En la región se destinó US$5.000 millones para invertir. Además, las participaciones que obtienen en las empresas no deben superen el 40%

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Las inversiones de riesgo se han incrementado en el mundo debido al crecimiento de diversas compañías que crearon fondos de inversión como SoftBank destinados a buscar empresas innovadoras que estén en etapas iniciales y no puedan entrar al mercado de capitales. Esta compañía desarrolla su modelo mediante su ‘vision found’ el cual hasta el momento tiene dentro de su portafolio más de 80 inversiones en el mundo, en distintas vertientes de lo que hoy llaman ‘economía colaborativa’, como domicilios, habitaciones y oficinas para rentar, transporte para particulares, entre otras.

Recientemente el diario The New York Times reveló en un reportaje, en el que pone en jaque a la firma liderada por Masayoshi Son, pues este estaría utilizando la estrategia de poner su músculo financiero en negocios poco sólidos y que además, tienen en descontento a las personas que dependen de la empresa; ya que no habría las mínimas garantías laborales, lo cuál sería lo que impulsa al negocio.

En cuanto a estos descontentos laborales, el diario resalta las protestas que han estallado en Bogotá, New York y Mumbai, en empresas en las que Softbank ha invertido su capital, “Solo en China, tres empresas respaldadas por SoftBank enfrentaron 32 huelgas el año pasado, según los datos recopilados para The Times por el Boletín Laboral de China”.

LOS CONTRASTES

  • Stefano FarnéDir. observatorio de trabajo U. Externado

    “El tema que más resalta son todas las contribuciones que tienen que hacer estas empresas en seguridad social y los impuestos. Nadie declara nada”.

  • Iván JaramilloInvestigador del obs laboral U. Rosario

    “El tema de que sea por horas no desnaturaliza la relación de trabajo, eso se llama coexistencia de contratos y está plenamente legislado en Colombia”.

El problema que sobresale en este tema controversial que envuelve a Softbank es que, según el Times, la empresa se ha dedicado a valorar o invertir en empresas que están sobrevaloradas y que han tenido graves resultados. Un ejemplo muy conocido es Wework, el cual recientemente derrocó a su director ejecutivo y aceptó un plan de rescate de SoftBank.

Esto recientemente generó que la compañía de inversión anunciara en el reporte financiero del segundo semestre fiscal pérdidas por más de US$5.807 millones, por cuenta del hueco que han hecho las inversiones fallidas en modelos de economía colaborativa como el mencionado anteriormente.

Este no fue el único golpe que ha recibido Softbank pues la caída del 10% en las acciones de Uber, empresa en la que ha invertido más de US$6.000 millones, también afectó las finanzas del grupo.

Según los expertos lo que está pasando, no solo con Softbank, sino otras empresas de capital de Silicon Valley, es que toman de excusa “la tecnología” para impulsar empresas que no están cumpliendo con las legislaciones de los países. Explican, que el negocio de taxis particulares siempre ha existido, y la excusa es la aplicación, sin embargo, esto no sería suficiente para que tener que evadir las reglas de cada país para obtener mayores ingresos.

Ahora, fuentes cercanas a Softbank en Latinoamérica relatan en defensa de la compañía, que las inversiones que realizan se hacen en empresas que tienen todo el potencial de transformar un mercado, es decir, que utilizan tecnología para romper modelos tradicionales implementando inteligencia artificial y otras innovaciones, pues para ellos esto es lo que transforma la economía.

Alineado a esta premisa, el presidente de Innpulsa, Ignacio Gaitán, afirmó que el reto está en modernizar a la sociedad en relación a estos nuevos modelos de negocio. “Hay que entender que estamos viviendo en un mundo donde la economía colaborativa, de mano de la tecnología, está cambiando paradigmas, generando oportunidades de ingreso y con una flexibilidad que antes no existía”.

Ahora, sobre este último punto algunos empresarios locales resaltan que estos modelos no son sostenibles, y que la innovación está camuflada, pues son cosas que han funcionado décadas atrás y que solo utilizan un celular para mostrase como diferentes y aprovechan la debilidad normativa de la región. Al mencionar esto, señalan el ejemplo de Airbnb en California, donde al cumplir todas las leyes, que regulan el alquiler informal, no afectan a la economía formal, que está generando trabajos “dignos”.

En este tema, uno de los modelos más criticados en el reportaje del diario neoyorquino es el de Rappi, en el que relata una historia de un rappitendero el cual fue asaltado mientras trabajaba, y cuando pidió ayuda a Rappi, este respondió que debía reunir de lo que trabaja para reponer sus pertenencias. Esta historia busca mostrar los vacíos que tiene el llamado unicornio colombiano y lo “sobrevalorado” que está la startup que recibió US$1.000 por parte de Softbank, y que según algunos expertos “no está teniendo un retorno a la inversión y es evidente en la falta de incentivos para los consumidores”.

Uno de los principales competidores de Rappi es Ifood, y en cabeza de esta compañía, Camilo Sarasti, dijo que Softbank ha hecho inversiones en compañías que no han dado resultados, y una de ella es Rappi, la cual se ha tratado de posicionarse en otros mercados como Brasil y no le ha dado resultado. “Por esto se cuestiona hasta que punto esta empresa seguirá teniendo caja para seguir haciendo las inversiones que viene haciendo”.

Sobre el trabajo formal por horas que defiende la compañía, empresarios locales señalaron que es un modelo que siempre ha existido y ahora no se debe evadir. Frente al tema, Iván Jaramillo, experto laboralista, señaló que “el hecho de que sea por horas no desnaturaliza la relación de trabajo, eso se llama coexistencia de contratos y está plenamente legislado”.

Situación actual de Rappi, una de las compañías en las que Softbank invirtió
El reportaje nombra en varias ocasiones el caso Rappi, una de las compañías en las que Softbank invirtió US$1.000 millones, esta es nombrada debido a las múltiples controversias que ha tenido en los últimos meses, una de ellas es la falta de responsabilidad con el consumidor. Por esta razón, la Superindustria formuló pliego de cargos por el presunto incumplimiento de órdenes relacionadas con, entre otras cosas, indicar a los consumidores, de manera previa, la procedencia del derecho de retracto y de reversión de pago.