El presidente de la República, Iván Duque, puso en operación la obra más importante de la infraestructura nacional

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El presidente de la República, Iván Duque, junto a la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, y el director del Invías, Juan Esteban Gil, puso en marcha, tras más de 11 años de construcción y desarrollo, el Túnel de la Línea, la obra de infraestructura más importante en la historia nacional.

"Hoy en un dia muy especial para los colombianos. Es un proyecto de país, pero además es un proyecto de vida para ustedes. Es una obra que viene desde 2008. Juan Esteban me contaba cómo fue de difícil donde se tenía que hacer el túnel de ensayo", le dijo el presidente Duque a los trabajadores minutos antes de iniciar la inauguración.

A la inauguración también llegaron los gobernadores del Eje Cafetero. De hecho, antes de los actos protocolarios, el presidente confirmó que se creó una placa con los nombres de los 6.000 trabajadores que hicieron parte del desarrollo de la obra.

Tras esto, el presidente recorrió algunos puntos de la obra y finalmente llegó al punto de inauguración para cortar la cinta de la entrada al túnel, junto a la ministra de Transporte y los gobernadores.

Con este hito, se dio aval para que a partir de ese momento los colombianos puedan disfrutar de la infraestructura. De hecho, el mismo presidente recorrió la obra y, en su discurso, destacó que "hoy se inaugura no solo el el túnel más largo que tiene América Latina, sino el tunel más ancho que tiene nuestro país.

"Hoy me enorgullece ver tantas caras amables, porque esta obra significa para los transportadores ahorros de más de $250.000 millones por año. Esta obra significa ganancias en competitividad, pero también significa una puerta de entrada al turismo", dijo.

Duque añadió que detrás de esta obra han sido más de 700.000 arboles sembrados. "Tenemos una obra que nos llega de orgullo. Se pueden hacer las cosas bien. Quiero decirles que esta obra significa la tecnología".

"Hoy al entregar este túnel, queda presente que es el túnel de la resiliencia y del temple para salir adelante", dijo el presidente, quien más allá de esto destacó que se desplegarán compromisos de inversion en todo el sector de infraestructura que superan los $70 billones.

Se espera que esto les represente a los viajeros unos ahorros por más de $80.000 para los vehículos livianos, y $170.000 para los automotores de carga pesada.

El proyecto y su historia

La obra contó con una inversión que asciende a $1 billón y atraviesa la compleja cordillera Central. Se convierte en el túnel carretero más largo de en América Latina y en la obra más representativa de la ingeniería colombiana. Para lograr este objetivo, el Invías desarrolló un plan estructurado por fases para determinar las obras a ejecutar y dio como resultado una doble calzada de 30 km entre Cajamarca y Calarcá con 31 viaductos, 25 túneles y 3 intercambiadores viales para atravesar la cordillera Central.

La llegada a este punto se da luego de más de un siglo de pensar la idea. De hecho, el sueño se materializa 118 años después desde que el ingeniero Luciano Battle realizó un viaje hacia el actual municipio de La Plata (Huila) para explorar los valles del Huila y Tolima. En su trayecto de regreso, Battle cruzó el río La Vieja, el paraje de Boquía y Salento (Quindío), hasta llegar a Ibagué y Girardot. En su informe final, el ingeniero incluyó la opción de conectar el suroccidente y el centro del país atravesando la cordillera Central.

Con esta información, en 1913, mediante la Ley 129 del mismo año se ordenó realizar el primer trazo del túnel que atravesaría la cordillera Central y, nueve años más tarde, se ordenó su construcción. No obstante, las obras fueron detenidas debido a la complejidad geológica de la montaña. En 1940 se retomó la idea de construir el túnel, pero el resultado no fue distinto y en 1950 se declinó la iniciativa para dar prioridad a la vía vehicular.

En 1985, el Gobierno de su momento hizo los estudios y diseños de factibilidad para construir un túnel en la montaña. Tras este hito, entre 1992 y 2000 se realizaron las fases II y III de los diseños para la construcción del túnel.

En concreto, para la primera fase se realizó una licitación pública para adjudicar las obras, que se iniciaron en enero de 2005 y terminaron exitosamente en agosto de 2008. Posteriormente, con una nueva licitación en diciembre de 2008, se dio paso para que en agosto de 2009 se empezara la excavación del túnel de La Línea.

A partir de ese momento se viene ejecutando la obra, pese a que en 2016 se tuvo que frenar por algunos líos de sus constructores. Se dio un incumplimiento contractual, lo que conllevó al abandono de las obras y generó la necesidad de nuevas contrataciones y nuevo presupuesto en diciembre de 2018.

Así, desde 2018 se logró dar la vigencia fiscal para avanzar en el proyecto y seguir adelante en las obras. Es de resaltar que inicialmente se tenía prevista su entrega en mayo de este año, pero el covid-19 prolongó y extendió los tiempos de entrega del túnel principal.

El túnel es parte de una vía estratégica para impulsar la economía y competitividad del país que, al reducir costos de operación, busca una mejor comercialización de productos que pasan por el puerto de Buenaventura, el principal sobre el Pacífico y que, en 2019, movilizó 42% del comercio exterior de Colombia.

Además, comunicará en menor tiempo ciudades capitales del suroccidente como Cali (Valle del Cauca) o Armenia (Quindío) con Bogotá.

Las obras se pondrán en servicio en dos momentos. Junto al túnel de La Línea, en septiembre de 2020 el Gobierno pondrá en marcha otros 4 túneles, 5 viaductos, 2 intercambiadores viales y 13,4 km de vía nueva que conforman una parte de la doble calzada que conecta los municipios de Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío).

En abril de 2021, se pondrá en servicio la totalidad del Cruce de la Cordillera Central, gran proyecto del que el túnel de La Línea hace parte. Para este ambicioso y novedoso proyecto, que contempla la construcción total de 60 obras, el INVÍAS ha destinado $2,9 billones.

Características del proyecto Cruce de la Cordillera Central

Consiste en la conexión en doble calzada desde Cajamarca (Tolima) hasta Calarcá (Quindío) con las siguientes obras:

-30 kilómetros de longitud de doble calzada entre Cajamarca y Calarcá

-25 túneles (entre los que está incluido el túnel de La Línea)

-31 viaductos

-3 intercambiadores viales

Túnel de la Línea

Es un túnel carretero unidireccional sentido Buenaventura-Bogotá. Su longitud es de 8,65 km y tiene un ancho de calzada de 12,5 m (3 carriles: 2 carriles vehiculares, 1 carril reservado de servicio de emergencia, dos andenes).

Operará con una velocidad de diseño 60 kilómetros por hora y tiene en total tiene 17 galerías de emergencia y conexión con el túnel piloto

Momentos de entrega de todo el proyecto

El proyecto Cruce de la Cordillera Central se entregará en dos momentos:

-Primer momento: 4 de septiembre de 2020

Segundo momento: abril de 2021