jueves, 15 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jorge Cortés - automotores@larepublica.com.co

Un compañero de oficina me preguntó sobre el volante bimasa. Parece que a su automóvil se le daño y la reparación es muy costosa. Aunque tengo más experiencia con carros que él no supe explicarle sobre el asunto. Señor Cortés: Podría aclararme ¿qué es un volante bimasa y para qué sirve en los automóviles de hoy? Henry Pacheco, Bogotá

Un volante normal es una sola pieza sólida que aloja el embrague para separar el motor de la caja o unirlo. El volante bimasa o doble volante hace un trabajo mixto. El éxito está en que éste proporciona mayor confort mecánico, sobre todo en los motores modernos, cuando el torque se produce en altas revoluciones o con relación alta. Un volante bimasa cuenta con una masa primaria que se acopla al motor y una masa secundaria que se ubica en el lado del embrague y la caja de cambios. Entre ambas masas hay unos muelles o resortes de arco acoplados a la masa secundaria flotante. Cuando el motor está trabajando engranado en un cambio ambas masas giran al unísono, transmitiendo el par desde la mecánica hasta la transmisión. Al embragar, o pisar el pedal de embrague, la masa secundaria aumenta la inercia de la transmisión. Este proceso proporciona un movimiento circular de inercia que se acopla al proceder del embrague, por lo que cada vez el movimiento es menos brusco. Además, cuando circulamos a velocidades bajas, los muelles situados entre ambos volantes disminuyen también parte de las vibraciones. Esta pieza no tiene reparación, es decir que es obligatorio el cambio cuando se descompone.

Voy a cambiar de vehículo y estoy indeciso sobre qué comprar. Me gustaría que me aconsejara sobre lo que debo tener en cuenta al momento de hacer la elección, si es mejor un auto nuevo o un usado de hasta 2 años. El carro es para uso familiar por lo que quiero que tenga seguridad, comodidad y ayudas electrónicas.

Juan Camacho, Bogotá

Normalmente no recomendamos marcas para mantener nuestra imparcialidad. Lo primero que tiene que tener en cuenta son sus verdaderas necesidades. Con respecto a su consulta, lo mejor es comprar un carro nuevo, que además tiene garantía por varios años. Si opta por la segunda opción recuerde que un usado ya viene desvalorizado. Para este caso lo mejor es comprar una marca reconocida y de alto volumen de ventas. Le aconsejo revisar el estado de los papeles y pedir la evaluación de un perito profesional, ojalá en un concesionario.