.
ECONOMÍA

La enfermedad holandesa está a la vuelta de la esquina

miércoles, 16 de enero de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrea Carranza Garzón

El estancamiento de la industria, la acentuación de la revaluación del peso y la concentración de las exportaciones de materias primas son los síntomas que mostrarían que el país está sufriendo la Enfermedad Holandesa (EH). Aunque para algunos expertos, y entre esos el Gobierno, la economía no está “enferma”, para otros la patología está más que sobrediagnosticada.

Mañana, el Dane dará a conocer las cifras de la producción industrial para noviembre, pero la expectativa de crecimiento no es tan alentadora. Además, se estima que seguirá con tendencia descendente en la primera parte de este año.

Mientras la industria sigue perdiendo terreno dentro de la economía, el sector minero-energético va ganando participación. En opinión de analistas, el país se ha “engolosinado” con la explotación del petróleo y el carbón y ya está empezando a sentir los dolores de esa dependencia.

El término de la EH hace referencia a los descubrimientos de los yacimientos de gas en los Países Bajos, durante los sesenta, y a las consecuencias que trajo el incremento de los ingresos por el commodity, entre los que se destaca la revaluación de la moneda y por consiguiente el debilitamiento de sectores como industria y agro.

La discusión sobre si el país padece o no de la EH es de vieja data. El economista Guillermo Rudas explica que las fronteras de este diagnóstico no están claramente definidas; sin embargo, dice que ya se tiene el principal síntoma: la revaluación del peso.

Para otros expertos no se trata de poner etiquetas. El ex director de Fedesarrollo Roberto Steiner asegura que la EH es cuestión de semántica y de rótulos. No obstante, indica que lo que es obvio es que la apreciación, por el sector minero-energético, ha comprometido otros sectores.

Por su parte, Cecilia López, ex ministra de Agricultura, afirma que la economía ya tiene la EH desde hace mucho tiempo. Aunque todavía no hay un único diagnóstico, sí hay una preocupación evidente. El codirector del Banco de la República Carlos Gustavo Cano lo resume de la siguiente manera: “una ‘bonanza’ no debe confundirse con una bendición”. Los indicios de la EH están sobre la mesa. La locomotora minera ha venido creciendo progresivamente en los últimos años. Su participación dentro del PIB ha aumentado, de un 6,7% en 2003 del PIB nacional a un 12,6% en 2011. Según Anif, durante los últimos 30 años el país ha vivido tres auges minero-energéticos (ver gráfico). El último, entre 2003 y 2012 y éste se ha dado gracias a la recuperación de pozos secundarios, las nuevas tecnologías y los favorables precios internacionales. El sector es un “monoatractor” de la Inversión Extranjera Directa (IED).

En efecto, este concentró el 80% de los flujos que ascendieron a US$16.684 millones en 2012. Así mismo, ha ganado participación en las exportaciones. En 2003, representaba el 29,6% de las ventas externas y en 2012, el 55,6%. Hoy el Dane publicará la balanza comercial. En 2011, el balance comercial ostentó un déficit de más del 9% del PIB. Un informe de Fedesarrollo explica que el deterioro ha tenido implicaciones para la industria, que no se ve beneficiada con el “boom”. Actualmente, la industria es una de las grandes preocupaciones. Durante el tercer trimestre de 2012 cayó 0,1% y Anif considera que el país vive una desindustrialización desde hace 30 años.

La relación Valor Agregado Industrial/PIB cayó del 24% a un 12%. Steiner, por su parte, no cree que haya desindustrialización, ya que la pérdida de participación del sector en el PIB es un fenómeno mundial por cuenta del avance de los servicios. Pese a que tampoco hay consenso sobre ésto, lo cierto es que los riesgos para contagiarse existen y la EH parece estar a la vuelta de la esquina. Este año, el nivel de la enfermedad dependerá de los precios de los productos básicos, del avance de la locomotora minera, de la puesta en marcha de una política industrial y de la articulación de las políticas monetarias, cambiarias y fiscales.

Ahorro fiscal, una de las recetas del gobierno Santos
El año pasado el presidente Juan Manuel Santos afirmó que su Gobierno está aplicando la receta contra la enfermedad holandesa. “La receta contra la llamada enfermedad holandesa la estamos aplicando con ahorro fiscal, inversión en infraestructura, y reducción de costos para el sector empresarial”, dijo Santos en octubre pasado. El Mandatario agregó que se han reducido los costos de la energía y de la importación de materia prima y de bienes de capital.

Las opiniones

José Roberto Concha
Director de Icecomex del Icesi

“En Colombia se están presentando síntomas de la enfermedad holandesa. La desindustrialización es uno de sus mayores peligros”.

Guillermo Rudas
Economista

“El principal síntoma se expresa en la revaluación del peso. En este año la evolución de la enfermedad dependerá de los precios de los commodities”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Ambiente 23/04/2024 MinAmbiente invertirá para restaurar corredor hídrico en Sumapaz $80.000 millones

Ministerio de Ambiente invertirá $80.000 millones en corredor Chingaza-Sumapaz, que brinda cerca de 70% del agua en la región

Salud 19/04/2024 Un nuevo proyecto de decreto de MinSalud busca garantía en atención de los afiliados

El borrador del segundo, de los nueve decretos del Ministerio de Salud, será publicado de manera oficial este 21 de abril

Hacienda 23/04/2024 El Ministerio de Igualdad y el Ministerio de Vivienda, con menos de 1% de ejecución

Un informe de la Contraloría señaló que fue la ejecución del Presupuesto más baja del primer trimestre en los últimos tres años