Los beneficios han alcanzado los 10.670 millones de dólares, un 19% más y por encima de las estimaciones.

Expansión - Madrid

Alphabet, matriz del buscador online Google, refleja síntomas de agotamiento en la recta final del año. El crecimiento de los ingresos en el cuarto trimestre de 2019 ha quedado por debajo del 20% y se ha situado en US$46.000 millones , un 17,3% más. Se trata de la menor subida registrada desde 2015 y queda por debajo de los cálculos de los analistas, que esperaban una facturación de US$46.900 millones.

Los beneficios han alcanzado los US$10.670 millones, un 19% más y por encima de las estimaciones.

Pese a que la compañía ha ganado más de lo previsto, los inversores se muestran preocupados con la capacidad de crecimiento de Alphabet y las acciones de la tecnológica caían por encima del 4% en el cierre prolongado de Wall Street. Si la tendencia continúa mañana, la matriz de Google perderá el billón de dólares de capitalización bursátil.

En el ejercicio completo, Alphabet ha elevado un 18% los ingresos, hasta casi US$162.000 millones, mientras el beneficio neto se ha situado en US$34.343 millones , un 11,7% más.

El margen operativo anual ha pasado del 20% al 21% gracias, entre otras cosas, a un recorte de los gastos del 27%, hasta US$5.400 millones.

La gestión de anuncios en Google es el gran motor de los negocios, con una facturación de US$134.800 millones en 2019, un 16% más. La actividad de servicios en la nube es, no obstante, la que más crece, hasta unos ingresos de US$9.000 millones, un 53% más.

La gestión de Alphabet, la cuarta compañía más valiosa de Wall Street, se encuentra desde diciembre en manos de Sundar Pichai, tras la retirada de la gestión ejecutiva de los fundadores de Google, Larry Page y Serguei Brin.