.
ECONOMÍA Los grandes cafeteros se llevan 60% del subsidio de Protección del Ingreso Cafetero
lunes, 20 de octubre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

¿Por qué solo 348.000 cafeteros cobraron subsidios de los 580.000 inscritos en el registro nacional del sector? Con esta pregunta la Misión de Estudios para la Competitividad de la Caficultura quiere demostrar que el programa de Protección del Ingreso Cafetero (PIC) “no llega en su totalidad al grupo objetivo”, pues 60% de los recursos quedan en manos de 10% de los productores de mayor tamaño.

Así se evidencia en el informe preliminar de la comisión de expertos liderada por Juan José Echavarría, a petición del presidente, Juan Manuel Santos, y que socializará sus resultados mañana en la Universidad del Rosario.

Dentro de los instrumentos de política con los que cuenta el sector para enfrentar fallas de mercado, la Misión analiza el impacto del PIC y considera que la decisión de subsidiar el precio interno “introduce una distorsión al mercado que implica costos de eficiencia y manda una señal peligrosa a los demás sectores productivos que, como ya se ha visto, están demandando el mismo tratamiento”.

Pero no solo se trata de sentar “un mal precedente”, sino de una desigualdad en la repartición de estos recursos que para la vigencia 2013-2014 alcanzan los $2 billones. “El subsidio no llega en su totalidad al grupo objetivo”, dice el documento.

Debido a que el mecanismo no diferencia a los caficultores por el nivel de ingreso, 10% de los productores de mayor tamaño se llevan 60% de los recursos. “Es una intervención regresiva” con un índice de desigualdad (Gini) de 0,79 en una escala de 0 a 1 (siendo lo más cercano a uno la mayor inequidad), estando muy por encima del 0,54 de la economía nacional.

El experto en desarrollo agrario José Leibovich describe la situación actual como una coyuntura catastrófica. “Tiene sentido un apoyo temporal, pero eso no puede ser algo permanente porque son recursos públicos de todos los contribuyentes y las necesidades del país son enormes”, manifestó.

Tampoco tendría un impacto mayor si se considera que mientras en 2013 del PIC se beneficiaron más de 348.000 cafeteros, el mismo año 2,6 millones de hogares pobres recibieron subsidios del programa Familias en Acción con un presupuesto de $1,7 billones.

“El PIC contribuyó a concentrar aún más el ingreso nacional, un resultado que contrasta con el impacto claramente distributivo de otros programas sociales adoptados por Colombia en los últimos años”. Concluye la Misión en este punto. La recomendación es que el PIC sea proporcional a la producción y neutro con respecto a la distribución del ingreso en el país.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Luis Genaro Muñoz, la defendió como una “herramienta que ha sabido equilibrar las cargas en los momentos más difíciles, pues ha permitido a todos los cafeteros mantener un ingreso relativamente estable”.

Sin embargo, la misión no solo cuestiona la aplicación del PIC, también plantea reestructuraciones al interior del gremio. Una de ellas tiene que ver con la separación de los recursos de la FNC y el Fondo Nacional del Café, la cuenta parafiscal del sector.

Sobre este aparte la Misión específica que la división no debe hacerse solo de manera contable o de ajuste de caja, “sino por medio de un cambio integral de la institucionalidad que requiere modificaciones de ley, contractuales y patrimoniales y una redefinición de la estrategia competitiva de la industria colombiana”.

Según el texto se contrató una comisión de expertos que comprobó que entre 45% y 49% de los recursos se destinan a cuota de administración, lo que explicaría el déficit operacional de $96.436 millones en 2013.

También plantea que el año pasado 91% de los gastos totales y 33% de los recursos de la contribución cafetera canalizados a través de los Comités Departamentales se destinaron a actividades no propias de este renglón económico.

El representante de Dignidad Cafetera frente a la Misión, Teódulo Guzmán, reconoció que es controvertido que se planteen tales cambios en la estructura de la Federación, pero argumentó que debe entenderse que se trata de un informe preliminar y que el documento definitivo no se presentará sino hasta el jueves para incorporarle las ideas que salgan mañana de la socialización en la Universidad del Rosario.

La posición de Guzmán es que el ejercicio convocado por el Presidente de la República, para servirle de insumo en el diseño de políticas para el sector, no puede invadir el espacio de entidades privadas como la FNC sino plantear recomendaciones “que sean del resorte del Gobierno”.

Por ejemplo, los parafiscales, pues considera que “en el campo de los recursos públicos hay mucho que hablar, porque se están manejando en forma laxa y no responden al objetivo con que fueron creados”.

Pero las críticas al texto de 184 páginas conocido no provienen solo de el gerente de la FNC que identificó un “sesgo ideológico” en esa versión preliminar, el vocero de Dignidad Cafetera Guillermo Alonso García lo encontró tan poco contributivo que elaboró una contrapropuesta que ha compartido con voceros del sector para evaluar su viabilidad.

Dentro de esta se propone la revisión de los requisitos de calidad para la exportación del grano que “están por encima de las exigencias internacionales”.

Esta medida ha impedido que Colombia incremente las cifras en venta de café. “Debe ser el comprador quien decida al final si le sirve o no, por eso Brasil nos supera en la comercialización y nos está desplazando”, indica el vocero argumentando que no se ha hecho una evaluación del daño económico que la mencionada restricción ha causado a los cultivadores.

El análisis corresponde al trabajo de un año y nueve meses donde se revisaron en detalle siete variables relacionadas con el entorno cafetero como producción, costos, competitividad, sociedad, medio ambiente, institucionalidad e instrumentos de política.

La segunda misión del sector
En 2002 se llevó a cabo un ejercicio similar bajo el nombre Misión de Ajuste Institucional de la Caficultura. En ella se recomendaron una serie de reformas para el sector cafetero pero solo algunas se llevaron a cabo. No se siguió, por ejemplo, la recomendación de separar claramente las funciones de comercialización y de regulación de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) y el Fondo Nacional del Café (FoNC). “Ese conflicto de intereses afecta desfavorablemente las condiciones de competencia de la actividad cafetera en Colombia”.

Las opiniones

Luis Genaro Muñoz
Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros

“Creer que al dividir una estructura se fortalece se desconoce con total impunidad la solidez y el arraigo de la institucionalidad cafetera yel valor que esta tiene”.

José Leibovich
Experto en desarrollo agrario

“El subsidio a los cafeteros no puede ser algo permanente porque significa que el sector tiene un seguro gratis sobreel precio futuro esquivandola realidad del mercado”.

MÁS DE ECONOMÍA

Energía 16/06/2021 Precio promedio de la gasolina para las ciudades principales seguirá cerca a los $8.525

Pereira, Villavicencio y Cali son las ciudades donde hay mayores costos. El diésel se mantendrá en niveles de $8.394, en promedio.

Salud 19/06/2021 El Ministerio de Salud reportó 28.734 nuevos contagios y 589 fallecidos por covid-19

La cartera de Salud informó que a la fecha van 99.335 personas fallecidas por el virus y que los casos activos llegaron a 161.920

Salud 18/06/2021 El Ministerio de Salud reportó 28.790 nuevos contagios y 590 fallecidos por covid-19

La cartera de Salud informó que a la fecha van 98.746 personas fallecidas por el virus y que los casos activos llegaron a 161.411

MÁS ECONOMÍA