Marco Antonio Avella, presidente de Grupo AVE, habló con LR sobre la ampliación de su mercado en México

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co

Con exportaciones a 22 países y seis plantas de producción, el Grupo AVE ha demostrado la eficiencia de la industria farmacéutica local. La empresa se prepara para suplir el vacío que dejó Venezuela, y su fórmula para hacerlo es volviendo a México tan grande como el mercado nacional. Marco Antonio Avella, presidente del Grupo AVE, habló con LR sobre este proyecto.

¿Cuáles son sus proyectos de expansión internacional?
Lo que estamos esperando para este año y los siguientes es potenciar México. Queremos agrandar la planta poniendo más equipos y líneas de producción y queremos mejorar la capacidad instalada que tenemos. De cierta manera, queremos reemplazar a Venezuela con México. En cuanto a mercados, no queremos entrar a nuevos sino potenciar los que tenemos, principalmente los de la Alianza Pacífico, es decir Chile y Perú. Son los países que tienen mayor futuro en Latinoamérica.

¿Cuánto representaba Venezuela?
En 2015 y 2014, Venezuela representaba para nosotros 17% de las ventas, 20% de las utilidades y 16% del Ebitda. Afortunadamente, México está repuntando y el año pasado crecimos 50% y este año esperamos crecer 100%.

¿Qué tamaño alcanzaría México con estos ajustes?
Aspiramos a que en los próximos tres años potenciemos a México de tal manera que sea por lo menos igual a Colombia, sino mayor.

¿Qué tanta participación de mercado tiene en el país?
En Colombia, 25% de las unidades inyectables que se aplican a los pacientes en las instituciones son marca Vitalis. Son para enfermedades infecciosas, antibacterianos y productos para el dolor. Nosotros fabricamos el año pasado 150 millones de unidades para el consumo de Colombia. Eso quiere decir que por lo menos 20 millones de colombianos recibieron algún producto inyectable nuestro o se lo pusieron en un hospital.

¿A cuánto ascendió la producción total?
En total nosotros fabricamos 240 millones de unidades, entre México, Colombia y Chile.

¿Cuál es su principal canal de ventas en Colombia?
En el sistema institucional estamos vendiendo alrededor de 90% de nuestra producción, y 10% lo vendemos en las droguerías, y solo de algunos productos, porque por ejemplo los antibióticos no se pueden colocar en una farmacia.

¿Cómo los ha afectado la deuda del sistema de salud?
Como tenemos productos de consumo masivo en los hospitales, entonces las IPS y EPS nos tienen cierta prioridad en el pago. Si bien la cartera ha subido un poco, pues la tenemos hoy en 98 días, es una cartera sana. Sentimos la crisis en el sistema de salud porque hay más demoras en los pagos pero el sistema fluye porque los productos nuestros son de primera necesidad en los hospitales.

¿Les preocupa Cafesalud?
Haber congelado el proceso de venta de Cafesalud es muy dañino para el sistema, porque no hay alguien que responda por casi seis millones de afiliados. Estamos muy interesados como industria farmacéutica nacional en que siga el proceso de venta con los que apostaron por la EPS y quieren comprar.

¿Cuál fue el balance 2016?
En 2016 nos afectaron dos circunstancias muy importantes, la primera fue la devaluación en los países donde tenemos presencia, pues se devaluó el peso mexicano, chileno y colombiano. Segundo, decidimos castigar todas las obligaciones que tenía Venezuela. Así, el año pasado vendimos US$80 millones cuando consolidamos, pero crecimos con todas las monedas locales.

Se abre paso en el mercado de biosimilares

Tras conquistar el mercado de los inyectables en Colombia, el Grupo AVE apunta a los biosimilares, medicamentos que se fabrican según un biológico natural que ya ha sido aprobado, pero cuya patente está expirada. Con este tipo de productos se tratan pacientes con diabetes, cáncer o artritis reumatoide. Según el presidente del Grupo AVE, la regulación en Colombia se ha quedado atrás y obtener las licencias del Invima para producir estos fármacos es difícil, a pesar de que si se generaran acá, se beneficiaría el sistema de salud gracias a una mayor oferta.