Las inversiones de la minera para este 2019 en Gramalote serán de aproximadamente US$10 millones y en Quebradona son cercanas a US$55 millones

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

La Agencia Nacional de Minería (ANM) tiene 491 títulos asociados a áreas potenciales de producción de cobre en el país, que están distribuidos en tres cinturones que se ubican fundamentalmente en Córdoba, Antioquia y Chocó, que han mostrado resultados positivos en programas de exploración. Uno de estos títulos es el de la minera AngloGold Ashanti, que hace su primera apuesta por este mineral en el proyecto de Quebradona en Jericó, Antioquia.

El presidente de la empresa, Felipe Márquez, le explicó a LR las expectativas de extracción de este mineral, el proceso de venta de Northern Colombia y cómo van las operaciones en Gramalote. Sobre La Colosa, el proyecto en Cajamarca, la empresa explicó que cualquier actividad está suspendida y a pesar de que no hay ninguna inversión, continúan con los títulos y las tierras.

¿Cómo es el negocio para vender Northern Colombia con Royal Road Minerals Limited?
La decisión de vender nuestra participación en Northern Colombia Holdings Limited se basa en ejecutar un objetivo estratégico amplio de la compañía de tener un portafolio más eficiente y con un mejor foco. Estos intereses formaban parte de un portafolio más grande de exploración de tierras y activos en el país.

Colombia sigue siendo un área clave de oportunidades para el futuro de AngloGold Ashanti y continuaremos enfocándonos en el progreso de proyectos clave en la región, particularmente en Quebradona y Gramalote.

¿Cuánto será la inversión en estos proyectos y las expectativas que tienen?
AngloGold Ashanti está enfocado en dos proyectos clave; uno de cobre con la Minera de Cobre Quebradona en el municipio Jericó y otro de oro con Gramalote en el municipio San Roque, ambos en el departamento de Antioquia.

Las inversiones que tenemos planeadas para este 2019 en Gramalote serán aproximadamente de US$10 millones y en Quebradona están alrededor de US$55 millones.

¿Seguirán apostando por nuevos proyectos en el país o tienen algún freno por la falta de normativas e incertidumbre que se dio en años pasados?
Confiamos en Colombia y en su gente y le continuamos apostando al desarrollo del negocio en este país.

La interpretación de la Corte Constitucional en la sentencia SU-095, según la cual los municipios no tienen competencia para prohibir la minería en sus territorios, eliminó la incertidumbre y el debate existente en cuanto al alcance de las consultas populares o los acuerdos municipales como mecanismos para suspender nuestras actividades.

Esta sentencia ha devuelto la confianza en el sector minero y petrolero. Ahora, las autoridades deberán concentrarse en reglamentar estos procesos de coordinación entre las distintas entidades de los gobiernos nacional, regional y local.

¿Cómo va la exploración en Quebradona y Gramalote y cuándo esperan iniciar la producción de estos dos proyectos?
En Gramalote hemos finalizado la etapa de exploración, y con ello, todas las actividades técnicas requeridas para avanzar a construcción y montaje. Hoy estamos desarrollando actividades de cumplimiento de la licencia. Este proyecto está enfocado por los próximos tres años en el desarrollo de las actividades de apoyo a la formalización y de avance en la implementación del reasentamiento; actividades que son requeridas antes de iniciar una fase de construcción y montaje y la etapa siguiente, que es la producción.

Por su parte, en Minera de cobre Quebradona estamos finalizando los estudios técnicos de la etapa de exploración, por lo que nuestra idea es presentar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y el Plan de Trabajos y Obras (PTO) con miras a pasar a fase de construcción y montaje en 2020.

Este plan nos permitiría poder iniciar producción entre 2022 y 2024 de acuerdo con la técnica de acceso al cuerpo mineralizado que definamos a finales de abril.

¿Cuáles son las metas de producción para estos proyectos?
En Gramalote, que es un proyecto que ya se encuentra licenciado, se espera una producción anual estimada entre 400.000 y 450.000 onzas.

Por otra parte, en Minera de Cobre Quebradona el primer año de producción completa está en un rango de 60.000 a 70.000 toneladas de cobre.

LOS CONTRASTES

  • Silvana Habib DazaPresidenta Agencia Nacional de Minería

    “Para el país el cobre da una enorme oportunidad de encadenamientos productivos y empleo. Hoy los principales destinos de exportación son China y España”.

¿Cómo ha sido el trabajo con los pequeños mineros?
Queremos que San Roque sea un ejemplo para la región y el país en formalización minera. Para lograrlos se requiere de un liderazgo efectivo y conjunto de las autoridades para que las condiciones del territorio permitan la viabilidad del proyecto con relación a las actividades de minería informal e ilegal. Hasta el momento hemos avanzado en procesos de formalización con un grupo de 18 mineros en el sector de La Maria SAS y se espera tener la suscripción del subcontrato de formalización en el Registro Minero Nacional en abril de 2019.

Adicionalmente, se tiene planeado avanzar en procesos de formalización con el liderazgo de la alcaldía de San Roque y la autoridad minera, y el apoyo de Gramalote en sectores ubicados por fuera del área licenciada del proyecto. En el proyecto Quebradona no existen pequeños mineros.