jueves, 20 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

En una rueda de prensa de más de una hora el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, presentó las principales propuestas que tendrá la reforma  de más de 300 artículos. Uno de los puntos más importantes es que se propone una sanción privativa de la libertad o cárcel para los grandes evasores.

El Ministro habló de penas de entre cuatro y nueve años para quienes evadan impuestos por montos superiores a $5.000 millones, esto es el abrebocas a lo que vendrá en materia de evasión, punto en el que de manera tangencial las propuestas de monotributo, declaración de renta y las nuevas reglas para las Entidades Sin Ánimo de Lucro también tienen como objetivo controlar a quienes no cumplen con sus obligaciones tributarias.

“Somos el único país de la Alianza del Pacífico que no penaliza y ha llegado la hora de cambiar ese rumbo” anotó el jefe de la cartera.

El revolcón de las entidades sin ánimo de lucro, como se tenía previsto, va en la clasificación de las 12 actividades meritorias, las que no logren justificar este tipo de actividades tendrían que pagar.

En este aspecto, la Dian definirá cuáles son las organizaciones que cumplen con esos requisitos. Además se les prohibe el reparto de excedentes y se obliga a revelar los pagos y beneficiarios en el exterior.

En cuanto a la evasión internacional la reforma tributaria contempla una modernización de la plataforma y nuevas facultades para la Dian con el fin de que conozca más información de los contribuyentes.

Para el Ministro, este es “el momento de tomar decisiones, es el momento en el que debemos asumir estos retos y entre todos, toda la sociedad y los sectores, unirnos a este gran propósito”.

Impuesto al bolsillo
Pero no solo de evasión se habló. Uno de los temas que más preocupaba a los consumidores, el aumento del IVA, se hizo realidad. La propuesta de la tributaria es subir la tasa de 16% a 19% pero se mantiene la lista de productos de la canasta familiar que están exentos o excluidos de este impuesto.

“Modifíquese el artículo 468 del Estatuto Tributario el cual quedará así: Artículo 468. Tarifa General del Impuesto sobre las Ventas. La tarifa general del impuesto sobre las ventas es de diecinueve por ciento (19%) salvo las excepciones contempladas en este título”, dice el proyecto de la reforma.

Para el presidente de Fenavi, Andrés Valencia, la decisión de no gravar los huevos es acertada. “En lo que respecta a nuestro interés de que se mantuvieran sin IVA los productos de nuestro sector y que se mantengan en la categoría de exentos, se cumple lo que estábamos esperando”. Además, dijo que se espera que no se cambie lo que tiene que ver con las devoluciones y resalta que no se modificara de categoría de exentos a excluidos.

Fuera de la canasta familiar, también se habló del IVA para los artículos tecnológicos como los celulares. De acuerdo con  Cárdenas, el IVA se le quitará a los celulares con un valor menor a $650.000 con el fin de garantizar el acceso a tabletas y celulares de la población. Así mismo  tampoco se aplicará IVA para el consumo de internet de los estratos bajos.

Y siguiendo con el tema del bolsillo, otra de las propuestas fundamentales es el tema de la declaración de renta a personas naturales. Aunque se había especulado con que se empezaría a declarar desde un salario de $1.500.000, el Ministro anunció que la base será de $2.750.000 con lo cual se espera que se aumente el número de declarantes en al menos 400.000 personas.

Esta propuesta no es muy bien recibida por todos los expertos. Tal es el caso del exdirector de la Dian Gustavo Cote quien aseguró que “me parece contraproducente esa propuesta por una razón sencilla y es que el ministro de Hacienda perdió de vista que al bajar el nivel de renta de las personas naturales en nada le va a ayudar para bajar el gravísimo problema fiscal del Presupuesto Nacional, en cambio va a congestionar más la Dian con un sin número de declaraciones de renta”.

 Además, consideró que esto no se está centrando en controlar la evasión que está en los grandes declarantes y que tampoco favorece a la clase media y a la clase baja.

Con detractores y gente a favor la reforma tributaria empieza a tomar forma, y para culminar su presentación, Cárdenas resaltó los beneficios que tendrá. En el tema de recaudo se dijo que el monto esperado para 2017 es de un incremento de $7 billones.

Así mismo, en 2022 el Gobierno espera incrementar sus ingresos en $27 billones. Adicionalmente, el jefe de la cartera de Hacienda reitero que el impuesto de 4x1.000 se mantendrá de manera permanente.

“Esta reforma tiene un dividendo que va dándose en el tiempo si tenemos el foco en 2022, si no la hacemos estaríamos con un PIB de US$354.000 millones, y con la reforma de más de US$450.000 millones”, aseguró Cárdenas.

Además en el tema de efectos en la calificación de crédito se tiene que la expectativa es que con la reforma no solo se mantenga el grado de inversión sino que la nota suba de BBB+, pues sin la tributaria el panorama es negativo y se cree que la calificación bajaría a BB-, todo con miras a 2022.

En cuanto a la pobreza, con la reforma se bajarían los índices a 20% de personas por debajo de la línea de pobreza, sin dicho cambio este indicador subirá a 28%. En términos de desempleo pasa algo similar y es que los la tasa subiría si no se hace la reforma.

Para culminar el Ministro fue enfático al decir “esta reforma tiene como su gran eje buscar que la inversión privada fluya. Pero al mismo tiempo tenemos que proteger a los colombianos más vulnerables, y por eso, tenemos que lograr que esos productos de la canasta básica que no han estado gravados, sigan sin estarlo”.

