viernes, 11 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Con octubre llegó la segunda temporada de lluvias del año que, a su paso, deja estragos a lo largo del país.En especial, las alertas se prenden para los productores del Norte de Colombia, cuyos cultivos se verán afectados por las fuertes precipitaciones, principalmente, en las regiones Caribe y los altos de la Pacífica y Andina.

Es por esto que, desde comienzos del mes, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) está pidiéndole a las autoridades de cada departamento tomar las medidas adecuadas para proteger las zonas rurales, en donde pueden haber deslizamientos.

Sumado a ello, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) también está buscando tener reportes más exactos en cada región, para que los agricultores conozcan los riesgos que tienen sus cultivos, señaló Rafael Mejía, presidente de la organización. “En cada departamento, a través de los gremios y del Gobierno Nacional, se están organizando su plan de contingencia”, concretó Mejía.

Dichas medidas se tornan aún más urgentes, porque la situación podría empeorar desde el próximo 15 de octubre, cuando el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) prevé que se intensificarán las lluvias, según manifestó Christian Euscategui, Jefe de Pronósticos y Alertas de la entidad.

“Luego del ligero receso de las lluvias en septiembre, ya hay incremento importante en nubosidad y aumento de las lluvias en el norte del país: en centro y sur del Caribe; en norte de la región Andina, y el occidente de Santander”, explicó Euscategui.

Como consecuencia de esto, también se espera que aumente el riesgo de deslizamientos. Y hay que recordar que, aunque las lluvias aún no estaban en plenitud durante el pasado septiembre, hubo 13 corrimientos de tierra, en departamentos como Antioquia, Caldas, Caquetá y Casanare, entre otros.

Aún hay alertas por posibles incendios en Huila y Tolima
Pese a que en algunas regiones del país ya llegó la segunda temporada de lluvias del año, en otras aún se sostienen climas secos e, inclusive, alerta por posibles incendios naturales. Este es el caso del Huila y Tolima, en donde la temperatura se mantiene por encima de 25°C, llegando a más de 30°C. Allí, las autoridades aún hacen un llamado para que las personas también tengan cuidado con provocar incendios accidentalmente.

La opinión

Christian Euscategui
Jefe de Pronósticos y Alertas del Ideam

“En centro, sur y Alto Magdalena ha habido tiempo seco, como Tolima y Huila. Allá aún hay alertas con respecto a probabilidad de incendios”.