Los industriales experimentaron una caída de las ventas en junio, vinculada a una débil demanda y a la intensificación de la competencia

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Tal como lo ha venido haciendo desde marzo de este año, Davivienda presentó  el PMI (Índice de Gestión de Compras) de junio, el cual se ubicó en 49,2, lo que significa que disminuyó 1,6 puntos con relación al PMI de mayo, que fue de 50,8.

El indicador manufacturero, que produce globalmente IHS Markit, entidad con la cual colabora Davivienda para el informe, se obtiene a partir de una encuesta a los ejecutivos de compras de aproximadamente 350 empresas del sector industrial en Colombia. Entre las variables que se analizan están producción, nuevos pedidos, empleo, exportaciones y precios.

En comparación con Colombia, cabe destacar que el PMI de Estados Unidos se situó 50,6 en junio, después de haber estado en 50,5 en mayo.

Según destacó Davivienda, los industriales experimentaron una caída de las ventas en junio, vinculada a una débil demanda y a la intensificación
de la competencia. En el sexto mes de 2019 se percibieron también contracciones en los nuevos pedidos recibidos, la producción y el empleo.

De acuerdo con el reporte, "la aceleración en la inflación de costos de insumos (que alcanzó un máximo en 28 meses) no fue bien recibida por las empresas colombianas, que respondieron reduciendo las compras de insumos e incrementando los precios de venta".

En cuanto a la confianza empresarial, entendida como expectativas de
producción para los próximos doce meses, también se vio afectada y
cayó hasta su nivel más bajo en un año y medio.

Según el reporte, una de las respuestas de las empresas a estas condiciones fue un recorte en sus volúmenes de producción, "que mermaron en junio por cuarta vez en lo que va de año tras el crecimiento experimentado en abril y mayo".

Según Davivienda, los participantes en la encuesta informaron que la tendencia en las ventas comprometió los flujos de efectivo en junio, lo que generó una reducción en el número de trabajadores por primera vez en tres meses.

“Lo sucedido con el PMI pone de manifiesto un deterioro en los más importantes componentes del indicador (producción, pedidos y empleo) para Colombia en el mes de junio. Intuimos que buena parte de este comportamiento está asociado con el deterioro de las condiciones de la manufactura a nivel global sumado al importante deterioro en los márgenes de los productores locales que se viene dando a raíz un crecimiento mayor en los pecios de los insumos que de los productos finales", destacó Andrés Langebaek Rueda, Director Ejecutivo de Estudios Económicos del Grupo Bolívar.