El sector productivo está ultimando los detalles de sus protocolos con la idea de que la reactivación empiece tras la cuarentena

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

La pandemia del Covid-19 cambió los pronósticos de la economía para 2020 y está borrando las buenas previsiones para 2021. Con la intención de proteger las vidas el Gobierno implementó la cuarentena hasta el 26 de abril y lo previsto es que a partir de esa fecha algunos sectores productivos comiencen a operar para hacerle frente a la crisis derivada de la emergencia de salud.

Sandra Forero, presidente del Consejo Gremial Nacional, señaló en diálogo con LR que para trabajar por las empresas, los empleados y la salud de los colaboradores se están ultimando los detalles de los protocolos para la reactivación de los sectores tras la cuarentena. También dijo que hay diálogo con la administración de Iván Duque y que los gremios han mostrado su colaboración con el país.

¿Cómo califica las acciones e iniciativas de los gremios para ayudar ante la crisis?
El empresariado ha estado jugado y comprometido atendiendo esta coyuntura. Con propuestas serias para proteger de manera integral al trabajador; eso quiere decir su salud y su sustento. También con aportes y donaciones. Por ejemplo, sumándose a iniciativas ya existentes como garantizar alimentación, ampliar el volumen de insumos y equipos médicos y condiciones de bienestar para sus trabajadores. Yo me atrevo a decir, un tejido empresarial que ha demostrado ser la base del tejido social de Colombia.

¿Es un imperativo que para salir de la crisis y reactivar la economía debe haber diálogo entre el sector privado y el Gobierno Nacional?
Totalmente. De hecho, para nosotros es una realidad. Cuando arrancó este proceso el presidente Duque nos explicó la estrategia de preparación, y en el transcurso de un mes hemos trabajado, no solo en recibir información para divulgarla, sino en las propuestas enfocadas en proteger integralmente al trabajador. La semana pasada tuvimos una reunión con el Presidente, en la que no solo reiteramos el apoyo a las medidas que ha tomado, sino que empezamos a hablar de cómo debemos hacer el aislamiento inteligente, de ir abriendo gradualmente, y con mucho cuidado los sectores.

En ese proceso, ¿cómo están trabajando en el CGN para la construcción de esos protocolos para la reactivación?
Ahora el gran reto es que nos estamos preparando para la etapa que viene, y sabemos que esto no va a ser una emergencia que se va a superar en pocos días o semanas. El mecanismo en el que estamos trabajando es el de los protocolos. Eso quiere decir que el Gobierno irá mirando cuáles son los sectores que, desde el punto de vista de generación de empleo, pueden ir entrando paulatinamente. Debemos tener listos los protocolos y entregarlos al Gobierno, que los valida, y luego se van incorporando para reactivarnos rápidamente para garantizar el sustento de los trabajadores. El empleo es los que nos ha tenido inmersos en propuestas.

¿Cuáles son los elementos que deben tener los protocolos?
Hay unos contenidos mínimos que deben tener los protocolos Estos son, trabajo en casa. Porque no todo el mundo va a salir. Otro es el proceso de limpieza y desinfección; otro es capital humano, para evitar aglomeración, con flexibilización de horarios. También está el plan de comunicaciones que debemos tener para dar a conocer el protocolo públicamente y la línea de prevención y manejo de situaciones de riesgo. Eso en términos generales es lo que debe tener en cuenta en los protocolos. Incluso ya hay unos adoptados como el de transporte, construcción de edificaciones e infraestructura. El resto de los sectores deben preparar los protocolos esta semana.

¿Qué otros elementos han pensado debe tener el plan de reactivación?
El Gobierno, de la mano del Consejo Gremial, está trabajando en un plan de reactivación, porque, además de esto, tenemos que ver otras medidas y eso lo construimos colectivamente.

¿A cuáles sectores les va a costar más implementar los protocolos o cuáles se demorarían más en reactivarse? 
Estamos ante una nueva realidad, y a todos, inclueso en nuestros comportamientos cotidiandos, nuestras relaciones sociales, y desde el punto de vista de la manera de trabajar nos toca reconocer una nueva realidad. Los protocolos lo que hacen es, dependiendo dela naturaleza y las características de la actividad, generar las condiciones para mitirgar el riesgo de contagio. Todo esto implica que volvamos a reinventarnos en la manera de abordar las actividades en el momento en el que nos corresponda.

