lunes, 10 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Según la sexta edición de la Encuesta Global de Fraude 2012-2013 de Kroll Advisory Solutions, el 49% de las compañías se vio afectado por al menos un tipo de fraude en los últimos 12 meses comparado con el 61% a nivel mundial. En América Latina el 56% de las compañías son afectadas por fraude.

Uno de los mayores problemas en Colombia en el último año ha sido el fraude de proveedores, el cual afecta a un 19% de las compañías, según la Encuesta Anual Global sobre Fraude 2012-2013. Esta cifra es superior a la media del 12%.

El fraude de proveedores puede tener un alto impacto financiero. Este se puede presentar de diferentes maneras: comisiones indebidas o sobornos, manipulación de ofertas, proveedores fantasma, sustitución indebida de productos, colusión entre oferentes y el fraccionamiento de órdenes para permanecer por debajo de ciertos límites de compra.

El autor puede ser un proveedor o un empleado de la compañía, o en la mayoría de los casos, un trabajo conjunto entre un proveedor y un empleado. Según Recaredo Romero, director gerente y jefe de la oficina de Kroll en Bogotá, el fraude en las adquisiciones afecta compañías en todas las industrias, ninguna organización es inmune, además es uno de los más difíciles de detectar y uno de los que más pérdidas les genera a las empresas.

"El sector de minería y petróleo tiene una alta exposición a este tipo de fraudes. Es un sector intensivo de capital, su crecimiento ha sido acelerado y las compañías de esta locomotora tiene cientos de relaciones con proveedores en el año", dijo Romero, quien dijo que el desafío contra estos delitos obliga al país a ser más efectivos.

Un 30% reporta ser alta o moderadamente vulnerable a la corrupción, al robo de activos físicos y al incumplimiento normativo, todos por encima del promedio de la encuesta.

Los colombianos ven el robo de información como una amenaza. 27 de cada 100 personas cree que es alta o moderadamente vulnerable a este delito. Pero ante esto las compañías parecen dispuestas a adoptar medidas; de hecho, según la encuesta un 76% pretende invertir en mayor seguridad de las Tecnologías de Información en 2013.

De acuerdo con Romero, la amenaza más grande viene de adentro: 67% de los casos de fraude son perpetrados por empleados de las empresas.

Este año hubo una disminución en la incidencia de fraude a nivel mundial, al pasar del 75% de la encuesta anterior a un 61%.

La encuesta Anual Global sobre Fraude, a cargo de Kroll Advisory Solutions y realizada por Economist Intelligence Unit, consultó 839 altos ejecutivos en el mundo entre julio y agosto de este año. La encuesta incluyó una representación de 28% de Europa, 26% de Norteamérica, 24% de Asía Pacífico, 13% de América Latina y 10% del Medio/Oriente.