• Agregue a sus temas de interés

Colprensa

Este martes empezará en Cartagena el encuentro Andina Link, en el que se darán a conocer cifras sobre los logros y desafíos que enfrenta la televisión paga, así como sobre el auge de la piratería en la materia. 

En el encuentro, que se llevará a cabo del 25 al 27 de febrero, se tocarán puntos sobre los objetivos que hay en la lucha contra la piratería de televisión paga en todo el país, así como se darán cifras y consejos para que las empresas dedicadas a este negocio no vean el impacto en sus finanzas.

La llamada 'Alianza contra la piratería de televisión paga' ya logró en 2013 empezar a combatir este fenómeno, pues enfiló sus esfuerzos a erradicar la comercialización de dispositivos para la recepción ilegal de señales de televisión paga, así como la constante creación de nuevas tecnologías piratas hechas específicamente para distribuir ilegalmente los contenidos.

En ese sentido, Michael Hartman, vicepresidente senior de Asuntos Legales y Regulatorios de Directv América Latina, aseguró que se siente “muy satisfecho” con lo que se logró en el primer año y que en este nuevo periodo trabajarán de la mano de las entidades de control para que este flagelo no siga perjudicándolos.

“Uno de nuestros retos principales sigue siendo la educación de los consumidores de televisión, quienes están expuestos a los productos piratas. Además, junto con entes gubernamentales implementaremos planes de acción para identificar y prohibir a los fabricantes, distribuidores y revendedores”, indicó.

Y agregó: “La piratería es ilegal, viola los derechos de autor y la propiedad intelectual, entre otros. Además, al no estar sujeto a regulaciones, el mercado ilícito generalmente no paga impuestos en los territorios, por lo que no aporta al desarrollo de los países donde están presentes”.

De otro lado, según el directivo, en Colombia hay un mercado de televisión de 11.746.850 hogares, de los cuales más de 10 millones cuentan con al menos un televisor y algo más de un millón no lo tienen.

En cuanto a los hogares que sí cuentan con este electrodoméstico, casi cinco millones no poseen servicios de televisión paga; mientras que más de seis millones de hogares sí lo tienen. De esta última cifra, más de un millón de señales proceden de señales piratas según reveló la entidad.

Se calcula que el Estado pierde cerca de US$60 millones anualmente, debido al no recaudo de impuestos y pagos por concesión.