La Alcaldesa de Bogotá dijo que no subirá los impuestos y que el Distrito se endeudará en cerca de $10 billones a diez años

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Entre las autoridades del Gobierno Nacional hay bastante incertidumbre sobre cómo serán los vuelos piloto domésticos anunciados esta semana, pues de cada alcalde dependerá que se pueda empezar esta reapertura de los cielos. Bogotá es la zona aérea más importante y por ello había interés en lo que dijera la administración local sobre el tema.

En diálogo con LR, Claudia López, primera alcaldesa de la capital, dijo que no le cierra la puerta a hacer los vuelos piloto en julio, pero enfatizó que la reapertura total de El Dorado será en septiembre. También habló de la reactivación económica y cómo se hará con su Plan Distrital de Desarrollo.

¿Cómo será la reactivación con el nuevo Plan de Desarrollo?
Este plan es a cuatro años, y la reactivación está pensada para ese tiempo, no para este mes. Invertiremos $53 billones en cinco líneas de reactivación, asumiendo que este año vamos a tener más pobreza y desempleo, y más presión sobre la inseguridad. Pero no nos quedaremos con esos efectos y preparamos los siguientes tres años para recuperarnos. Vamos a generar 500.000 empleos en total y para salir de la crisis, la primera condición es no subir impuestos, sino pedirle al Concejo que nos apruebe cupo de endeudamiento y vigencias futuras.

¿En cuánto se van a endeudar?
Estimamos que vamos a pedir $10 billones a 10 años, para pagar esa deuda sin problema. Es una idea contracíclica. Eso lo debemos solicitar a finales de julio. Hay confianza en el mercado en el Plan de Desarrollo y el manejo de las finanzas de Bogotá y este endeudamiento será vía mercado de capitales y banca multilateral, seguramente.

¿Ha pensado en hacer enajenaciones en las empresas del Distrito?
Todas las posibilidades están abiertas porque las dificultades económicas de este año son duras, y para hacer la reactivación no estamos sacrificando obras o proyectos sociales para generar empleo. Por ahora vamos con el cupo de endeudamiento. Vamos paso a paso.

Para la reactivación es clave el sistema de salud, ¿cuál es el riesgo de que la ocupación en las UCI esté sobre 50%?
Este año será el de la cautela, y los otros tres del crecimiento. La prioridad que une la economía y la vida es no dejar colapsar el sistema de salud. Nosotros aprendimos a controlar la velocidad del contagio y ahora tenemos en 50% la ocupación en las UCI, una gran noticia comparándonos con otras capitales de la región. Nosotros venimos monitoreando desde el 27 de abril, cuando comenzó la reactivación gradual, que es buena para el bolsillo y riesgosa para la salud. Bogotá es la ciudad que más pruebas hace y es más eficaz para detectar positivos, nuestra positividad es de 15%. Y todas las herramientas nos han ayudado a controlar la velocidad del virus, pero la cautela pasa porque deberíamos tener en junio 1.000 UCI nuevas y no las tenemos porque el Gobierno no ha podido entregar los ventiladores. En este momento hay 723 de estas camas dedicas a covid, y con recursos propios hemos crecido 26% ese número en tres meses. Y mientras el Gobierno no pueda responder con los respiradores que prometió, quedamos con un margen de maniobra chiquito para ampliar más cosas.

¿Se refiere a ampliar más sectores?
Abrir más sectores, claro.

¿Significa que con la alerta naranja en las UCI se frena la reactivación?
Por ahora no. Si se mantiene la ocupación en 50% este fin de semana decretamos alerta naranja en UCI, lo que significa que asumimos la rectoría de todas las UCI, sean públicas o privadas. Así puedo mantenerme entre 50% y 60% de ocupación un mes, y el Ministerio de Salud ha dicho que a finales de junio entregaría 145 ventiladores. Esto nos permitiría usar mejor la capacidad o si no me toca devolverme. Lo que estoy esperando es una resolución para saber los precios de referencia y contrarreferencia, y los mecanismos de pago a las EPS por el uso de las UCI.

¿En vista de esto, es probable que se alargue el aislamiento como está ahora en la ciudad?
Eso lo hablo con el Ministro de Salud, para ver qué medidas tomamos. Yo entiendo que haya dificultades con la entrega de ventiladores UCI, pero si ellos no me pueden cumplir, no me pueden pedir que asuma riesgos sin tener con qué. Entonces, saber qué se puede hacer y qué no dependerá de que el Gobierno nos dé los ventiladores. El lunes haremos anuncios.

¿Cree que todos los centros comerciales podrán operar para el día sin IVA de la otra semana?
Necesito estar segura de tener condiciones para cumplirlo. El piloto va bien y lo vamos a evaluar hasta el lunes. Este lunes tendremos mejores herramientas de juicio para tomar esa decisión, que nos ilusiona a todos. Lo que más me ilusiona es ver que ellos mismos hacen ventas en línea o entregas a domicilio, es un modo de venta que ayuda minimizando el riesgo de aglomeración.

¿Pero cómo ve el comportamiento en general de la ciudad?  
Creo que vamos bien. Yo estoy tranquila por cómo vamos. Y con Kennedy estoy muy agradecida, pues ha hecho un sacrificio grande que ha servido, y por eso estoy realmente tranquila porque pudimos controlar la velocidad del contagio, y eso nos da margen de maniobra. Lo ideal sería tener baja velocidad, pero tener las UCI, pero vamos a ver si lo podemos manejar. Necesito la fecha de confirmación del Ministerio. Soy optimista y creo que vamos a poder ampliar el piloto de centros comerciales, que puedan usar los días sin IVA, ojalá con muchas ventas a domicilio.

