La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Diana Arrieta Marín - darrieta@larepublica.com.co

El avance del proyecto de expansión y modernización de la Refinería de Cartagena (Reficar), activó las alarmas al descubrirse que la fase de construcción no alcanza los porcentajes deseados, ubicándose en solo un 27%. Pero el factor que actuó como detonante fue el incremento del presupuesto registrado durante el último año.

La inversión total se ubicó en US$4.854 millones, luego de que en 2011 la cifra estaba por los US$3.900 millones. Este hecho hizo que el saliente ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, manifestara su preocupación por el aumento del presupuesto, dirigiéndose con un fuerte tono hacia el presidente de Reficar, Orlando Cabrales, durante una reunión de Ecopetrol.

El encargado de la cartera de Hacienda dejó ver la necesidad de un estricto control por parte de Ecopetrol y Reficar, y además

comparó el monto de la inversión con el valor que tiene la ampliación del Canal de Panamá, que está por el orden de los US$5.200 millones.

Ante un aumento del presupuesto inicial, que comenzó en 2008 con US$2.700 millones cuando Glencore estaba a cargo del proyecto, más un avance que no muestra las cifras esperadas, las finanzas de Ecopetrol podrían recibir un fuerte impacto.

Es por esto que ahora la Cámara de Representantes hizo una solicitud a la Contraloría General de la Nación para que entre a revisar el tema.

Los antecedentesReficar fue inaugurada el 7 de diciembre de 1957 por la Internacional Petroleum Co., luego en 1974 Ecopetrol la adquirió por un precio de US$35 millones.

De acuerdo con Leonardo Arbeláez, contralor auxiliar de regalías, en 2006 el Gobierno decidió sacar una subasta, con el fin de conseguir un socio estratégico para la refinería. Es así como Glencore entra al negocio, con una participación del 50,9% de las acciones.

Esta compañía hizo en ese entonces el diseño del proyecto de modernización, para lo cual firmó un contrato con Corporation Bridge & Iron (CBI), quienes fueron los contratistas. Luego, en el año 2009 Glencore decide retirar su participación y Ecopetrol recupera las acciones, quedándose con el 100% de Reficar.

Según Arbeláez, en 2008 Glencore presentó un presupuesto del proyecto de US$2.700 millones, pero en 2009, al pasar a manos de Ecopetrol, la cifra ascendió a los US$3.777 millones. Al año siguiente la Junta Directiva de Reficar presentó nuevos cambios, por lo que el monto llegó a los US$3.892 millones.

'Estos costos aumentaron porque Ecopetrol decidió hacer modificaciones a los diseños hechos por CBI. Es así como volvió a aumentar el costo en 2011 a los US$3.993 millones. Al 31 de diciembre de ese año US$2.221 millones fueron gastados y causados y el porcentaje de avance de la ingeniería y diseño alcanzó el 86%', explicó Arbeláez.

Añadió que la auditoría se hace año vencido y resaltó que mientras los diseños del proyecto no se concluyan, no se podrá terminar un presupuesto.