La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

A las 3:00 de la tarde de este sábado se reanudó en Tunja la reunión entre Gobierno Nacional, a través del Secretario General de la Presidencia de la República y el Ministro de Agricultura, con los representantes de los gremios y los líderes que intervienen en el paro agrario en Boyacá, que hasta ahora transcurre en tensa calma, en el sexto día.

Mientras se adelantan estos diálogos, que según algunos de los participantes “van por buen camino”, pues mejoraron el tono y el entendimiento entre las partes, se mantienen los 13 puntos de bloqueo en el departamento, y continúan las manifestaciones más o menos pacíficas en distintas ciudades, aunque sin la intensidad de violencia que hasta ayer había cobrado dos muertes y dejado decenas de heridos.

No obstante, en Tibasosa, la muerte de una mujer en horas de la mañana de este sábado, que sufrió un paro cardíaco y por la dificultad de desplazamiento de unidades médicas no pudo ser atendida oportunamente, ensombreció lo que parecía una jornada que prometía concluir sin saldo lamentable.

Por lo demás, el comercio continúo inactivo en su mayor parte, especialmente en Tunja, ciudad en la que prácticamente todos los establecimientos del centro se abstuvieron de abrir por temor a las acciones de vandalismo, que afectaron zonas comerciales del sur y norte.

Ese vandalismo en ciudades como Duitama y Sogamoso (donde se impuso el toque de queda) causó los mayores perjuicios, además de las numerosas incursionas violentas del Esmad, denunciadas en distintos municipios, especialmente en los bloqueos del sur, por la vía a Bogotá, Samacá, Tibasosa y Sogamoso.

Tampoco se prestó servicio de transporte público, aunque hubo movimiento de particulares y motocicletas; los estudiantes universitarios no se notaron, y líderes de campesinos hicieron rechazo público de las conductas violentas de personas que no pertenecen al sector.

Paralelamente, voceros del gremio de comerciantes, taxistas y otros renglones productivos de Tunja anunciaron que mañana harán una manifestación civil por las principales calles de la ciudad, que terminará con un ‘cacerolazo’, en la Plaza de Bolívar.

De otro lado, fue anunciada oficialmente la suspensión de las pruebas Icfes del Saber en 22 municipios del departamento, que cobijan o tienen jurisdicción en cerca de 60 poblaciones más.

Mientras, en Bogotá, ocho congresistas boyacenses declararon que mantendrán un plantón frente a la Casa de Nariño, hasta que el presidente Santos los atienda.

Finalmente, sobre las dos de la tarde, los voceros del paro dieron a conocer en un comunicado que las peticiones al Gobierno siguen siendo las mismas que desde el comienzo se plantearon: frenar la importación de papa, cebolla y leche, así como bajar los precios de los insumos, combustible, entre otros pedidos.

Hechos en la víspera

Al cierre del viernes en la noche y horas de la madrugada de este sábado, se reportaron los siguientes hechos: hacia las 9:00 de la noche, varios manifestantes que venían desde Duitama atacaron la Terminal de Transportes de Sogamoso, provocaron un mitin, rompieron 42 vidrieras en nueve locales comerciales y sustrajeron alimentos, bebidas y otros elementos, avaluados en más de cinco millones por sus propietarios.

En el aeropuerto Alberto Lleras Camargo, de Sogamoso, y por gestión de la Sala de Crisis de la Presidencia de la República, con aviones Hércules y Foker de la Fuerza Aérea, fueron transportados 81 deportistas y sus delegaciones que participaron en el Sudamericano de Gimnasia Artística, que se está realizando en Sogamoso desde el pasado miércoles. A través de este medio han trasladado personas enfermas a la capital del país, al igual que agentes del Esmad.