La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Hoy en la sección Al Paredón, Jorge Hernán Peláez habló con Ricardo Ávila, director de Portafolio, publicación económica que cumplió hace pocos días 20 años de existencia.

El director del medio explicó que Colombia no se preparó adecuadamente para la llegada de contenidos digitales y que es muy probable que los periódicos impresos desaparezcan.

Felicitaciones por los 20 años del periódico, ¿cómo lo celebraron?
Muchas gracias. De verdad que hemos celebrado el aniversario con una edición especial y con un foro sobre el futuro, sobre cómo tratamos de mirar más hacia adelante y menos al pasado. Eso es todo, nosotros no somos dados a fiestas ni a cocteles, de tal manera que el trabajo sigue.

Y en ese futuro, igual nos pasa a nosotros en La República, uno ve mucho internet, muchas tabletas, cosas en línea y cada vez se ve menos el papel. Uno ve que en el futuro los medios impresos van a migrar a la web, ¿cómo lo ve Portafolio?
Yo creo que en Colombia nos hemos demorado más en eso, si se mira lo que está sucediendo en el mundo. Hoy más que nunca se imprimen ejemplares de periódicos por una razón y es que las economías emergentes lo que han hecho es que el crecimiento eleve a un número más amplio de lectores. Lo que nosotros creemos es que todas las plataformas van a coexistir así como el cine no acabo con el teatro, ni el teatro con el cine, lo que creemos que en el futuro habrá lectores en el papel y en medios electrónicos, ya sean tabletas o nuestra pagina web o lo que traiga el futuro.

¿Para un diario que imprime una vez al día cambiar a online teniendo 24 horas de información y poder actualizarlo minuto a minuto, le cambia al periodista de impreso el chip?
Ese chip ya se cambió, nosotros realmente tenemos un ciclo de noticias 24 horas. Cada 24 horas efectivamente imprimimos un periódico pero eso es un reflejo con un momento que tiene que ver con la hora del cierre, de tal manera que hoy en día nuestros periodistas tienen presencia no solo en el impreso sino en la pagina web, saben hacer noticias, notas en video. Eso es lo que aquí en el periódico El Tiempo se llama la multimedia.

Dentro de los columnistas de un diario económico, a veces hay grandes economistas, otros no tanto, pero que opinan de temas más sociales y políticos, ¿cómo es esa combinación de tener de alguna manera contentos a todos los lectores con sus columnistas?
Por un lado, nosotros tenemos una política de pluralidad en el sentido de que aquí se publican muchos puntos de vista, de tal manera que no es la gente que tenga una tendencia ideológica definida o que tenga una posición particular. La verdad es que las páginas son muy democráticas en ese sentido. Algo que por cierto coincide con otros medios de esta casa editorial y lo que tratamos de hacer es un balance de gente que escriba de economía y de negocios, con gente que escriba de otros temas. Gente que escribe sobre temas de vida moderna, o gente que escribe incluso sobre política.

El presidente Santos se ha encontrado con una realidad y es que con los paros y con lo que le esta pasando a Colombia, el ciudadano de a pie se interesa más por los asuntos económicos precisamente porque le esta pegando a el bolsillo, ese será uno de los puntos en las próximas elecciones, ¿cómo planifican la campaña electoral del 2014?
Por un lado, tratando de cubrir a los candidatos en contienda. Así sucedió en la pasada campaña electoral. Tuvimos entrevistas con todos los candidatos, cubrimos parcialmente las campañas al Congreso, hacemos análisis de lo que pasa en los diferentes partidos. Al mismo tiempo en mis editoriales comienzo a incluir una vez a la semana análisis más políticos y eso es tal vez un poco el esfuerzo. Nosotros no tomamos posición a favor de ningún candidato, tratamos de presentar las diferentes tendencias y plataformas que hay en contienda, pero un poco es ayudarle al lector a que se informe.

El diario cumple 20 años y tiene una gran cantidad de historias y de entrevistas de personajes y si a usted lo invitaran un día al Ministerio de Hacienda o al Banco de la Republica, ¿qué recomendación le daría al gobierno?
Básicamente la insistencia es tratar de transmitirle a los funcionarios que tienen que comunicar mejor. A veces hay jergas que son difíciles de entender para el público, a veces hay cierta desconexión con las preocupaciones con la gente del común y en ese sentido lo que uno ve es que hay un gran trabajo por hacer. Hemos mejorado sin duda alguna, hoy en día las cosas son más transparentes, hoy en día las nuevas tecnologías permiten que una persona pueda consultar la presentación que hizo un ministro en un foro o las declaraciones de una rueda de prensa, pero todavía les toca trabajar más en eso.

Ya que usted lo menciona, las redes sociales y la tecnología han acercado el periodismo a las audiencias, ¿cómo manejan desde la casa editorial El Tiempo eso?
Parte del tema sin duda es utilizar lo que es un insumo muy efectivo para hacer el trabajo diario, pero al mismo tiempo hay tener en cuenta que la responsabilidad de los editores y los periodistas que tienen a su cargo revisar las noticias que llegan. Ahí deben servir de filtro. Uno se nutre, pero también parte de las gracias por las que estamos en este oficio es, por decir algo, nosotros somos los cocineros de un restaurante en el cual hay muchos ingredientes y nuestra decisión es presentar todos los días el mejor menú posible con la cantidad de ingredientes disponibles que hay.