El Gobierno Nacional confirmó que son en total 27 proyectos, entre los que hay de energías renovables y líneas de transmisión

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Un portafolio de 27 proyectos energéticos hacen parte de la apuesta del Gobierno Nacional para reactivar la economía. Se trata de iniciativas de energías renovables y líneas de transmisión que prevén demandar inversiones por hasta $16 billones y las cuales serán, según el presidente Iván Duque, claves para generar empleo y jalonar el crecimiento.

Los nuevos proyectos serán el resultado de las asignaciones de las subastas de energía de 2019, así como de las proyecciones que contempla el Plan Energético Nacional de la Unidad de Planeación Minero - Energética (Upme). Se ubicarán en todo el territorio nacional y permitirán continuar diversificando la matriz energética, que, tal y como se espera, proyecta consolidar hasta 12% en solo energías no convencionales.

“La reactivación sostenible es una apuesta en tres ejes estratégicos: primero, hacer realidad la transformación energética, y ejecutar todos los parques y las granjas solares. También la diversificación de la canasta minera, y, además, en el sector de hidrocarburos lograr capitalizar las grandes apuestas costa afuera que tiene el país”, explicó Diego Mesa, ministro de Minas y Energía.

En concreto, según el plan del Gobierno, serán nueve proyectos eólicos que se ubicarán en La Guajira, mientras hay cinco solares que estarán en César, Córdoba, el Valle del Cauca y Tolima. A estos se sumarán tres térmicos en Valle y Córdoba, y un proyecto de hidrogeneración en el departamento de Caldas.

La mayoría de estas iniciativas tienen el compromiso de entrar al sistema a partir de enero de 2022, por lo que se estima que a lo largo de estos casi dos años se consolidarán inversiones anuales por US$2.000 millones.

Así lo explicó Germán Corredor, presidente de la Asociación de Energías Renovables (Ser Colombia), quien destacó que todos van relativamente bien, pero que aún falta solucionar algunos temas de consultas previas. “Todo dependerá de si se pueden llevar a cabo estas consultas y que no tarden mucho tiempo. Al momento de iniciar fase de montaje, la construcción de un proyecto eólico, por ejemplo, podría tardarse más o menos un año. De ahí que también se necesitan los equipos que son importados de Europa y China.

El otro eje de la reactivación se enfocará en la ejecución de las líneas de transmisión de energía, tal y como lo explicó el presidente Duque esta semana. Según el Ministerio, son nueve proyectos en total que están a cargo del Grupo Energía Bogotá, ISA y Empresas Públicas de Medellín (EPM). De hecho, una de las más esperadas es la subestación y líneas de La Colectora, que prevé conectar a La Guajira y Cesar, la cual estaría lista a más tardar en 2023.

En fila también están las líneas para reforzar la Costa Caribe y la Línea Virginia - Nueva Esperanza, que conectará a Risaralda, Tolima, Caldas y Cundinamarca. La ejecución de estas obras, de hecho, se hará en medio de la licitación de la Regasificadora del Pacífico, que ya avanza a buen ritmo luego de que el pasado 30 de junio salieran a socialización los documentos para seleccionar el nuevo inversionista que se encargará del diseño y la construcción de este complejo.

Por ahora se prevé que gran parte de estos proyectos inicien su construcción a partir del próximo año.

Sector le apunta a cuatro iniciativas mineras

El Ministro de Minas y Energía confirmó que el país apunta a la diversificación de la canasta minera, por lo que ya se vislumbran cuatro proyectos mineros estratégicos en Colombia. Se trata de nuevas minas de oro y cobre, que complementarán la oferta nacional y jalonarán transferencias por más de US$4.500 millones de inversión extranjera directa. El primero de ellos, tal y como lo explicó el funcionario, será Buriticá, que prevé entrar en operación este año, así como Soto Norte en Santander, Gramalote en el mismo departamento y Quebradona en Antioquia.