La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Si bien a Colombia le ha ido bien en la ampliación de los servicios sociales, se ha quedado rezagada frente al contexto de América Latina en reducción de la desigualdad.

El concepto es del exministro, José Antonio Ocampo, quien indicó que eso se refleja en la alta informalidad laboral que tiene el país. Precisamente, Ocampo indica que aunque el sistema de subsidio familiar que operan las cajas de compensación, es un ejemplo en la región, le percibe dos problemas puntuales: que la cobertura está más dirigida a trabajadores formales y que la proliferación de funciones de las cajas obedece a la falta de una visión como sociedad de para qué se quieren estas entidades.

En su opinión, a las cajas hay que quitarles tantas funciones que se les ha colgado gobierno tras gobierno y concentrarlas, por ejemplo, en la cobertura a la salud, sector en el cual participan. Ocampo intervino en el Congreso de Asocajas que culmina hoy en Pereira.

¿Por qué dice que las cajas tienen muchas funciones?
Hay una proliferación de funciones de estas entidades, y en parte es el resultado de las decisiones de las cajas, pero yo le diría que incluso mucho más es de la falta de una visión, como sociedad, de para qué queremos las entidades. Cada gobierno le va cogiendo un pedacito para sus prioridades, entonces terminó en un sistema que es atomizado en el uso de sus recursos y que ya no sabe uno qué funciones concretas tiene. Eso es más culpa de las legislaciones sucesivas impulsadas por gobiernos, que de las decisiones de las cajas.

¿Qué recomienda?
Primero hay que definir para qué queremos las cajas. Y lo que hay que hacer es un saneamiento de los recursos y definir, en protección social, qué es lo prioritario que hagan las cajas. Y no coger que este gobierno le pone fondos para niñez, que este para entrenamiento laboral, que este le pone recursos de vivienda... Si se quiere utilizar este sistema mejor, en un tema que el país necesita a gritos, planteo que sea salud. Eliminaría muchas de esas funciones y las destinaría a salud, para permitir una ampliación de cobertura, por ejemplo, subsidiando la cotización de microempresarios y trabajadores independientes. Esa puede ser una mejor manera de ampliar la cobertura de las cajas.

¿Y cómo empezar esa tarea?
Las propias cajas deben plantear cómo se ven a sí mismas dentro del sistema. Parte de lo que observo es que no hay un acuerdo frente al sistema que quieren pertenecer. El país las aprecia, pero las mismas entidades deben plantearle al Estado para qué son útiles y eso se puede hacer en las discusiones con el sector empresarial y los mismos trabajadores. Si a mí me preguntan, eliminaría muchas cosas de las cajas y las dedicaría solo a la salud.

¿Cuáles eliminaría?
Red de comercialización, farmacias, esos son más accesorios que lo pueden hacer otros agentes. El tema de los créditos, ponerlas a hacer parte del sistema de intermediación laboral, eso no es función de las cajas. En el tema de vivienda, francamente, se podrían excluir, eso se puede hacer por otro sistema diferente. Sin embargo, otras como mantener al trabajador afiliado que queda cesante y que le permita seguir siendo parte el sistema de seguridad social, eso sí puede ser una función de ellas.

¿Y en los temas de recreación y turismo?
Ellas han desarrollado unas funciones en servicios recreativos que no estoy tan en desacuerdo con algunas que dan beneficios directos a trabajadores. Me pregunto, ¿quién más en Colombia ofrece servicios de recreación para los trabajadores? No veo quien lo pueda suplir.

Entonces, ¿cree que las cajas de compensación necesitan un revolcón?
Los que lo necesitan son los gobiernos para que dejen de abusar del uso de los recursos de las cajas.

¿Cómo ve la iniciativa de la reforma a la salud?
A las cajas las van a dejar en un dilema muy grande. A mí me parece que la función más importante de ellas es ser gestoras. No le veo tantos problemas a la integración vertical como lo está viendo el proyecto de ley. Sí hay una integración que prohibiría que es entre ser parte del sistema de seguridad social y del de medicina prepagada. Eso sí lo separaría radicalmente. La seguridad social debe ser sin ánimo de lucro.

Muchos ven la parafiscalidad como un sobrecosto ¿usted qué piensa?
El 4% eleva los costos del empleo, pero uno tendría que preguntarle a las empresas y trabajadores si los servicios de las cajas no compensan ese uso de recursos. El problema de costos laborales en Colombia, no son las cajas de compensación, el principal perjuicio es la revaluación que eleva los costos laborales en dólares y hacen que nuestras empresas no sean competitivas a fuera. Eso vale muchísimo más que ese 4%.