El fenómeno meteorológico mantendría vientos de 250 kilómetros por hora y estaría a menos de 56 kilómetros de la isla de San Andrés

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

El huracán Iota sigue su paso por Centroamérica causando grandes estragos. Tras pasar a categoría cinco se aproxima al archipiélago de San Andrés y Providencia con vientos de hasta 250 kilómetros por hora.

La Dirección General Marítima informó que el fenómeno meteorológico presenta ráfagas de hasta 287 kilómetros por hora y se estaría desplazando a una velocidad de 16 kilómetros por hora.

El reporte muestra que Iota está a ocho kilómetros de Providencia, 15 de Santa Catalina y 56 de San Andrés, con lo que las islas estarían presentando vientos fuertes y mareas ciclónicas que podrían alcanzar los seis metros de altura.

Ayer en la noche las autoridades del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos ya había advertido sobre el huracán que no dejaba de fortalecerse. "Iota podría ser un catastrófico huracán categoría cinco cuando se aproxime a las costas de América Central esta noche y se espera un debilitamiento rápido luego de que toque tierra", añadió.

El gobernador de San Andrés, Everth Hawkins, mostró gran preocupación por la situación, pues ayer en la noche la isla de Providencia estuvo completamente incomunicada, aumentando la incertidumbre la catástrofe. "No hay comunicación ni satelital, ni VHF y menos por telefonía móvil", dijo el funcionario en su Twitter.

Por ahora, además de lo que diferentes usuarios han compartido en redes sociales sobre los estragos que dejó el huracán en la Isla, no hay un reporte oficial de los daños que ocasionó.

Por ahora, tanto el aeropuerto de Providencia como el de San Andrés permanecen cerrados por orden de la Aeronáutica Civil. El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) había previsto vientos con intensidades entre los 178 kilómetros y los 117 kilómetros.