Con la asignación de bloques en las dos subastas petroleras, el Ministerio de Minas y Energía espera que a partir de 2020 se inicie la fase exploratoria

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los síntomas de reactivación que se han presentado en la industria petrolera este año, con 16 nuevos contratos firmados y un aumento en la producción, muestran un buen panorama para el sector. A menos de dos semanas de la segunda subasta del año, y en medio de la reglamentación de la Liga B, que se espera esté lista en febrero, las expectativas en todos los frentes de trabajo son positivas. No obstante, una de las preocupaciones está en materia de exploración, la cual, según los cálculos del Ministerio de Minas y Energía, aún continúa siendo muy baja en Colombia.

Pese a que históricamente se ha presentado una importante actividad en las cuencas de los Llanos Orientales, el Valle Superior e Inferior del Magdalena, cifras del sector registran que el cubrimiento exploratorio ha sido bajo en los últimos años. No solo porque se han perforado 2.500 pozos exploratorios, sino también porque aún hay gran cantidad de hectáreas por desarrollar, operar e invertir.

A esa conclusión se llegó en el primer día de la II Cumbre de Petróleo y Gas en Bogotá. Allí, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, hizo un llamado a la industria para continuar aumentando la exploración. “Colombia tiene un potencial enorme en materia de exploración. Todavía hay algo que tenemos que hacer distinto. Debemos continuar trabajando en este frente”, dijo.

Si bien la funcionaria aclaró que ya hay escenarios de reincorporación que muestran el alto potencial del país, advirtió que toda esta situación se podría contrarrestar con los bloques que queden adjudicados en las dos subastas de este año. “En 2020 se empezarán a ejecutar las actividades asociadas a estos nuevos contratos, veremos un aumento en la adquisición de sísmica y perforación de pozos exploratorios”, dijo Suárez, que además agregó que en toda la fase exploratoria del Proceso Permanente de Asignación de Áreas se daría la perforación de hasta 200 pozos.

Ante las proyecciones del Gobierno, y las inversiones que se esperan a corto y mediano plazo, el presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros, Germán Espinosa, destacó que la “única forma de encontrar petróleo y gas es explorando. Haciendo sísmica y perforando pozos exploratorios”. De hecho, el directivo aseguró que todo esto permitirá que el país continúe “la lucha contra el fantasma del desabastecimiento”.

Los casi 40 contratos que se prevé firmar este año la Agencia Nacional de Hidrocarburos permitirán que dicho horizonte se cumpla. Luis Miguel Morelli, presidente de la entidad, aseguró, incluso, que desde la próxima semana Ecopetrol iniciará sísmica de un bloque adjudicado en la primera subasta. El funcionario aclaró que todo este proceso de exploración tardará hasta tres años, pero advirtió que el otro año las empresas ya han confirmado que explorarán hasta 15 pozos.

Ante los desafíos y retos que hay a corto plazo, uno de los llamados de los gremios petroleros se centró en impulsar las tecnologías para aumentar el factor de recobro. “Una de las posibles fuentes que en el corto plazo podrían incorporar nuevas reservas de petróleo es el recobro mejorado en los yacimientos descubiertos”, dijo Espinosa.

El directivo enfatizó que Colombia tiene un incentivo en esta materia, ya que “de los 54.000 millones de barriles de petróleo original in situ, solo se han producido unos 11.000 millones de barriles”. Esto representa 19% de factor de recobro, es decir, “una cifra baja” si se le compara con el promedio global de 28-34%.

LOS CONTRASTES

  • María Fernanda SuárezMinistra de Minas y Energía

    “Colombia tiene un potencial enorme en materia de exploración. Todavía hay algo que tenemos que hacer distinto. Debemos continuar trabajando”.

  • Germán EspinosaPresidente de Campetrol

    “Una de las posibles fuentes que en el corto plazo podrían incorporar nuevas reservas de petróleo es el recobro mejorado en los yacimientos descubiertos”.

¿Cuál es la hoja de ruta?
Aunque ya se está trabajando en varios frentes, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Minas y Energía, enfatizó que la hoja de ruta se concentra en cuatro principales ejes: desarrollo de la exploración costa afuera, promoción de la exploración y yacimientos continentales, recobro mejorado y el inicio de los yacimientos no convencionales.

En estos focos de trabajo, añadió Suárez, se sigue avanzando en la exploración de costa afuera para impulsar los nuevos contratos en el Caribe. No obstante, a esto se sumó el presidente de la ANH quien aclaró que el próximo año se emprenderá un ‘road show’ para impulsar a que nuevos inversionistas lleguen a explorar el ‘offshore’ del Pacífico.

A este plan de trabajo también se suma que el Gobierno confirmó un contrato con la firma Poten & Partners para hacer un diagnóstico del mercado del gas. Con este, se esperan definir temas como la perspectiva nacional e internacional, los escenarios de suministro de gas a corto, mediano y largo plazo, y las políticas institucionales y regulatorias.

La industria, por ahora, espera que se siga avanzando en la reglamentación de los pilotos de fracking. Asímismo, que en 2020 el Gobierno presente al legislativo la ley de concurrencia y concordancia.

Cuatro nuevas empresas entraron a la segunda subasta petrolera
El presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Luis Miguel Morelli, reveló que en la segunda subasta petrolera, que se llevará a cabo el 26 de noviembre, habrá 26 empresas y no 22 como se tenía establecido. De acuerdo con Morelli, se trata de Interoil, Vetra, Petróleos Sudamericanos (Petrosud) y China National Offshore Oil Corporation (Cnooc). Es de resaltar que con esta nueva puja el Gobierno estima que se adjudiquen mínimo 30 contratos este año, de los 59 que saldrán al mercado.