Los gobernadores pidieron reabrir los aeropuertos, ¿Bogotá participaría en los vuelos nacionales piloto en julio?
La información que tengo del Gobierno es que el aeropuerto se abre en septiembre y ese es un mes razonable. Ahora, ¿hacer pilotos antes? Puede ser. Aquí todo ha tocado pilotearlo para descubrir retos y oportunidades. Pilotos se pueden hacer para ver cómo funcionan las medidas de bioseguridad, porque en el papel todo sirve, pero la apertura full está anunciada para septiembre. No le veo problema a que a finales de julio hagamos un piloto y veamos cómo funciona, eso está bien.

¿Cuáles son los proyectos de infraestructura que van a reactivarse este año?
Este año arrancamos varias obras y estimamos que toda la reactivación genere 100.000 empleos en 2020. Tenemos tres hospitales; ocho colegios; la extensión de la troncal de Transmilenio por la Ciudad de Cali y la Caracas; la constricción de la troncal de la Avenida 68. Los estudios de la fase 2 del metro, el Regiotram del norte y del metro cable de San Cristóbal, para entrar en contratación el año entrante. Frente al metro tuvimos un reto grande, y esperamos adjudicar la interventoría a la que se presentaron tres empresas, para empezar en agosto la obra.

Para final de su mandato, ¿cuál es la idea con esta línea de metro y el resto de obras?
Nuestro compromiso es dejar la obra ejecutada en 60%. Van a empezar la obra del metro, como la del Regiotramn de Occidente. Dejar contratada la segunda fase, o sea, la extensión hasta Suba y Engativá. Vamos a dejar contratado el Regiotram del Norte, el Metro Cable de San Cristóbal y hacer toda la red de ciclorutas, al igual que una red de andenes peatonales. Que es una de las innovaciones en movilidad, más lo de micromovilidad: tener el sistema de bicicletas, patinetas públicas, circuitos peatonales, todo eso queda hecho y soy bastante optimista.

¿Cuáles serán las ayudas para las empresas?
Nosotros prevemos generar 500.000 empleos sumando todos los proyectos sociales, culturales y ayudando a las Mipyme. La meta es apoyar a 100.000 empresas con crédito, subsidio a la nómina, reorganizar sus canales de venta y en sus procesos de formalización. Eso no se había visto nunca. Vamos a darles crédito y apoya su liquidez. Tenemos $2,5 billones en el Plan. Bogotá cofinancia los mecanismos del Gobierno, y no queremos que se mueran las Mipyme que generan 60% del empleo.

LOS CONTRASTES

  • Diana CárdenasDirectora de la Adres

    “El pago de la UCI privada lo determina el Minsalud, pero según lo que se había dispuesto en la canasta de servicios, para pacientes con covid-19, es alrededor de $2,5 millones por día”.

¿En cuánto calcula que suba la pobreza en la ciudad? 
No lo sabemos exactamente. El desempleo nacional va a llegar a casi 20% según las proyecciones. En Bogotá, por fortuna hasta ahora en el desempleo ha sido menor el golpe. Mientras a nivel nacional va en 18%, en Bogotá va en 14%. Pero este año va a ser difícil, va a subir el desempleo y la pobreza, y nuestra apuesta es que eso no se quede como un mal endémico. Así nos comprometimos en el Plan de Desarrollo.

En el Plan hay $1,1 billones para transferencias monetarias del ingreso básico, ¿podrían aumentar ese monto?
Ayudar a 350.000 familias no se había hecho nunca. Esas transferencias las vamos a sostener para que no caigan en la pobreza extrema. Se hace por primera vez pero va a ser una constante y los debemos sacar de la pobreza extrema para que el resto se haga vía reactivación, que da oportunidades. Esta es una correa de apoyo y puede que no sean las mismas familias.

¿El Gobierno debería crear la renta mínima en todo el país?
Sí, claro. El ministro Carrasquilla dijo que le parecía una buena idea, pero para después. Pero eso es para ya porque ahorita es que va a subir la pobreza, ahora es que se necesita. Ese esfuerzo no lo necesita solo Bogotá, sino Colombia.

¿Tiene previsto aumentar las ayudas en servicios públicos?
Por ahora no.

¿Cómo será el proyecto de tarifa cero en el transporte público?
Esa es la meta para 2030 y hay que evolucionar ahí. Nosotros aspiramos a bajar el costo que asumen los hogares en transporte, que es muy alto, sobre todo para los más pobres.

¿En esa meta qué papel juega el operador de transporte público? 
La política de tarifa cero es con o sin operador público. Esta es una salvaguarda a antes de la pandemia, pues tres concesionarios privados se habían quebrado en Bogotá y nos habían dejado a unas localidades sin servicio. Nosotros no podemos correr el riesgo de que eso vuelva a pasar. Tenemos un mecanismo que nos permita prestar siempre el servicio. No podemos depender de un oligopolio privado para un servicio esencial y, además, ahora podemos mejorar la cobertura en muchas zonas populares. El operador era indispensable.

¿Qué novedades va a prensetar en el POT?
Eso lo hablamos cuando lo presentemos. Nuestra meta se mantiene a que en octubre los presentemos y a que en diciembre lo apruebe el Concejo. Esa es una de las reglas que necesita la reactivación económica. Todo el sector construcción necesita reglas claras y esas vienen en el POT.

¿De qué se trata el corredor verde por la Séptima?
En una vía tradicional los reyes son los carros que contaminan, los buses y el Transmilenio, que contaminan. No hay ciclorruta y los peatones no existen o no tienen espacio. Ahora los peatones y la movilidad limpia son los reyes de la vía, son los que tienen más y mejor espacio, y los contaminantes menos. Así lo propusimos y así se aprobó. Esperamos que se resuelva el tema judicial que tiene suspendida la obra, para poder hacer la nueva que fue aprobada por el Concejo.