La aerolínea de bajo costo ha tenido que tomar varias decisiones en materia laboral para cuidar el empleo de sus colaboradores

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Las crisis del Covid-19 ha puesto a las aerolíneas en jaque y luego de que pase la tormenta, el sector se tendrá que reinventar, así como cuando ocurrió el atentado contra las Torres Gemelas. Félix Antelo, presidente de Viva Air, dijo en entrevista con LR que necesitan créditos más grandes con tasas razonables e indicó que el mercado local será el primero en reactivarse, y que están listos para atenderlo. Además, expresó que retomar la confianza de los pasajeros será el reto a largo plazo.

¿Cómo está la situación financiera de la empresa?
Es la peor crisis en la historia del transporte aéreo y la aviación comercial. Ni las Torres Gemelas, ni el Sars ni la gripe porcina se comparan. Hay cientos de líneas aéreas sin operar.

En el caso de Viva, no estamos operando ni en Colombia ni en Perú por disposiciones gubernamentales. Lo que desde Viva planteamos es que el transporte aéreo es un servicio público esencial. Desde el Gobierno necesitamos apoyo para pasar este momento complejo, que puede ser a través de créditos blandos o alivios tributarios, por ejemplo, el IVA a los tiquetes.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que Viva sienta las pérdidas?
Es una crisis urgente, hablamos de semanas fuertes y necesitamos acciones por parte de los gobiernos. Hay una probabilidad alta de que la cuarentena se extienda y si eso sucede, son más semanas sin ingresos.

No quiero poner una fecha, decir son dos meses o tres. Viva está en un plan de contingencia, estamos adaptándonos. Estamos renegociando con proveedores, algunos contratos, hablando con los gobiernos, pero necesitamos apoyo para atravesar la situación.

¿Cuándo creen que se reactivará el sector?
El transporte aéreo será fundamental para la reactivación de Colombia. Creo que el tráfico que va a volver primero es el doméstico y si se empieza a mover de nuevo la economía, con las características geográficas del país, se necesita mucho el transporte aéreo, con competidores fuertes. A nivel global, la recuperación probablemente llegue a finales de 2021. En el caso de Colombia podría ser antes. Va a llevar probablemente un año o un poquito más. Creo que va a ser más rápido que en Europa y en Estados Unidos.

El Gobierno lanzó unas líneas de crédito para la aviación y congeló los parafiscales ¿son medidas suficientes?
Son medidas bienvenidas, pero no son suficiente. El tema de los créditos es que son mínimos, lo máximo que puede acceder una compañía es US$1 millón. Es insuficiente. Necesitamos más. En el caso de Viva, necesitamos créditos más altos, pero tampoco estratosféricos. Pedimos tasas razonables, no pedimos tasas cero, con un periodo de gracia entre dos y tres años, y con un plazo de pago de cinco años. Son cosas razonables. Nos ayudaría a atravesar esta crisis.

Después de una crisis siempre hay cambios de dinámicas en el sector, ¿qué pasará después de esta?
Estamos empezando a discutir algunos de esos cambios. Ya se habla de pasaportes biométricos o tomar temperatura en los aeropuertos a los pasajeros; que las aerolíneas implementen declaraciones juradas. Es pronto para decir cuáles serán las acciones concretas, pero el sector va a mutar.

En marzo y abril ¿cuántos pasajeros dejaron de transportar y cuántos vuelos se cancelaron?
En marzo cancelamos 40% de los vuelos. Eso implicó mover 500.000 pasajeros menos. En abril y mayo estamos viendo, según cifras preliminares, que vamos a dejar de mover entre un millón y un millón y medio menos de pasajeros de los esperado. Depende de si la cuarentena se extiende.

¿Qué medidas tomaron con sus colaboradores?
En mi caso, me bajé el salario 70% desde abril hasta nuevo aviso. A gerentes, directores y pilotos se les bajó el salario 50% entre abril y junio. El resto de la compañía bajó su salario 30%. Dimos la opción de licencias remuneradas, es decir, salen y se les paga 20% .

Una vez que se retome tienen pensado disminuir el plan de apertura y eliminar rutas que no sean tan rentables? 

Estamos monitoreando la situación día a día. Va depender mucho de cómo vuelva la demanda y de qué haga la competencia. En principio la meta es no abandonar ningún destino, pero eso dependerá de lo anterior. Tenemos una ventaja que el costo para operar de nosotros es mucho más bajo. Eso nos da cierta ventaja. La opción de bajo costo ya es ampliamente aceptada en el mercado. Viva va a salir de esto fortalecido.