Esta calificación se sumó a la misma decisión que tomó Standar & Poor's la semana pasada, dos de las firmas más importantes del mundo

Juan Sebastian Amaya

Fitch Ratings ratificó las calificaciones de incumplimiento de emisor (IDR) de largo plazo en moneda local y extranjera de Colombia en 'BBB-,' con perspectiva negativa.

Con esta ratificación en la calificación crediticia, el país aún conserva su grado de inversión, después de que, recientemente, Standard & Poor's también mantuviera estable la calificación.

Para la firma internacional, la calificación 'BBB-' de Colombia refleja el largo historial del gobierno de políticas macroeconómicas conservadoras que han apuntalado la estabilidad macroeconómica y financiera.

"Sus calificaciones están limitadas por una alta dependencia de los productos básicos, métricas externas más débiles en comparación con sus pares, una carga de deuda pública en aumento y debilidades estructurales en términos de un PIB per cápita más bajo e indicadores de gobernanza más débiles en comparación con sus pares", puntualizó.

Entre tanto, la perspectiva negativa refleja los riesgos a la baja para las perspectivas de crecimiento económico y las incertidumbres sobre la capacidad de la respuesta de política del gobierno para recortar decisivamente los déficits y estabilizar y, eventualmente, reducir la deuda en los próximos años, luego del fuerte aumento de la carga de la deuda del gobierno general como resultado de la pandemia de coronavirus.

Fitch pronostica que la economía se contraerá un 6,9% en 2020 (en general en línea con la mediana actual de BBB de -6,7%), y que se recuperará un 4,9% en 2021 dados los severos bloqueos que afectaron negativamente la demanda interna.