El presidente volverá a visitar la Isla para llevar más ayudas humanitarias a las familias afectas y continuar el plan de reconstrucción

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Tras evaluar el impacto del huracán Iota en el Archipiélago de San Andrés y Providencia, el Gobierno Nacional declaró situación de desastre para facilitar el proceso de atención a la crisis.

La medida tendría una vigencia de 12 meses prorrogables hasta por un periodo igual. Bajo este decreto, la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) podrá realizar un plan de acción específico para atender la crisis.

“En virtud de la presente declaración de situación de desastre departamental, tanto las entidades nacionales como el departamento darán aplicación al régimen normativo especial para situaciones de desastre y calamidad pública, contemplado en Capitulo VII de la Ley 1523 de 2012”, añadió el documento.

Hoy el presidente anunció que volverá a visitar la Isla para llevar nuevas ayudas humanitarias con el apoyo del Ejército Nacional, socorristas y el personal del Ministerio de Salud, y señaló que hay varios retos en el plan de acción.

"El primer reto es la remoción de todos los escombros, limpieza, de Providencia, en paralelo, entrega de ayuda humanitaria, seguir haciendo la supervisión en materia de salud, reestablecer dentro de lo que son servicios humanitarios, flujo de energía, comunicaciones, mirar el tema de agua, suministros con los carro tanques y, por supuesto, tener la mayor capacidad de entrega de kits de alimentación y aseo a la comunidad", comentó el mandatario.

Duque había señalado días pasados que se intentaría realizar el proceso de reconstrucción en 100 días, sin embargo, dada la gravedad de la emergencia, aclaró que el proceso podría tomar mucho más tiempo.

"Por la valoración que hemos venido haciendo sabemos que el reto de la reconstrucción será enorme debido a la destrucción total de mucha infraestructura, nosotros hemos venido hablando de un plan de 100 días de reconstrucción, tal vez nos va a tomar un poco más de tiempo, pero lo importante es que en esos primeros 100 días de intervención nosotros tengamos la atención en materia humanitaria y entrega de soluciones para las familias más afectadas", añadió el presidente.

El mandatario comentó que esperan avanzar en el proceso de limpieza y remoción en los próximos 15 días, entregar kits de alimentación y aseo y desplegar carpas para que los habitantes de la isla se puedan refugiar mientras se edifica el plan de reconstrucción en corto plazo.