Las firmas habilitadas para realizar los proyectos son ecopetrol, Exxonmobil y Drummond, minera que por primera vez entraría en este negocio

Ana María Sánchez

El país avanza en la posibilidad de empezar con el fracturamiento de pozos para la extracción de gas y petróleo. La Agencia Nacional de Hidrocarburos cumplió con el cronograma establecido y ya dio a conocer que Ecopetrol, ExxonMobil y la minera Drummond son las empresas habilitadas para que hoy inicie la presentación de propuestas para hacer los pilotos.

Luego de que en septiembre se abriera el proceso de selección y se publicaran los términos de referencia definitivos para iniciar la actividad, la ANH dio a conocer que las tres ya mencionadas eran parte de la lista preliminar de habilitadas para participar en este negocio.

Así, la semana pasada, finalmente dio a conocer que definitivamente estas mismas tres empresas serían las encargadas de iniciar con la investigación de los pilotos de fracking en las zonas habilitadas. Por lo que quedaron por fuera de la lista final de habilitados firmas como Patriot Energy, ya que no se acreditó el cumplimiento de las capacidades exigidas en los términos de referencia divulgados por la ANH.

Con este cronograma, y si las empresas y el Gobierno cumplen con lo requerido, la adjudicación de contratos de pilotos de fracking se haría el 23 de noviembre de este año, y a partir de ahí empezaría la celebración de contratos, incluyendo el trámite de licencias ambientales.

Según Carlos Leal, presidente de la Junta Directiva de Acipet, el realizar estos proyectos significa para el país poder extender la autosuficiencia en petróleo y gas más allá de 20 años.

Incluso, aseguró que los recursos de hidrocarburos en el Valle medio del Magdalena se estiman en 5.000 millones de barriles que son más de tres veces las reservas actuales.

“Con el desarrollo de esta actividad se podría mantener la posibilidad de exportar crudo que representan hoy US$24.000 millones, y garantizar ingresos fiscales a la nación de $10 billones”, dijo Leal.

Gremios petroleros advierten que con el desarrollo de estos proyectos se demandarán inversiones cercanas a US$600 millones anuales. De hecho, de pasar a una eventual fase de explotación, calculan que se llegaría hasta US$5.000 millones. Así mismo, el Gobierno estima que de implementarse esta técnica se podría alcanzar un recaudo fiscal que asciende hasta $323,7 billones.

LOS CONTRASTES

  • Francisco LloredaPresidente de ACP

    “Si los pilotos llegan a fase comercial y de producción, los estimativos indican que podrían proporcionarle al país alrededor de 450.000 barriles diarios”.

Las propuestas de las empresas participantes no toman al mercado por sorpresa, pues el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, ya había anunciado que de ser habilitados para los proyectos tenían la infraestructura preparada e inversiones con las que esperan que a partir de 2021 se empiecen a desarrollar.

En este sentido, también se conoció que ExxonMobil habría llegado a un acuerdo con Ecopetrol para desarrollar estos proyectos en la cuenca del Magdalena Medio. Así, con esta alianza, la petrolera estatal tendría la oportunidad de contar con la petrolera privada más grande del mundo para desarrollar proyectos en los que ya tienen experiencia y tecnología.

Un dato a resaltar fue que, por primera vez, una minera como Drumond entraría al negocio en la cuenca Cesar-Ranchería.

“El Gobierno hecho un esfuerzo muy importante por completar el marco regulatorio especial para los pilotos, y cuatro compañías han manifestado interés en los mismos, pero aún no se sabe si finalmente presenten propuestas. El camino ha sido largo y completo, y deben evaluarlo con sus casas matrices.”, afirmó Francisco Lloreda, presidente de la ACP.