación, además este rubro no representa salida de caja".

“Estos meses han sido muy exigentes y desafiantes, pero nos permitieron confirmar que era indispensable darle un giro a nuestra estrategia de negocio. También reafirmamos que tenemos aliados, proveedores y clientes que confían en nuestra compañía y gracias a ellos tuvimos un cierre de año con noticias positivas las cuales permiten que hoy tengamos certeza sobre el futuro de Avianca", dijo Anko van der Werff, Presidente Ejecutivo y CEO de la compañía.

Van der Werff dijo también que los resultados presentados son los esperados, y que "es tiempo de pasar la página" y de enfocarse "en obtener mejor rentabilidad, prestar cada vez mejor servicio y cuidar el talento”.

Adicionalmente, la compañía informó que sus pérdidas totales integrales, que incluyen el interés a minoritarios fue de US$928 millones,  95% más altas que el resultado del periodo 2018, cuando la compañía reportó pérdidas por US$42,4 millones.

La aerolínea informó también que el año pasado logró ingresos operacionales por US$4.621 millones, 5,5% por debajo de la cifra reportada en 2018, que fue US$4.890 millones.

En cuanto a los pasivos de la empresa, en 2019 ascendieron a US$7.268 millones, frente a US$6.126 millones reportados en 2018, mientras que el patrimonio de la compañía, que hace dos años cerró en US$992 millones, el año pasado se redujo a US$5 millones.

En relación con la flota, que en 2018 estaba compuesta por 196 aeronaves (54 en  arrendamiento operativo y 142 propias), el año pasado se redujo a 171 máquinas, 113 propias y 58 bajo la modalidad de arrendamiento operativo.