Se comparó los escenarios previos a la crisis, durante la pandemia y para 2021, y los cambios con relación al ingreso de los consumidores

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

El coronavirus ha marcado una nueva pauta en la vida de las personas, las rutinas, los trabajos e, incluso, las decisiones de consumo están mediadas por la incertidumbre de la pandemia. La consultora Deloitte publicó un estudio sobre el impacto y escenarios de recuperación en el consumo y distribución durante el próximo año.

El documento compara la distribución del ingreso de los hogares previo a la crisis frente a la pandemia, y 2021. Uno de los efectos está en el ahorro, que antes del covid representaba en promedio 8% de los ingresos de los hogares, pero que para la crisis ha llegado a incrementarse hasta 102%, llegando a ser 16% de los ingresos de las familias. Según Deloitte, si bien en 2021 se relajará la propensión al ahorro, este seguirá pesando 10% del ingreso de los hogares.

Además, Deloitte señaló que durante el aislamiento los hogares también han venido percibiendo una pérdida de su poder adquisitivo, situación que se prolongará hasta 2021 aunque en una menor proporción.

Otros rubros en los que la consultora analizó cambios con relación al escenario de precrisis son el peso de los alimentos en el ingreso de los hogares, que en la época de cuarentena pasó de representar 17% del gasto de los hogares a 21%, lo que implica un incremento de 25% en este rubro. Para 2021, según Deloitte, los alimentos seguirán pensando alrededor de 17% en la canasta de los hogares.

Otras categorías, por el contrario, vieron caídas. Antes de la crisis, los hogares destinaban para sus compras de retail 12% de sus ingresos, una proporción que cayó a 2% durante el aislamiento. Esto muestra una reducción de 84% en el rubro, pero que para 2021 volverá a ocupar 11% de los gastos de las familias.

Los restaurantes, que antes de la cuarentena se llevaban 8% de los hogares, pero cayeron a un rubro aproximado de 0% ante la coyuntura, también volverán a ganar fuerza en 2021, con una recuperación a niveles de 7% de la canasta promedio de las familias.

LOS CONTRASTES

  • Luis Fernando MartinConsultor empresarial internacional

    “Hay nuevas dinámicas y hábitos de consumo. Tendemos a acortar lo que tradicionalmente consumimos y siempre le pega a los gastos no necesarios”.

Algo similar sucederá con los gatos en viajes y hoteles, que en una coyuntura normal previa a la crisis representaban en promedio 9% de la distribución al ingreso de los hogares, pero que en el aislamiento ha caído 95%, llegando a niveles cercanos a 0%. Así mismo, Deloitte proyecta que para 2021 este rubro se recuperará y pesará 7% en la renta de los hogares.

Además, la consultora evaluó las posibilidades para el sector retail. De lograrse un escenario de rápida contención, en el que solo se percibe un alto impacto hasta mayo, se podría esperar un repunte en junio de categorías como moda, belleza, lujo y hogar, mientras que las empresas salen de su stock de mercancía, vía descuentos y refuerzan su canal online.

En un segundo escenario de crisis, que podría durar de cuatro a cinco meses, la consultora defiende una normalización en categorías entre junio y julio, pero señala que la demanda continuaría afectada hasta 2021, mientras que el canal online logra canalizar 10% de las ventas. Mientras que en caso de que se prolongue hasta octubre, 2021 es un año también de recesión por la pérdida de poder adquisitivo.