Además el proyecto bandera de la cartera tiene que conseguir más recursos que nos permitan mejorar la calidad de vida. Ahora el debate inicia.

Los impuestos verdes juegan en el proyecto de ley
Como parte del compromiso por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la reforma tributaria estructural crea un impuesto verde, llamado en el proyecto como impuesto al carbono. En este los combustibles pagan dependiendo de qué tan contaminantes sean y solo hay dos excepciones: el carbón y el gas natural. De resto, el gravamen sería de la siguiente manera: gas licuado de petróleo paga $95 por galón; gasolina, $135 por galón; kerosene y jet fuel, $148 por galón; Acpm, $152 por galón; y fuel oil, $177 por galón.

Personas que ganen $2,7 millones tendrán que declarar renta
Una de las intenciones de la reforma es aumentar la base de contribuyentes. Para eso, las personas que ganen desde $2,75 millones declararán renta, con lo que los declarantes pasarían de 2,2 millones a 2,7 millones. Se transitará de tres sistemas de declaración a solo uno. Además, el ministro de Hacienda anunció que quienes reciban dividendos también se verán obligados a pagar. Quien obtenga dividendos de más de $29 millones, pagará 10% de impuesto y 5% pagarán las personas que reciban desde $17 millones. No habrá impuestos cuando los dividendos se paguen entre sociedades, solo a la persona natural.

Habrá $1,4 billones para la salud por cuenta de bebidas y cigarrillos
Otra de las claves es aumentar los recursos para la salud, y por eso se subirán los impuestos a los cigarrillos y se creará uno para las bebidas azucaradas. Para el caso de las segundas, este será de $300 por litro, y para los primeros, el gravamen se triplicará. Este año, se cobra un impuesto específico de $701 a cada cajetilla de cigarrillos, pero a partir de 2017 ese tributo será de $2.100 y desde 2018 aumentará a una tasa de inflación + 4%. Así, la cajetilla más barata pasará de $3.000 a $4.600. Con estos dos elementos, se recaudarán $1,4 billones para la salud ($900.000 millones por bebidas y $500.000 millones por cigarrillos).

Industria editorial, derechos de autor y suerte y azar seguirán exentas
Las rentas que estén exentas del impuesto de renta, pero que actualmente pagan Cree seguirán pagando.  Se mantienen exentas las rentas que provienen de servicios hoteleros en establecimientos nuevos o remodelados, los rendimientos de contratos de leasing celebrados hasta 2012, las rentas provenientes de cultivos de tardío rendimiento hasta 2014, las rentas de empresas industriales y comerciales del Estado con participación superior a 90% que ejerzan los monopolios de suerte y azar, junto con licores y alcoholes. También, se mantiene exenta la renta de derechos de autor y la de las empresas editoriales por los primeros $1.000 millones. 

IVA irá de 16% a 19% y se pagará en casas nuevas de más de $800 millones
Una de las modificaciones de la reforma tributaria es la tarifa del IVA, que a partir de 2017 pasaría del actual 16% a 19%. Además, se gravará la compra de vivienda nueva de más de $800 millones con un impuesto de 5%, estos recursos se utilizarán para subsidios de vivienda de personas de bajos recursos según el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. Las publicaciones periódicas como revistas y diarios tendrán un IVA de 5% y las plataformas digitales internacionales como Netflix, junto con los intangibles y la lotería tendrán una tarifa general de impuesto.  Artículos de la canasta familiar como carne o leche no tendrán este gravamen.

Comerciantes pagarían 1% y tendrían acceso a  Beps y seguros
Los pequeños comerciantes y peluquerías, es decir los locales con menos de 50 metros cuadrados, pagarán impuestos. Tendrán tres rangos divididos por ingresos de la siguiente manera: de $41,6 millones a $62,4 millones, desde $62,4 millones a $83,3 millones, y de $83,3 millones a $104 millones. Existirá la alternativa de pagar el monotributo, que será de 1% de sus ingresos, según Cárdenas, y tendrá alicientes como la cobertura de riesgos laborales, la afiliación a los Beneficios Económicos Periódicos (Beps) y pagos con medios electrónicos sin retención, o continuar declarando renta, caso en el cual pagarían 3% de sus ingresos. Uno de los dos pagos reemplaza al otro.

Se cobrará un solo impuesto, será de 32% y con alivio en zonas de conflicto
Con la tributaria se elimina la multiplicidad de impuestos que pagan las empresas. Se quitan el impuesto a la riqueza y el Cree para pagar un solo tributo de renta, cuya tarifa será de 32% desde 2019. Además, las pequeñas empresas de zonas de conflicto armado no pagarán este impuesto hasta 2021, y las medianas pagarán solo la mitad de la tarifa. Luego, progresivamente subirá la tarifa de las compañías en esos lugares del país hasta nivelarla en 2028. Adicionalmente, la reforma mantiene los incentivos para las inversiones en ciencia tecnología e innovación, para las donaciones se crearon alivios para invertir en energías renovables.  

Las opiniones:
Andrés Valencia
Presidente de Fenavi

“En lo que respecta a nuestro interés de que se mantuvieran sin IVA los productos de nuestro sector, se cumple lo que estábamos esperando”.

Mauricio Cárdenas
Ministro de Hacienda y Crédito Público

“Llegó la hora de replantear la estructura tributaria, que requerirá sacrificios y esfuerzos y va a exigir sinceridad con los colombianos”.