Con el regreso del pico y placa algunos consideran pagar por no tener esta restricción en la capital, pero se suman más puntos

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Así como los instructores de conducción siempre dicen que “manejar no es solo ir hacia adelante”, tener un carro no es solo “pagar por gasolina”. Detrás de un carro particular hay una serie de costos que fácilmente entran dentro de esa lista de “gastos hormiga”.

Este tema vuelve a cobrar valor por estos días en los que regresó el pico y placa en Bogotá, y quienes ya cuentan con un vehículo, han considerado comprar otro para saltar esta medida; o incluso, están decidiendo si vale la pena o no pagar por quedar exento.

“El primer punto es que los gastos detrás de un carro claramente varían según la gama, y muchísimos factores”, dijo el presidente de Andemos, Oliverio García. LR, entonces, reconstruyó los costos más comunes que tienen los propietarios de un vehículo e intentó sacar precios aproximados con base en gastos que están fijados por el Gobierno, y otros opcionales.

Esos se dividen entre la tarifa del Soat, impuesto vehicular, revisión anual por 5.000 o 10.000 kilómetros, técnico mecánica en unos casos, seguro todo riesgo (obligatorio si es un carro financiado), la gasolina, y hasta el lavado básico que se sugiere una vez al mes (ver gráfico).

Simulando la tarifa
Para hacer aún más evidentes esos ‘gastos hormiga’ tendremos como ejemplo el carro que más se vendió en agosto según Andemos, el Chevrolet Onix.

Si se trata de un carro financiado, el promedio de años a los que difieren los colombianos la compra de un vehículo está entre cuatro y seis años, así que el primer punto es calcular que una línea como el Onix está desde $49,7 millones.

LOS CONTRASTES

  • Oliverio García Presidente de Andemos

    “Siempre que se habla de inversiones que deben tener en cuenta las personas, hay que ser claros en que el perfil del usuario y el modelo del carro, es algo que hace variar cualquier estimado”.

Según esto, se puede hablar de una cuota mensual de $694.000 como mínimo, (diferido a 72 meses), lo cual varía según quien financie el carro. Adicional aparece el Soat que estaría en $320.750; el impuesto vehicular que, según el modelo, puede ser hasta más de $1 millón; el lavado básico si es una persona que decide hacerlo una vez por mes estaría en $252.000 al año.

Luego del primer año, la revisión significaría más de $700.000, mientras que en 11 galones de gasolina son $87.692. Y como es un carro pagado por cuotas debe tener un seguro todo riesgo, que cuesta, en promedio, $1,2 millones.
Es decir, serían cuotas mensuales, (precios aproximados) de casi $1,1 millones o más de $13 millones al año.

A esto se suma que, con las tarifas de $2 millones para la exención opcional de pico y placa en Bogotá por seis meses, o $4 millones para un periodo de un año, mantener el carro modelo le costaría, aproximadamente, entre $15,1 millones y $17,1 millones al año.