¿Qué elementos debería tener ese plan?
Nosotros hemos hecho un paquete de 22 propuestas que recogen el objetivo importante que es proteger el empleo y la salud. El objetivo es mantener la liquidez de las empresas, entendiendo que el tejido empresarial es diverso.

Precisamente, el Gobierno ha lanzado líneas de crédito para Pyme, pero ¿cree que se deben ampliar para todas las empresas?
Ya salió el decreto de capitalización del Fondo Nacional de Garantías (FNG) y ahí seguramente habrá anuncios en lo que tiene que ver con cómo logramos mayores garantías para que las empresas, independientemente de su tamaño, puedan acceder a estos créditos. Con la capitalización dan tranquilidad al sector financiero para profundizar en créditos. En esto, una de las propuestas que se ha presentado, para el tema del FNG es quitar la limitación que tiene para que incluya a grandes empresas. Es decir, todo el tejido empresarial porque no nos olvidemos que es 70% del aparato productivo el que está en cese total de actividades.

¿Qué opina del debate sobre economía y salud?
Desde el CGN estamos seguros de que no existe y no debería existir. Reitero, el reto ahora es la seguridad integral para los trabajadores. Es decir, poder garantizarles la salud, pero también su sustento, y para eso seguimos los protocolos.

¿Han cuantificado cuántas empresas podrían cerrar por la pandemia?
No. Ahora estamos concentrados en la generación de propuestas y ese es un tema dinpamicos, y vamos a trabajar en mitigar el impacto y la reactivación.

¿Cómo piensan trabajar con los gobernadores y alcaldes para que entren en la dinámica de cumplir con los protocolos y ayudar a esa reactivación?
Ahí tenemos un trabajo. Primero en los protocolos y como digo, el Gobierno va mirando el comportamiento del virus en el territorio para tomar decisiones. Segundo, hay unos protocolos que son transversales que, además articulan a toda la sociedad como el tema de movilidad, de comportamiento en casa, de comportamiento social y en eso los alcaldes y gobernadores, con las medidas que han tomado, ya han venido ayudando. Ahora, en lo sectorial mucho de este trabajo que nosotros realicemos va a estar de la mano de la mano del Gobierno, gobernadores y alcaldes para encontrar estas mejores fórmulas que nos permitan armonizar los derechos fundamentales, es decir, que no puedan ser excluyentes la vida y el trabajo, la salud y el ingreso digno.

¿Cuánto tardaría la reactivación de la producción?
No, esa respuesta no me atrevo a darla. No la tengo, porque es tan dinámico que decir ahora que esto puede durar seis meses o un año, no se puede. Lo que nos toca es estar preparados, seguir cuidando la salud, cuidando la vida de todos los colombianos, colectivamente y preparándonos para reactivar a los sectores.

LOS CONTRASTES

  • Julián DomínguezPresidente de Confecámaras

    “Las cámaras también están brindando a los empresarios apoyo en provisión de insumos y capacitación para adecuar sus modelos de negocio a la nueva realidad”.

¿Desde el CGN apoyan la idea de que los festivos sean días productivos después del aislamiento? 
Es un tema que hemos estado analizando al interior del Consejo Gremial para medir el impacto que esta medida podría tener en algunos sectores. Como siempre nuestro propósito será encontrar un equilibrio entre cuidar la salud de los colombianos, proteger el empleo y garantizar la sostenibilidad de todos los sectores.

Usted también es presidente de Camacol, ¿ustedes ya tienen listo su protocolo?
El protocolo nuestro es uno que construimos desde mirar las experiencias internacionales, después hicimos un trabajo más nacional, desde el punto de vista técnico, y de ahí conseguimos asesores externos en temas de salud y sanitarios, que lo complementaron. El protocolo cumple estrictamente con esos contenidos que hablamos. Ahora ya fue adoptado por circular del Gobierno Nacional, entonces en esa medida esta semana las están usando los empresarios, para ir consiguiendo insumos, porque esto requiere de una cantidad de insumos que antes no se requerían en las obras. Nosotros desde Camacol estamos preparando todas las piezas de divulgación que le deben llegar al trabajador. Vamos a tener una serie de eventos regionales acompañados del Minvivienda para irnos preparando. De tal forma que si logramos reactivar actividades, que es lo ideal, en este sector el próximo 27 de abril ya estemos listos. La expectativa es poder reactivar 2.000 proyectos de vivienda que están en cese de actividades, un poco más de 7 millones de metros cuadros en obras de usos no residenciales, y que el millón y medio de trabajadores directos que tenemos, de esos son 800.000 obreros, puedan arrancar.