Si bien no es una nueva plataforma, lo cierto es que ha llegado para quedarse y ser cada vez más usada por compañías

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Uno de los efectos que ha causado el brote del covid-19 en las empresas es que las ha obligado a reinventarse, tanto en sus productos como en la manera de interactuar con sus consumidores. Una de esas herramientas que ha permitido abrir un canal directo, entre los consumidores y las organizaciones, son los webinars.

Si bien no es una nueva plataforma, lo cierto es que ha llegado para quedarse y ser cada vez más usada por compañías, universidades o personas que simplemente quieren dar a conocer sus ideas y lo que ocurre en la situación actual.

Para los que se preguntan qué es un webinar, se trata de una mezcla entre seminario y taller, pero web y su característica principal es la interactividad que se produce entre los participantes y el conferencista, ya que si no hubiera intercambio de opiniones, sería un webcast.

Si bien el covid-19 hizo que esta palabra sea cada vez más vista y usada en las redes sociales, puede que haya una saturación en los usuarios que se ven bombardeados por webinars sobre cualquier tema.

Alberto Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, expresó que aunque por la coyuntura la herramienta se utiliza mucho, será importante para los nuevos cambios de hábitos de consumo y de información que habrá en las pospandemia.

“Muchas soluciones tecnológicas que han existido hace mucho tiempo están volviendo a ser parte de nuestra cotidianidad en medio del aislamiento preventivo. Los webinars son herramientas sensacionales para que las empresas puedan de alguna manera seguir instruyendo a su audiencia de los diferentes temas de interés”, expresó.

Webinar sobre la innovación en tiempos de covid-19, sobre liderazgo en tiempo de crisis, sobre motivación a los empleados, sobre protección de datos, sobre reinvención de las marcas son algunas de los miles de temáticas que se pueden encontrar en esta coyuntura.

Para Yohai, el uso masivo de los webinars puede ser el principio de un cambio en el estilo de vida pues es la manera de interactuar. Sin embargo, los consumidores serán cada vez más selectivos y la oferta también será cada vez más variada, para atender los gustos específicos.

Los expertos recomiendan que los webinars deben durar máximo 45 minutos y tener 15 minutos de preguntas realizadas por los asistentes. El objetivo de esta herramienta es ayudar a capturar o fidelizar clientes, además de brindar un espacio para el debate y la confrontación de opiniones. El beneficio tanto para empresas como usuarios es que son asequibles y no requieren de grandes presupuestos. Por ejemplo, los medios de comunicación han implementado esta herramienta para informar en esta coyuntura. Al citar expertos de varios sectores y un periodista como moderador, se tocan varios temas interesantes para la audiencia.

Que los medios sean de los que más los usan no es casualidad, pues en este momento registran las audiencias más grandes. Yohai señaló que en la cámara han visto un aumento en el consumo de internet y datos, por los que los operadores tienen que asegurarse de que las personas tengan un buen servicio. Lo que sí es seguro es que la pandemia aceleró la transformación de las empresas a lo digital, por lo que los usuarios encontrarán más estos productos.